Rechazo a la “propina sugerida” para la gastronomía

Fuente: Los Andes ~ La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de Ley de Guillermo Pereyra (Frente Renovador) a través del cual se incluirá en las facturas o comprobantes la leyenda “propina sugerida” para mozos, mozas y personal de cocina de establecimientos gastronómicos. Según el proyecto, el monto de la propina será del 10% respecto al total de la consumición.

Además, la normativa aclara que el monto obtenido por el trabajador proveniente de las propinas por él recibidas “no podrá ser descontado de su remuneración ni de los adicionales que perciba el mismo de conformidad al convenio colectivo”.

Tomás Carsole es mozo y cree que “sería un gran beneficio que se contara con una ley así. Me parece importante para las personas que utilizan el trabajo de mozo para mantener a su familia o pagarse los estudios”.

Por otra parte, consideró que “la propina es una cuestión moral y hay gente que no quiere o no puede dejar propina porque sale a comer una vez cada tanto y que por más que 10% no sea significativo, no deja de ser un incremento. Por eso se me generan sentimientos encontrados. Creo que es necesario y puede beneficiar porque hasta pueden dejarte más. Aunque sería chocante si fuese obligatorio”.

“Sería ilegal”

Fernando Barbera es presidente de la Asociación Empresaria, Hotelero, Gastronómica y Afines de Mendoza (Aehga) y miembro de la FEM, se mostró disconforme con el proyecto. “Luego de que se comentara la iniciativa se invitó a los autores del proyecto de ley para conversar de la temática, pero nunca lo hicieron. No escucharon al sector empresario”, remarcó Barbera y agregó que el Estado no debería involucrarse en la relación del cliente con el mozo o viceversa.

Pero además, recordó que está discusión “ya se dio y que fue resuelta en 1982, cuando sindicato y federación llegaron a un acuerdo”. En esa oportunidad se determinó que al salario se le agregaría un complemento de servicio de 12% del básico.

“Es un tema de muchos años que ya fue resuelto. Además, la ley sería ilegal, porque está prohibida la propina según lo que marca el convenio colectivo de trabajo. Por otro lado y si ponés este ítem en la factura, la Afip te va a cobrar impuestos entonces termina siendo perjudicial”, agregó.

De todos modos, el empresario dijo que la idea está “bien intencionada” para que el cliente o turista entienda que la propina no está incluida, “pero la forma está mal. No es legal así, no corresponde y es probable que no se llegue a reglamentar en caso de que sea aprobada”, insistió el presidente de Aehga.

Por último, Barbera señaló que en caso de que la persona no quiera pagar la propina sugerida lo que debería hacerse es tachar este monto del ticket y el cliente dejarlo asentado en el libro de quejas. “Y por ahí lo que quiere el cliente es pagar e irse, le estás dando una actividad más”, dijo.

En detalle

En los fundamentos de la norma se subraya que “en la actualidad no existe en Argentina ninguna ley de propina sugerida u obligatoria, pero esta suerte de ley no escrita es de indudable conocimiento entre los habitantes, y a su vez se convierte en una parte importante de los ingresos de los mencionados trabajadores”.

El legislador, por su parte,  señaló que “no constituye una obligatoriedad y no tiene nada que ver con aumentar el salario “y agregó: “Actualmente las propinas prácticamente son un presupuesto del precio final que se paga y existe una conciencia social que las mismas son del 10% como mínimo”, detalló.

Por otro lado, Pereyra dejó en claro que en otros países las propinas son incluidas por ley en la cuenta, a veces dentro de la misma, y otras en apartados especiales. “A veces la costumbre social es dejar propinas mayores, de hasta el 20 por ciento, como sucede por ejemplo en los Estados Unidos”.

“Si bien el artículo 113 de la ley de Contratos de Trabajo tiene incorporada la propina siempre que sea habitual y permitida. Creemos que esta ley sería de ayuda para el consumidor y para el empleado ya que informaría de forma fehaciente lo que por costumbre es la propina mínima que se paga y facilitaría al consumidor su cálculo y ayudaría a incentivar al trabajador que se esmeraría en su atención para recibir la misma”, indicó el diputado Pereyra.

No sólo para los mozos

El proyecto presentado en la Legislatura contempla además que los ingresos percibidos como consecuencia de esta ley se repartan  en partes iguales, entre los mozos y todo el personal de cocina.

También incluye la posibilidad de que el consumidor pueda solicitar al encargado del establecimiento que se elimine la propina de la factura cuando el servicio fue prestado de modo insatisfactorio o deficiente. La queja se asentará en el libro de quejas del establecimiento.

La propina en Sudamérica 

El sitio especializado en viajes GoCompare realizó un estudio  en el que destacó cuánto y cuándo es necesario dejar propinas en restaurantes. Por ejemplo en restaurante de  Brasil, la factura suele incluir un 10% por el servicio en la mayoría de los locales. También puede dejarse una propina de entre10% y 15%. En Cuba se suele dejar una propina del 10 al 15% de la cuenta.

En México se acostumbra dejar 15% de la propina en el caso de bebidas y comida, sin tener en cuenta el IVA de la factura. En un bar, hay que pensar en unos 20 pesos mexicanos (30 pesos argentinos) por cada ronda de tragos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *