La pizzería Sbarro abrirá a dos cuadras del Obelisco

Fuente: La Nación ~ Los planes de los dueños de la licencia de Sbarro para el mercado argentino contemplan la apertura de 20 locales, entre propios y franquiciados Fuente: Archivo

En medio de las noticias y rumores de las multinacionales que buscan un comprador para irse de la Argentina, una marca internacional confirmó su llegada al país. La cadena norteamericana de pizzerías Sbarro abrirá su primera sucursal en Buenos Aires para lo cual ya tiene confirmada la apertura de una tienda ancla a un par de cuadras del Obelisco porteño.

Detrás de la llegada de la marca se encuentra la empresa Desarrolladora Gastronómica, que es el principal jugador en el mercado gastronómico local. Desarrolladora Gastronómica está liderada por el empresario Rafael Pereyra Aragón y reúne a un grupo de inversores, la mayoría con una larga trayectoria en el negocio de los restaurantes. Son los dueños de la cadena de pizzerías Kentucky, cafés históricos como Las Violetas, Rond Point y Exedra, los restaurantes Las Nazarenas y El Imparcial, las cadenas Dandy y Perica y un clásico porteño como Guerrín.

La primera sucursal de Sbarro abrirá sobre la avenida Corrientes al 1200, entre Libertad y Talcahuano, en un local que en su momento perteneció a McDonald’s. “Podríamos tenerlo listo en cuatro meses pero vamos a estirarlo para abril o mayo así damos tiempo a que se regularice un poquito más la ocupación de mesas en el negocio”, confirmaron a LA NACION en Desarrolladora Gastronómica.

Desarrolladora Gastronómica se alzó con la licencia para operar la marca Sbarro en el país a fines de 2017, aunque el proyecto quedó en suspenso por las diversas crisis económicas locales, aunque ahora volvió a ser reflotado. Sus planes para el país son más que ambiciosos y el objetivo que se impusieron es abrir veinte sucursales de Sbarro, entre locales propios y franquiciados.

Antecedentes

El desafío que enfrentan Sbarro y sus licenciatarios locales no es menor. El mercado gastronómico local y en particular el rubro de las pizzerías ya demostró ser un terreno más que complicado para las marcas internacionales.

El fracaso más estrepitoso fue el de Pizza Hut que intentó dos veces desembarcar en la Argentina (1983 y 1997) y en ambos casos la incursión terminó con el cierre de todos sus locales. En 2011 amagó con una tercera vuelta, pero finalmente el proyecto quedó archivado.

A Domino’s Pizza -el principal competidor de Pizza Hut en EE.UU. y en gran parte del mundo- no le fue mucho mejor en su paso por Buenos Aires. La marca llegó a principios de los ’90 con el objetivo de dar vuelta el negocio local y menos de dos años después se había ido del país, aunque se puede jactar de haber sido la empresa que popularizó el concepto del delivery de pizza en la Argentina. Hasta su desembarco la inmensa mayoría de las pizzerías no tenían servicio de entrega de domicilio y la gente tenía que ir a retirar el producto a la sucursal. Domino’s rompió con este modelo comercial con una propuesta casi revolucionaria para la época: si el pedido tardaba más de treinta minutos, la pizza era gratis.

En Desarrolladora Gastronómica son conscientes de lo difícil que será imponer una marca internacional pero confían en su conocimiento del negocio local de la pizza y su capacidad para adaptar el producto al gusto del consumidor argentino.

Sbarro nació en 1956 en el barrio de Brooklyn de la mano de una pareja de inmigrantes napolitanos: Gennaro y Carmela Sbarro. Sus hijos fueron los impulsores de la cadena que hoy cuenta con más de 800 sucursales repartidas en 33 países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *