Coronavirus: Cerrar preventivamente o “reinventarse” con el delivery

Fuente: Ambito ~ A la espera de una disposición específica, distintos establecimientos optaron por la prevención del Covid-19 al evitar el ingreso del público. Otros apostaron por “reinventarse” con el delivery.

El Gobierno, en una nueva conferencia de prensa, volvió a pedir a la población que practique el “distanciamiento social” y evitar los grandes grupos de personas. A la vez, la Ciudad de Buenos Aires había restringido a 200 concurrentes los espacios cerrados para el esparcimiento, como las confiterías, los teatros y los cines.

¿Pero qué pasa con los restaurantes? Más allá de que muchos toman precauciones como crear cartas específicas para delivery o limitar el número de asistentes, otros optaron por cerrar sus puertas a modo de responsabilidad individual para evitar la circulación comunitaria del Covid-19. A modo de guía, Ámbito realizó un relevamiento.

A apenas dos días de inagura, el restaurante Mercado de Liniers –la apuesta del ex chef de Casa Rosada Dante Liporace con un grupo de amigos- decidió cerrar sus puertas hasta el 31 de marzo y reprogramó todas las reservas tomadas hasta esa fecha, según anunció en su propia cuenta de Facebook. La misma decisión fue tomada por otros establecimientos para los cuales este chef diseña la carta, como Uptown & The Bronx; Trade; Bourboun, Brunch & Beer, según anunciaron en sus propias redes sociales.

Por su parte la parrilla Bestia, el restaurante de carnes de Nacho Trotta en el Bajo San Isidro comunicó también que desde el 17 de marzo cerrará sus puertas y está busca la posibilidad de adaptarse y realizar deliverys.

A la vez el palermitano de comida árabe Gran Dabbang comunicó a través de Instagram que mientras están “pensando” como proceder pero para cuidarse, permanecen cerrados.

También el chef Gonzalo Aramburu tomó la misma decisión al cerrar al público los restaurantes Aramburu y Bis de Aramburu, que adoptaron la decisión a partir de este martes. También se tomó la misma determinación en Uco, el restaurante ubicado en el Hotel Fierro.

Otros establecimientos que también optaron por cerrar son Vallegrande, Local, Gallo Negro y Osskaffe, de acuerdo con un relevamiento que lleva en su cuenta de Instagram Cecilia Bou, a través de su cuenta de Instagram @chicaelectricaa.

Estrategias de reinvención sin cerrar

Algunos restaurantes como Dandy apostaron al delivery, ya sea en sus locales Grill, Deli o Classic. A la vez, el italiano Trattoría Olivetti apelará a una carta reducida para entrega a domicilio.

Otros también ofrecerán este tipo de servicio por primera vez a través de convenios con la empresa Rappi, entre ellos los restaurantes de pasta Sottovoce, Quotidiano y El Burladero, especializado en cocina española y Fervor, Brasas de Mar y Campo.

También de forma inédita Osaka, uno de los máximos referentes de cocina nikkei, se encuentra elaborando una carta restringida para delivery y take away tanto en sus sucursales de Palermo y Puerto Madero.

Por último, Germán Sitz, uno de los chefs creadores de los restaurantes Niño Gordo, La Carnicería y Chori informó que seguirán abiertos pero con menos comensales, agregarán alcohol en gel en todas las mesas e implementarán la opción de take away para que la gente pueda llamar y buscar su comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *