Advierten que “el 30% de la gastronomía nacional va a desaparecer”

Fuente: Ambito ~ El empresario gastronómico reclama medidas urgentes para hacer frente a la crisis del sector.

Con una caída de 45% en los tickets, con relación a un año atrás, “la situación del sector gastronómico en nuestro país es dramática, sostiene Marcelo Boer, dueño de cuatro restaurante y uno de los fundadores de la convocatoria No más #sillasalrevés que se visibiliza a través de la plataforma Change.org. Se trata de un movimiento independiente de gastronómicos argentinos, de coordinación nacional, que se creó “en reclamo de las medidas de emergencia federales para hacer frente a las políticas de aislamiento más extensas del mundo”. Boer señaló que el 30% de la gastronomía nacional va a desaparecer”. Junto con la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) y la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC), comparten el análisis de “la extrema situación” que atraviesa el sector y la necesidad de encontrar medidas urgentes. Rescatan que el sindicato se ha mostrado dispuesto a colaborar y acompañar ante la necesidad de supervivencia del sector.

Cabe señalar que la gastronomía emplea de manera directa a más de 650.000 personas. Se estima que en promedio cada local contrata a 12 personas, siendo el mayor empleador por metro cuadrado en comercio con el agregado que un 70% de empleados son menores a de 24 años, lo que resulta de vital importancia dado que en este rango etario se encuentran las tasas de desempleo más altas en nuestro país: 3 veces más que el promedio general.

Acotan que, según el Indec la actividad gastronómica está entre las primeras diez generadoras de valor en Argentina. En 2019 el sector representó aproximadamente 500.000 millones de pesos del PBI, siendo de los mayores generadores de empleo por monto de inversión.

A continuación, el diálogo mantenido con Ámbito:

Periodista: Estamos por culminar el año ¿cómo ha sido la situación del sector, comparado con el año anterior y con los meses anteriores?

Marcelo Boer: La situación del sector gastronómico en nuestro país es dramática. Este año fue claramente muy malo con respecto al año anterior y en este momento, con respecto a los anteriores, estamos en un 40% menos de tickets. Entre un 40% y un 50% de los tickets con respecto a lo que fue el año pasado el mismo mes. La situación es realmente muy compleja.

P.: ¿Cuántos establecimientos estiman que han cerrado o cerrarán?

M.B.: No contamos por el momento con un número exacto de locales que ya cerraron, pero sabemos que fueron muchos. En la época más dura de la cuarentena se estimaba que cerraban 80 locales gastronómicos por día en todo el país. Pero lo más preocupante es que en los próximos días podrían cerrar muchos más, teniendo en cuenta que, en principio, se corta el ATP. Esto va a hacer que muchos locales no se puedan seguir sosteniendo y deberán cerrar. Es por esto que desde el movimiento Sillas Al Revés y junto a las cámaras sectoriales solicitamos al gobierno la extensión del ATP hasta junio 2021.

P.: ¿Cuánto personal piensa que se quedó sin trabajo?

M.B.: En cuanto a personal, hay mucho que no está contabilizado de lo que dejó de trabajar pero seguramente estamos entre un 10 y un 20%. Recordemos que está vigente la imposibilidad de despedir trabajadores. Vemos también que mucha gente que vivía en provincia, como no podía sostener sus alquileres, se fueron a vivir a sus casas en sus respectivas provincias y ciudades por lo que dejaron de trabajar.

P.: ¿Tienen faltante de productos?

M.B.: Gran parte de lo que tiene que ver con la importación. También lo que se consigue se encareció muchísimo.

P.: ¿En cuánto se incrementaron los precios de los productos que utilizan?

M.B.: Todo lo que viene de países limítrofes se incrementó o es difícil de conseguir. Obviamente por el problema del traspaso de mercadería por el tema del Covid y por el tema de los precios. Hay cosas que se hicieron casi imposibles y hay que buscar reemplazos y hasta en algunos lugares se tuvieron que cambiar la carta por no conseguir el reemplazo de lo que podría ser, subiendo tanto los costos. Hay productos que incrementaron hasta el 100% o más.

P.: ¿Cuánto es hoy la facturación promedio y qué les cubre de los costos?

M.B.: Estamos entre un 40 y un 50% de tickets. Para entender, siempre contamos la cantidad de tickets que tenemos promedio por mes y con respecto al mismo mes del año pasado, estamos en 45% menos aproximadamente. Con el 50%, más el ATP estaríamos cubriendo una parte de los costos. Sacando el ATP, estaríamos entre un 20 y 25% abajo. Eso en un promedio general de la gastronomía. Obviamente hay casos de éxito o de pérdidas tremendas que llevaron al cierre.

P.: ¿Cuántas empresas del sector tuvieron que recurrir a ATP?

M.B.: Las empresas que recurrieron al ATP son todas las posibles. Lo que es gastronómico el 100%.

P.: ¿Cuentan con la continuidad de alguna ayuda oficial ahora que el ATP se discontinua?

M.B.: Por ahora no está confirmado ningún tipo de continuidad con respecto al ATP. Se habla de algo que es el REPRO, que sería el 50% de lo que era el ATP. Todavía no está 100% confirmado. Esto genera mucha incertidumbre y un panorama muy complejo para nuestro sector.

Nosotros estuvimos trabajando para acercar al gobierno alternativas y propuestas que puedan ayudar a las partes a transitar el mejor camino posible para todos. Entre las acciones que evaluamos se encuentran, entre otras.

Entre los reclamos que solicita el sector se encuentran:

  • La extensión del ATP hasta junio de 2021, bajando el costo de aportes y contribuciones.
  • Reducción del impacto fiscal eximiendo mitad del IVA e Ingresos Brutos o bien la inmediata aplicación del Decreto 814/01 (hoy sin efecto) que permite el cómputo como Crédito Fiscal en IVA de parte de las Contribuciones Patronales efectivamente abonadas.
  • Apoyo para reestructuración de deudas que vencen durante 2021 y créditos a tasa 0 para componer la cadena de pagos
  • El lanzamiento de programas nacionales de incentivos al consumo incluyendo Precios Cuidados, Ahora 12 y Ahora Gastronomía.

P.: ¿Tuvieron ayuda económica parar adecuar sus establecimientos al protocolo por el Covid?

M.B.: No tuvimos ningún tipo de ayuda. Todos los programas que había de Nación y Ciudad eran bastante complejos para poder acceder. Te pedían estar al día y era muy difícil estar al día en muchas cuentas bancarias por la situación actual que nos toca atravesar.

P.: ¿Cuantos restaurantes podrán sobrevivir?

M.B.: Estimamos que el 30% de la gastronomía nacional va a desaparecer. El 70% restante podría sobrevivir, del cual un 20% va a estar muy golpeada y con panorama incierto, y el otro 50% va a ir saliendo de a poco en base a un gran esfuerzo y generando muy poca rentabilidad.

P.: ¿La gente tiene cierto temor de ir a comer afuera por el Covid?

M.B.: La gente tiene cierto temor por ir a comer afuera. Hay un sector que sigue teniendo mucho miedo y lo ves cuando van a consumir. Te piden lugar afuera, que no sea adentro. Si ven que la mesa no está en el lugar que ellos pidieron, se van. Obviamente que eso es lo que pasa cuando la gente va. Hay muchísima gente que directamente no va. Sobretodo es el target de gente de 55 años para arriba. Son los que más miedo tienen y es entendible. Por eso es muy importante que entre todos nos podamos cuidar y respetar los protocolos. Es la única manera de poder garantizar un trabajo seguro tanto para clientes como para trabajadores.

P.: ¿Cuáles son las expectativas del sector para Navidad y Año Nuevo?

M.B.: Son las de estar mirándonos a ver qué va a seguir sucediendo, a ver si vamos a contar con la ayuda del gobierno o no. Es muy difícil proyectar.

P.: ¿Qué esperan para el año que viene?

M.B.: Lo más importante es que no vuelva el virus, que no pase lo mismo que está pasando en Europa. Estar más preparados para eso, que esto siga con un movimiento como el que estamos teniendo. Que por lo menos la gente empieza a confiar en nosotros. Empezamos a incrementar el consumo. Hicimos un programa para entender dónde estaríamos parados y recién para octubre, noviembre del año que viene estaríamos recuperándonos del golpe que tuvimos, más allá de quedar en la parte impositiva con planes a 10 años y ahí recién estaríamos pudiendo volver a tener algún tipo de utilidad en esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *