Cómo hace la heladería Chungo para sumar más clientes

Fuente: Clarín ~ Ariel Davalli, titular de Gelato Natural, más conocida por su marca Chungo, eligió el modelo de asociatividad para transformar la experiencia de su cadena de heladerías y cafés en locales con todo tipo de oferta gastronómica. Davalli asoció a Chungo con Amoedo Comidas Caseras, que provee a los locales de Chungo de comidas congeladas como tartas individuales, sopas y muffins vegetarianos.

Ese modelo de asociatividad no nació precisamente de un repollo: fundada en 1973 por Jorge Davalli, padre de Ariel, con una red que hoy abarca 30 sucursales, Chungo viene realizando una fuerte acción de vinculación con el tercer sector, con apoyo a entidades como Fundación Flexer,  Ted x Río de la Plata, Fundación Huerta Niño e INICIA. Fue desde esta última ONG que Davalli combinó responsabilidad social y negocios.

Amoedo Comida Casera es una empresa de elaboración de alimentos fundada en 2006 por los hermanos: Andrés y Matías Amoedo. Desde 2006 cuenta con un restaurante en el centro cívico de San Isidro y en 2016 montaron una planta de elaboración en Béccar. “Nuestra cocina es 100% por ciento natural, sin conservantes”, cuenta Matías Amoedo. En 2017 participaron de un curso para emprendedores en INICIA,  “Empresas del mañana”, donde se vincularon con el titular de Chungo.

Cuenta Amoedo que un mediodía, mientras almorzaba en el Chungo de Arribeños y Roosevelt, en Belgrano, a Matías se le cruzó la idea: “Nuestros productos irían muy bien en estos locales”, pensó. “Tiempo después, me comuniqué con INICIA para solicitarles el contacto de Davalli: ir referido por la organización me facilitó la llegada”.

“Compramos a proveedores los productos que no elaboramos y los de Amoedo son de muy buena calidad y nos sirven para completar nuestra oferta”, destaca Davalli. “Nos conocimos hace unos años cuando ellos comenzaban con su proyecto y, en ese momento, no cumplían requisitos formales que nuestra marca requiere para aceptarlos como proveedor”, cuenta. “Luego cumplimentaron esta formalidad y pudimos comenzar a trabajar juntos”.

“Para nosotros significó empezar a jugar en una liga superior: Chungo tiene estándares de calidad muy elevados y este desafío hizo que tuviéramos que mejorar procesos, que, a la vez, nos permitieron llegar a clientes nuevos como proveedurías de Nordelta, Santa Bárbara y algunas tiendas de congelados y dietéticas de la Ciudad de Buenos Aires y de la zona norte”, explica Amoedo. Desde mayo de este año, Amoedo Comidas Caseras es la proveedora de Chungo

Por el lado de Chungo, el principal beneficio de la asociatividad estuvo dado por “conseguir un proveedor dispuesto a desarrollar productos a medida de nuestra empresa, además de que nos dio la posibilidad colaborar con el desarrollo de un emprendimiento reciente”, según describe Davalli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *