Cómo son los parklets, un nuevo sistema de mesas para habilitar restaurantes en San Miguel

Fuente: Clarín by Lucía Castro ~ Luego de haber sido uno de los primeros distritos del Conurbano en habilitar la práctica de deportes individuales y, semanas más tarde, el consumo al aire libre en bares y restaurantes, en San Miguel buscan darle forma a una nueva modalidad de servicio gastronómico en veredas y calles con locales.

La Municipalidad anunció que construirán e instalarán “parklets” o terrazas en la vía pública. Se trata de espacios aislados de las sendas por donde pasan peatones y de la calle, para sumar medidas de prevención del contagio de coronavirus. En síntesis, ampliarán las veredas de los comercios que venden comidas y bebidas para “tomar” parte de las calles.

“Es un plan de apoyo al sector gastronómico, uno de los más afectados por la pandemia“, dicen desde la Comuna.

El proyecto fue difundido con un hilo en Twitter por el intendente Jaime Méndez, quien anunció que cederán espacio de estacionamiento de las calles internas de Muñiz y el centro de San Miguel para ampliar la capacidad de los locales, que ya se encontraban trabajando bajo la modalidad conocida como take away plus en Capital Federal.

“El Municipio se hace cargo de los materiales de confección de esas terrazas en propiedades públicas”, explicaron las autoridades.

Méndez visitó el fin de semana a comerciantes gastronómicos del centro del distrito, conversó con ellos y supervisó la puesta en marcha de esta nueva medida. Aquellos dueños de locales que quieran implementarla deben comunicarse al correo electrónico msmcercosyveredas@gmail.com o al teléfono 6091-7130, interno 6331.

Si bien es una medida similar a la de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde cierran las calles y señalizan la vereda donde pueden ir ubicadas las mesas y sillas para clientes, la diferencia es que en San Miguel “no se corta íntegramente el tránsito vehicular”, precisan.

Y agregan: “Además de pintar el suelo, generamos un cerramiento con terrazas sobre parte de la calle. Quizás algunos de estos cambios lleguen para quedarse y cambien la fisonomía de muchos espacios públicos”.

El protocolo sanitario y reglamento se mantiene tal como fue establecido al momento de habilitar la modalidad conocida como take away plus. Los bares y restaurantes sólo deben atender a clientes que puedan estar sentados -no más de dos clientes juntos y con dos metros de distancia entre las mesas-. Además, está prohibida la venta de bebidas alcohólicas, no habrá mozos y toda la vajilla debe ser descartable.

Para poder reabrir con este sistema, además, cada local debe presentar un croquis o mapa del espacio con el que cuentan y cómo distribuirían las mesas; y establecer un punto de sanitización con productos de higiene como alcohol diluido o en gel.

“Acompañamos una medida que generará más vida al aire libre, sin riesgos relacionados con la pandemia, con la eximición de la tasa de uso del espacio público”, aseguró el intendente Méndez a través de su cuenta de Twitter.

Hasta ahora fueron sólo los municipios de San Isidro, Tigre y San Miguel los que aprobaron la instalación de sillas y mesas en la vereda para que la gente pueda comer allí, si bien la medida todavía no fue aprobada por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *