Pizzerías tradicionales pagaron una porción de los sueldos y negocian suspensiones

Fuente: BAE ~ La mayoría de las pizzerías no pagaron la totalidad de los sueldos de marzo. Grandes cadenas como Kentucky o La Continental promediaron el 50%, otras pertenecientes a uno de los más conocidos empresarios gastronómicos del país, directamente no abonaron nada. La cámara que las nuclea y el sindicato negocian el pago y suspensiones con rebaja de sueldos en abril y mayo.

El panorama para los trabajadores del sector es muy preocup ante aseguran de sde el Sindicato de trabajadores pasteleros, servicios rápidos, pizzeros, confiteros, heladeros y alfajoreros (STPSRPCHyA).  La cadena Kentucky mantienen cerrados la mayoría de sus 50 locales desde que arrancó la cuarentena por el coronavirus, no ofrecen ni delivery  y pagaron a sus trabajadores sólo el 50%.

La Continental cuenta con 25 locales y 650 trabajadores , la mayoría cobró el 50% de marzo, algunos maestros pizzeros apenas recibieron el 30% de sus salarios que rondan los $60.000.  Ahora trabajan con una reducción horaria, sólo 5 horas por turno. La cadena  de pizzerías Ugi’s tiene un centenar  de locales con varias razones sociales,  en algunos pagó la mitad del sueldo de marzo, en otros alcanzó el 80%, informan desde el sindicato.

La histórica marca de pizzerías Romario que cuenta con 100 empleados  sólo pagó el 60% de los sueldos de marzo, explicaron. Algunos tienen intenciones de completar el pago, otros ni hablan del tema.

En la emblemática pizzería Güerrín, que maneja el mismo grupo gastronómico de Kentucky, son 100 trabajadores. Esta cerrada desde el inicio de la cuarentena, el mismo día que arrancó despidieron a tres bacheros que no estaban en blanco. Al resto le pagaron primero $10.000 y luego $4000. Para algunos representa la tercera parte del sueldo, para otros la mitad. Hasta la pizzería Pim Pum, un símbolo del barrio de Almagro sólo pagó el 50% de los sueldos de sus empleados.

En zona oeste, hay dos empresarios fuertes que administran las principales pizzerías de la zona son Francisco Galichio y Benjamín Cuadra, reconocido por ser uno de los dueños de la tradicional confitería Las Violetas, quien fue también dueño de La London, luego denunciado por su socio.  Su sello está en marcas históricas de Morón como Tokio, La vaca lechera, La Intendencia, Camorón y La Farola. En Moreno y Merlo suman otras. En la mayoría no pagaron ni la mitad de los sueldos y en algunas, como en Camoron no les dieron ni un vale por el mes de marzo a sus 20 trabajadores. Algunos trabajadores ya no tienen ni qué comer y van a comedores cercanos por un plato de comida. Sólo reciben como respuesta que “no cobrarán hasta que termine la pandemia y reabran”.

La situación es muy compleja. La Asociación de propietarios de pizzerías y casas de empanadas (APPYCE) tiene 4500 socios, reconoce las dificultades para pagar marzo, por eso asegura que necesita llegar a un acuerdo con el sindicato.

BAE Negocios consultó a Gustavo Levinson, directivo de APPYCE, quién señaló: “Queremos mantener nuestras empresas en marcha, no concebimos despidos, ni cierre de fuentes de trabajo. No todos pueden hacer delivery y eso no nos permite cubrir los salarios. Si bien el decreto del Gobierno nos da una gran ayuda, necesitamos acordar con el gremio y evaluamos dos o tres variables”.

Hasta la salida del decreto que promete abonar el 50% de los sueldos a empresas de este tipo, este era el pedido: “Vamos a tener que suspender trabajadores y hacerles un descuento en su salario, queremos que sea la menor cantidad de suspensiones posibles. Pedimos una reducción horaria para que más gente trabaje menos horas. La idea no es despedir. Las horas que se trabajen serán pagadas al 100%. No podemos prometer la misma cantidad de horas. Queremos una reducción de sueldos de los suspendidos de entre un 50 y 60% del neto, de lo que reciben en mano”, explicó el director de APPYCE.

El decreto del Gobierno podría cambiar las exigencias, pero dicen que todavía no lo analizaron.

El argumento de APPYCE: “El mismo sindicato negoció con McDonald’s, Burguer King y otras empresas que tienen muchísimas espaldas más que nosotros, hablamos de multinacionales que pueden sobrevivir a pandemias, terremotos, inundaciones y acordó una rebaja del 30% del sueldo bruto en abril. Nosotros somos la mayoría empresas familiares, pedimos reducción horaria para no tener que suspender a muchos, nos tienen que conceder el pedido. El decreto no está reglamentado, no puedo decir que voy a pagar el 100%, este es hasta ahora nuestro pedido”.

Un reclamo que hacen al Gobierno es que les permita poder vender en el mostrador, desde APPYCE se quejan que las comisiones que les cobran las app no son nada económicas. “Van desde el 10 al 35% las comisiones de algunas app, depende si ponemos el chico del delivery nosotros o ellos y nos pagan la mercadería alrededor de  los 15 días. Al casi no vender, no estamos bien parados para poder negociar. No es fácil comenzar con el delivery para una pizzería que no lo tiene. En cambio, puedo reconvertir a un mozo y que venda pizza en el mostrador. Si hasta las panaderías y las fábricas de pastas venden prepizzas…”, explicaron.

Mientras negocian sindicatos y pizzeros, los trabajadores siguen muchos sin cobrar los sueldos de marzo y sin saber cuánto cobrarán a futuro. El precedente de la negociación con los gigantes del fast food, anima al sector a conseguir un porcentaje de rebaja de sueldos mucho mayor. Pese a que el Gobierno acelera la ayuda, ya anunciada en un decreto.

One thought on “Pizzerías tradicionales pagaron una porción de los sueldos y negocian suspensiones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *