Nuevas papas fritas SureCrisp para delivery que se mantienen crocantes y sabrosas por más tiempo

Elaboradas con ingredientes naturales, lo que asegura la crocancia, el sabor y el corte y se logra gracias a una receta, especialmente diseñada por McCain, que combina almidones principalmente de papa.

Fuente: Clarin ~ A la hora de comer papas fritas existe un principio clave que cualquier consumidor conoce: no todas son iguales. Las diferencias entre unas y otras puede tener que ver con el tamaño, con el grosor del corte, con los condimentos agregados. Las variedades son infinitas. Pero existen dos clases de papas que se distinguen rápido: la recién hechas, preparadas en la casa o en un local de comida, y las de delivery, que tienen un tiempo de reposo que hace que aparezcan efectos indeseados. Es algo que hasta ahora parecía inevitable. Con el correr de los minutos, las papas se ablandan, se terminan pegando y adquieren un sabor y un aspecto que ya no se parece al que tenían al salir de la freidora. Ya no son crocantes como en ese momento. No es lo mismo comer una hamburguesa con papas fritas en un restaurante que hacerlo después de que el plato lleve minutos arriba de una moto.

El problema hasta ahora parecía no tener solución, y en una época en la que cada vez existen más opciones de delivery, el tema se estaba convirtiendo en algo serio. Pero McCain lo resolvió con un nuevo producto, pensado especialmente para las entregas a domicilio, las SureCrisp. Se trata de unas papas que, gracias a su tempura, aseguran la crocancia 20 minutos después de haber sido preparadas. El resultado es que al consumirlas parecen recién hechas, aunque haya pasado ya un tiempo desde su cocción.

El concepto es innovador en la Argentina y revolucionará el espectro del delivery. Si bien el producto ya circula en Europa y en Estados Unidos, McCain es la primera marca en traerlo al país. La idea surgió gracias a la atención que se le pone al cliente. La empresa identificó un segmento de consumidores que no estaba satisfecho con la calidad de las papas de delivery y su objetivo fue trabajar para ellos.

Como resultado llegaron las SureCrisp, elaboradas con ingredientes totalmente naturales. La diferencia con respecto a las tradicionales es el proceso de cobertura por el que pasa el bastón de papa durante la elaboración. Esto asegura la crocancia, el sabor y el corte y se logra gracias a una mezcla, especialmente diseñada por McCain, que combina almidones y proteínas vegetales. No se trata de un producto empanado; la cobertura solo sirve para asegurar estas características en la papa, y no le agrega ningún sabor adicional. Su objetivo es conservar la crocancia y favorecer la retención de calor.

Con respecto a los factores nutricionales, es importante destacar que el alimento no tiene TACC y por eso puede ser consumido por personas celíacas. Por otra parte, estas papas, gracias a su proceso de cobertura, se desempeñan mejor en una cocción al horno que las de corte tradicional de McCain. Al prepararlas de esta manera quedan igual de crocantes que si hubieran sido freídas.

Es innegable que hoy en día el delivery es una opción que crece cada día más. Existe una gran variedad de servicios que permiten que trasladar comida de un lado a otro sea cada vez más fácil. Un local gastronómico que decide deliberadamente no trabajar con este sector puede perder potenciales clientes que buscan esta atención. Los números son claros: para algunos restaurantes, el delivery representa el 35 por ciento de la facturación, y es una cifra que sigue creciendo año tras año a raíz de la proliferación de herramientas para brindar el servicio. En medio de este panorama, es clave ofrecer productos que puedan tolerar los tiempos de demora del traslado al domicilio. Y aquí es donde juegan las SureCrisp de McCain, papas fritas que conservan su crocancia original como si recién hubieran sido cocinadas.

El producto trae una solución también a aquellos comerciantes que optaban por no ofrecer papas en el menú de delivery debido a los cambios que tenían por la espera para la entrega. A nivel económico la decisión no era buena. Estamos hablando de uno de los platos más rentables y solicitados de cualquier local. Con la aparición de las SureCrisp ya no es necesario evitarlas en la carta, ya que se trata de las papas perfectas para el delivery.

Con esta nueva opción en el panorama, la decisión ahora puede ir por dos caminos: elegir un producto que a la hora del reparto se convierte en algo húmedo, frío y sin forma, o sumarse a la novedad y lograr que el plato llegue al cliente crocante, con la temperatura justa y el corte prolijo. La realidad es que los consumidores son los que finalmente decidirán si volverán a contratar los servicios de un restaurante, y solamente existe una oportunidad para crear una buena impresión. Las papas SureCrisp de McCain aseguran que el resultado de la experiencia sea positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *