La nueva cara del polo gastronómico de Adrogué

Fuente: Clarín ~ Dos faroles y un cartel campean la esquina de Cordero y Nother, en el corazón de Adrogué. Allí comienza un pasaje que disputa su identidad entre lo nuevo y lo viejo. O, mejor dicho, combina los dos conceptos. El “Viejo Adrogué” es un polo gastronómico que se fue formando en los últimos años casi por casualidad y, de a poco, se convirtió en una visita obligada, especialmente las noches de fin de semana. Vecinos y comerciantes comenzaron a llamarlo así hace ya un tiempo y ahora la Comuna lo refaccionó y agregó la cartelería y detalles para mejorar la zona, que en la actualidad ya cuenta con diez locales.

El ingreso al pasaje detalla, en un cartel de hierro, las principales opciones gastronómicas de las dos cuadras siguientes: hamburguesas de autor, patio cervecero, donas, café de especialidad y restó.

Los días de semana por la tarde, aunque no todos los negocios abren, quienes copan el paseo son los adolescentes y jóvenes. Los fines de semana el público es más variado y viene de todos los barrios.

En los últimos días, los arreglos que hizo el Municipio tuvieron como objetivo “potenciar el desarrollo de la zona y armar un polo gastronómico en el que se respete la identidad visual y cultural de Adrogué, equipándolo con infraestructura acorde al entorno y la historia”.

De ese modo, instalaron nueva iluminación, con potencia moderna pero estilo vintage además de cartelería donde detallan la ubicación de cada local y las especialidades que sirven. La intención, también, es sumar más propuestas gastronómicas al tener una zona visualmente más atractiva y homogénea, y ubicada a pocos metros de la estación de trenes del Roca, lo que transforma al lugar en una zona de fácil y rápido acceso desde toda la región Sur del GBA.

“Se realizó una mejora integral en todas las esquinas con rampas para el acceso de personas con discapacidad, todo pensado para que los vecinos y vecinas puedan disfrutar entre árboles y el tradicional adoquinado”, detallan desde la Comuna. A lo largo del paseo colocaron macetones con plantas para sumar al paisaje verde típico de Adrogué.

Hace muchos años la zona de Cordero era de perfil comercial, pero los locales se fueron trasladando a Esteban Adrogué. En 2006 abrieron los dos primeros bares y con el tiempo fueron mutando y agrandándose.

Este circuito fue creciendo en los últimos tiempos, en un fenómeno que contrasta con la crisis y rápidamente llamó la atención. Desde el Municipio afirman que es la zona más concurrida de la localidad en la franja horaria nocturna, y ese fenómeno va en aumento. “Me recomendaron una cervecería mis compañeros del trabajo, vine y me gustó mucho. Ahora traigo amigos con bastante frecuencia y la pasamos bien. Somos todos de Adrogué y está bueno tener un lugar así tan cerca”, asegura Sofía, vecina de la zona.

“Me parece muy bueno el lugar, se está armando algo muy interesante, con nuevas propuestas. Soy vecino y apuesto a una parte comercial. Vemos gente que viene de barrios aledaños y hasta de Capital, así que se está armando un lindo lugar”, destaca Roberto, dueño de un bar. Los comerciantes cuentan que fueron adaptando los horarios a la demanda y el perfil nocturno se empezó a fortalecer mucho.

Hacia el final, cuando Cordero se corta en Seguí a pocos metros del paso a nivel, una casa de hamburguesas tiene todas sus mesas de la calle ocupadas con chicos que acaban de salir del colegio. “Empezamos a venir hace un tiempo y ahora cada vez más”, cuenta Mateo, mientras come su hamburguesa con mollejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *