Pese a poder funcionar al aire libre, sólo 15 restoranes abrieron en Puerto Madero

En muchos casos son estructuras demasiado grandes para que funcionen con tan pocos comensales. Se readecuaron los menús para adaptarse a la nueva realidad.

Fuente: Ambito ~ Puerto Madero vive su momento más duro. Desde que se autorizó hace casi cuatro semanas la gastronomía al aire libre, sólo 15 de los 43 restoranes que hay en la zona abrieron sus puertas. Se trata de un número escasísimo considerando la magnitud de ese polo gastronómico, que con los años supo convertirse en uno de los más lindos paseos de la Ciudad de Buenos Aires.

Puerto Madero me tiene muy preocupado, en los restoranes que hay sobre Alicia Moreau de Justo la facturación es escasa y muy pocos decidieron abrir. Es muy triste porque es un lugar hermoso…”, explicó Ariel Amoroso, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés.

Hoy, aquellos que se animaron a sacar sus mesas y sillas afuera abren en doble turno, pero en la semana no hay prácticamente movimiento. “En la mayoría de los casos, de lunes a jueves no hay más de 30 comensales entre mediodía y noche; distintos son los sábados y domingos al mediodía donde sí hay más afluencia”, sentenció el dueño de un reconocido restorán de la zona.

Incluso muchos debieron readaptar sus menúes, porque stockearse de mercadería sabiendo que el público que reciben es poco, no les resulta redituable. Es por eso que hoy algunas cartas se muestran con opciones reducidas de platos.

“Lo que pasa en Puerto Madero es que los locales tienen un costo fijo enorme y suelen tener estructuras muy grandes para poner en funcionamiento, por los que algunos todavía prefieren no abrir”, agregó Amoroso. Distinta será la situación cuando finalmente se autorice la apertura de los salones interiores de los restoranes, aunque sea con aforo reducido cercano al 30%. De todas maneras, esta medida no está en vista para aplicarse en el corto plazo, pese a los pedidos de los gastronómicos. Se planteó incluso la posibilidad de colocar mesas en el interior de aquellos locales que cuentan con ventanas de tipo guillotina para que los comensales se instalen ahí, pero por ahora esto tampoco fue autorizado.

Algunos reductos de Puerto Madero bajaron hace unos meses sus persianas para siempre, mientras que otros pusieron en venta su fondo de comercio. Pero lo cierto es que recién cuando se habilite la apertura de los salones se conocerá realmente quiénes surfearon estos meses de pandemia.

De todas maneras algunos que estaban a la espera de las habilitaciones o decidiendo si abrir sus inmensas estructuras, lo harán finalmente en los próximos días como una prueba piloto para saber si resulta redituable o al menos aliviana un poco las cuentas que no dejan de ser abultadas.

Hasta marzo de este año los restoranes del dique solían tener dos clientes fieles: los turistas y un sector corporativo dedicado a ferias y congresos. Hoy ninguno de estos forman parte del mapa de Puerto Madero, que debe contentarse con quienes lo visitan en los días de sol al aire libre.

Estacionamiento

Cabe recordar que la zona viene golpeada desde hace años. Durante 28 meses debieron convivir los restoranes con la construcción del Paseo del Bajo. La megaobra hizo que se perdieran miles de espacios para estacionar en una zona donde históricamente la mayoría llegaba en auto. Sumado a esto, la inauguración del estadio de Villa Crespo para recitales llevó a que disminuya la cantidad de eventos en el Luna Park, otro jugador que atraía comensales a los recintos del dique.

Hoy los locales gastronómicos cuentan con el ATP para el pago de los sueldos y lograron hace poco tiempo la eximición de Ingresos Brutos por seis meses. De todas maneras, desde la Asociación que los nuclea siguen impulsando la búsqueda de un mayor alivio para este sector, que continúa pagando el resto de las cuentas como si estuvieran funcionando con normalidad, como por ejemplo el ABL y el agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *