El invento que promete revolucionar la gastronomía en el país

Fuente: La Provicnia SJ ~ Federico Yanzón creó un innovador recipiente comestible para presentar diferentes tipos de cafés y postres, que es único en Argentina.

Se llama Federico Yanzón y es licenciado en Hotelería y Turismo. Su personalidad “remadora” en todos los sentidos de la vida lo llevó a crear un producto único en la Argentina, que promete revolucionar las maneras de tomar cafés y comer postres. Se trata de un cucurucho con base de nuez y “corazón” de dulce de leche, recubierto en chocolate en el que se sirven amplias variedades de cafés y postres de verano.

“Arrancamos en 2014 con dos socios y una idea base de crear un food truck cuando todavía no eran muy conocidos en San Juan. Queríamos ofrecer comida rápida estilo gourmet e investigando y leyendo mucho surgió la idea de un cucurucho de helado recubierto de dulce de leche, que tiene en la base una nuez y a eso le agregamos café. Hasta el momento he tenido una excelente respuesta de la gente”, contó Federico a Diario La Provincia.

Sin embargo y pese a varias idas y vueltas con los compañeros, Federico quedó solo frente al emprendimiento y confiando en él mismo, decidió continuar con su novia Ana y su hermano Alejandro, especializándose cada vez más en este recipiente comestible.

“Comenzamos a comercializarlo en varios restaurantes de la provincia pero al principio no nos fue bien, soy sincero. Sin embargo la respuesta de la gente es mejor de lo que esperábamos y eso es nuestro motor. Hoy sueño con ser distribuidor en el país, que se conozca un producto sanjuanino”, reconoció.

Lo cierto es que el producto tiene muchos beneficios a la salud por sí solo y las personas pueden rellenarlo como más les guste. “Tiene beneficios para el cerebro y el corazón. Originalmente comenzamos a servirlo con café, cappuccinos y submarinos, pero el verano te lleva a otras cosas y también los rellenamos con cremas y frutas frescas de estación, por ejemplo”, aclaró el emprendedor quien además produjo dos recetas originales, una fue Cucurucho con nuez, chocolate blanco, pimienta rosa y mousse de dulce de leche y la segunda con chocolate negro, sal gruesa y mousse de frutilla.

Actualmente y con la idea de llevar Ícono a “lo más grande a nivel país”, Federico y Ana, su novia arquitecta, son quienes ofrecen personalmente el producto en diferentes eventos como casamientos y cumpleaños de quince, a través de una mesa especialmente preparada para colocarlos.

“Como metas tenemos dos ideas principales sobre el producto, una es modificar la oblea y que sea nutritiva con beneficios a la salud y la otra es trabajar con vino caliente. Actualmente y siendo una provincia vitivinícola, nadie trabaja el vino caliente. Lo haría como relleno del cucurucho con chocolate, y lo servicio con peras, también un postre tradicional”.

Por último Federico se sinceró ilusionado y convencido de su producto, que sueña con vivir de eso. “Mi abuelo fue médico y dejó en San Juan y el mundo un legado muy grande respecto al tratamiento contra el cáncer. Tengo en mis raíces eso y yo sueño lo mismo, en dejar un legado, tal vez no lo vea pero confío en que pasará”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *