Para Brunello, el sector gastronómico vivió un año muy difícil y pidió reformas

Fuente: El Ancasti ~ El balance de 2018 no fue positivo para el sector ni para la parte privada en general. Para el ex presidente de FEHGRA, no habrá cambios hasta que se den las reformas laborales e impositivas.

Roberto Brunello, reconocido empresario gastronómico de la provincia y ex presidente de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), aseguró que el 2018 fue un año muy complicado para la actividad privada en Catamarca y que para que la situación mejore se deberá realizar una reforma tributaria e impositiva.

“Indudablemente este 2018 que pasó fue un año muy difícil, no tan solo para la actividad nuestra sino para prácticamente todo el sector privado. En lo que hace a la gastronomía, yo veo que mucha gente está abriendo nuevos negocios, hay más venta y puestos de comida rápida, es como que es una salida rápida de una crisis que puede estar pasando una familia y creo que la gente se equivoca. Hoy en día la gastronomía no es lo que era hace 20 o 30 años. Hoy es muy difícil; quizás coyunturalmente te sirva para salir del paso pero no es para el mediano o largo plazo. Y es ahí donde la gastronomía tradicional, de negocios familiares, se ven afectados por este fenómeno que es entendible debido a la situación” analizó el reconocido empresario gastronómico en diálogo con El Ancasti.

En ese sentido indicó que en el 2018 se dieron una suma de factores “que jugaron en contra de la actividad”, lo que generó que sea un año difícil.

Para Brunello, esta situación es parte de un proceso del sector que viene en baja desde hace algunos años. “En lo que hace al turismo se ve que hubo un poco de más de movimiento interno, fruto de la macroeconomía, porque antes la gente optaba por irse fuera del país y hoy con el dólar a $40 opta por recorrer en forma corta, por 2 o 3 días, distintos lugares del país. Pero indudablemente con un cuidado muy especial en los gastos. Busca comidas económicas, alojamiento económico, reduce sus compras” detalló.

Brunello recordó que cuando era presidente de FEHGRA ya advertía este cambio de hábitos que hoy se agudizó. Este diario también realizó varios informes con opiniones de dueños de otros bares y restaurantes locales que aseguraban que se está viviendo una de las peores épocas para el sector debido a la crisis económica.

El empresario señaló que la inversión en gastronomía “es un riesgo muy grande”. “La gente está confundida, piensa que la gastronomía es una salida rápida, que va a ganar dinero, y no es así. La presión tributaria que existe hace que sea imposible cumplir con todas las obligaciones de pago que hay, tanto nacionales, provinciales y municipales, porque no hay actividad, no hay consumo. En este contexto de crisis se notó que la gente, por ejemplo, dejó de salir a comer. “La muestra está en este tipo de promociones que se están haciendo. Es inconcebible pensar que una familia de 4 personas salga a comer y tenga que pagar en 6 o 12 cuotas. Esto quiere decir que algo no está funcionando” graficó.

Respecto al panorama para este 2019, señaló que trata de ser realista. “Siempre hay que tener expectativa y ser positivo, pero esperemos que este año, en el último de gestión del Gobierno Nacional, dé un vuelco y piense en la parte privada, en la productividad. Todo está muy volcado al sistema financiero. Es imposible con las tasas actuales subsistir, no hay créditos, no hay inversión” afirmó.

Una de las formas que cree Brunello es que deberían cambiar las reglas del juego. “Hay que poner en discusión seriamente el cambio del sistema tributario porque es totalmente leonino. Ponerlo en discusión de una vez por todos y al sistema laboral también. Porque realmente el costo laboral es muy alto, los juicios laborales son imprevisibles. Hoy pueden costar un establecimiento o una empresa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *