Ya recorre el mundo la máquina argentina que hace postres exprés

Fuente: ADN Digital ~ Desde que aparecieron en el mercado las primeras cafeteras exprés hogareñas, sus ventas no han parado de crecer, a tal punto que en Argentina el consumo de cápsulas aumentó un 82 % en el primer trimestre 2019 en relación al 2018.

Inspirada en este sistema, la empresa argentina Tigoût inventó una inédita máquina que permite hornear postres en menos de doce minutos.

Scones cítricos, crumbles de manzana, blondies de chocolate blanco, volcanes de dulce de leche, muffins de frambuesa y choco fudge son sólo algunas de las opciones que puede elegir el consumidor.

Para hornear cada uno de los postres (que se venden congelados y no poseen ni aditivos ni conservantes), se deben colocar las cápsulas en la máquina y programar su cocción, que varía en función del producto.

“La empresa nos pidió asesoramiento sobre estrategias para aumentar la vida útil del producto y sugerimos comercializar las cápsulas congeladas, para responder a requerimientos de exportación. Llegamos a esta conclusión luego de elaborar formulaciones de muestra y realizar un seguimiento microbiológico, sensorial y funcional de cada una”, detalló Mariana Sánchez, quien coordina los proyectos de desarrollo vinculados a alimentos en el INTI.

Cabe consignar que los especialistas del INTI también brindaron asistencia en la selección de proveedores y en el cambio de escala.

“Venían haciendo lotes de un kilogramo, e hicimos un salto en el tamaño del batch de veinte veces, lo que implicó ajustar algunos parámetros del proceso. El escalado nos brindó información de tiempos productivos, mermas, necesidades de equipamiento, mano de obra y costos de producción”, agregó Sánchez.

“A fines del 2019 lanzamos las primeras máquinas al mercado para testear su funcionamiento con diferentes usuarios y relevar información sobre las preferencias de consumo (como pueden ser los días, horarios, tipo de postre, entre otros parámetros)”, comentó Rodrigo Córdoba, CEO de Tigoût.

En relación a los planes comerciales, anticipa que a fin de este año comenzarán a vender equipos en Madrid y, a medida que ingresen inversiones, desarrollarán el negocio en otras ciudades de Europa, América y Asia. También tienen previsto desarrollar para el 2020 seis cápsulas nuevas de alimentos salados.

La tecnología se desarrolló íntegramente en Argentina con empresas nacionales y fue patentada, porque no existía otra similar en el mundo.

“Estoy muy contento con el aporte del INTI al proyecto, especialmente por el trato, el recibimiento, la flexibilidad y la adaptación a los cambios que se fueron dando”, completa el CEO de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *