Alta gastronomía: Christophe inauguró la temporada de lujo en Mendoza

Fuente: La Nación ~ Disfrutar de una comida con sabores del mundo, preparada por chefs prestigiosos, al pie de la Cordillera de los Andes y en una de las bodega más antiguas y premiadas del país, define el concepto acuñado de nuevo lujo. De eso se trata de la experiencia que vivió un selecto grupo de invitados el último sábado para celebrar el relanzamiento de Mundo Epicúreo, el programa gastronómico de HSBC en alianza con la bodega Trapiche. Así se vivió el relanzamiento del programa Mundo Epicúreo en Espacio Trapiche

La caída del sol anuncia la cita a la que se accede no sin antes deleitarse la vista con el entorno. Viñedos y olivares anticipan la belleza de la bodega Trapiche, una arquitectura renacentista que data de 1912, pero que a la vez combina con la construcción moderna de Espacio Trapiche, el nuevo restaurante que forma parte del predio que tiene la bodega en Maipú.

Christophe, invitado para la ocasión, y el chef anfitrión Lucas Bustos, controlan los últimos detalles en la cocina diseñada a la vista, donde se multiplican los manjares elegidos para la cena. “Es el primer evento de año y a todo trapo, difícil arrancar mejor”, dice Christophe con su característico acento francés pero costumizado por el lunfardo argentino que lo vuelve fresco y carismático. El chef confiesa que tiene su corazón en Mendoza, “Me recibió hace 30 años cuando llegué a Argentina y es por eso que es un lugar al que siempre quiero volver”, dice y define el menú como una comida que te hace viajar con los sentidos entre los productos locales y la cocina internacional, con detalles de la huerta orgánica de la bodega.

“Crear experiencias únicas y exclusivas junto a los mejores chef y embajadores del programa nos pone muy felices y, además, es fiel a nuestra filosofía de explorar y descubrir. Creemos que es una oportunidad para resaltar los sabores de la gastronomía con lo mejor de la enología Argentina”, remarca Alejandro Helou, director de marketing Grupo Peñaflor.

Es una noche de verano tibia y ese clima amable se respira entre los invitados que son recibidos personalmente por Julia Lois, gerenta de Marketing de HSBC. “Mundo Epicúreo está consolidado desde hace 10 años. Somos el banco que logró posicionarse en alta gastronomía para ofrecer a sus clientes experiencias únicas y exclusivas de la mano de los mejores restaurantes y chefs embajadores del programa. En 2019 renovamos nuestra apuesta aliándonos con bodega Trapiche, el más importante de la Argentina y ofrecemos como parte de la experiencia gastronómica la etiqueta icónica Trapiche Medalla”, cuenta.

Paso a paso de un viaje gourmet

Los platos se suceden uno tras otro. Para empezar, tiradito de pescado marinado en oliva y vinagreta de miel que combina a la perfección con Trapiche Costa y Pampa Extra Brut. A una Crème brûlée de cabutia y ñoquis de queso de cabra y Trapiche Lateral Semillón, le sucede el plato principal, Ballotine de conejo con pistacho, echalotes y hongos portobello. Aquí se marida con Trapiche Gran Medalla Pinot Noir. De postre, ananá asado en miel de jengibre, crema helada casera y crumble y un Trapiche Fond de Cave Tardive.

La bodega Trapiche, data en 1883, obtuvo el Wine Enthusiast Wine Star Awards como la mejor Bodega del Nuevo Mundo en 2019, premio otorgado por la revista estadounidense Wine Enthusiast.

El propio Christophe se encarga de recorrer las mesas para escuchar a la opinión de los comensales que se deshacen en elogios sobre una cena que quedará en el recuerdo de todos como una de las noches más lindas del verano. “Hoy estamos felices de poder brindar una nueva experiencia a los mendocinos en lo que ya sentimos es nuestra casa, Espacio Trapiche”, concluye Lois mientras los clientes reciben de regalo, como detalle de despedida un vino Medalla, Cabernet Sauvignon.

Próximas cenas especiales

  • 16 de enero, Costa Galana, Mar del Plata, Dolli Irigoyen
  • 23 de enero, Hemingway Cariló, Dolli Irigoyen.
  • 29 de enero Christophe cocinando en el Llao Llao, Bariloche.

Conocé más sobre la propuesta de Trapiche en Mendoza, Chapadmalal y Espacio Trapiche.

Quilmes y Elis Producciones presentan su primer ciclo de podcasts junto al ex futbolista Juan Pablo Sorín

“Una Quilmes con Sorín” es un ciclo de charlas que buscará conectar con los oyentes más allá del fútbol. El primer episodio se estrenó el viernes 18/12 y tuvo a Nacho Fernández, actual figura de River, como primer invitado. 

Buenos Aires, 28 diciembre de 2020.- En el marco de la vuelta al fútbol local, Quilmes anuncia el lanzamiento de su primer podcast de fútbol nacional y música. Conducido por el ex jugador y capitán de la Selección Argentina, Juan Pablo Sorín, el nuevo ciclo buscará apelar a la memoria emotiva y conectar con los oyentes más allá del fútbol. El delantero de River Plate, Nacho Fernández es el primer invitado del ciclo.

“Una Quilmes con Sorín” buscará en 8 (ocho) capítulos abrir paso a charlas “sin cassette” donde los entrevistados cuentan sus experiencias vinculadas al deporte, el detrás de cámara de momentos históricos, personajes rivales clásicos y anécdotas con famosos. Además, participarán del ciclo artistas destacados y bandas que han formado parte de las canciones históricas de las hinchadas de fútbol, relatos curiosos y un mix de humor.

Quilmes desembarca con este nuevo formato de entretenimiento digital con el objetivo de llevar una propuesta innovadora y atractiva a los consumidores.En este sentido, Pablo Carnelli, gerente de Marca Quilmes, comentó que “el fútbol es uno de los pilares fundamentales de Quilmes, que este año cumple 130 años de historia acompañando a los argentinos. Estamos orgullosos de trabajar en este proyecto junto a Juampi Sorín, bajo un nuevo formato que cada día gana más adeptos. Queremos estar cerca de la gente y con este Podcast llevarles un poco de ese folclore futbolístico que tanto identifica a Quilmes y a los argentinos.”

Al respecto, Juan Pablo Sorín, comentó: “La idea es compartir con la gente y que disfruten en cualquier lugar de este podcast de fútbol y música. Estoy feliz, junto a mi equipo de Elis Productora poder crear una idea, un formato desde la confianza y desde la admiración de futbolistas amig@s compañer@s o rivales respetad@s. A través de estas charlas, como si estuviéramos en un vestuario, una concentración o en un bar entre amigos contando historias,   los van a poder conocer más y de una manera distinta”.

El primer episodio del podcast ya está disponible a través de la plataforma de Spotify (click aquí) y por el canal de Youtube de la marca /quilmescerveza y será producido por Elis Producciones a cargo también de Juan Pablo Sorín.

Para más información ingresá en IG @quilmesfutbol

Acerca de Cervecería y Maltería Quilmes

Cervecería y Maltería Quilmes es una de las compañías de bebidas más importantes de la región. Elabora, distribuye y comercializa cervezas, gaseosas, aguas minerales, jugos e isotónicos, en alianza con empresas internacionales líderes como PepsiCo y Nestlé.

La Compañía cuenta con casi 6.000 empleados directos en toda la Argentina, además de 10 plantas productivas incluyendo cervecerías y plantas de gaseosas; 2 Malterías; 1 chacra de lúpulo; 1 fábrica de tapas; 9 oficinas de venta directa; y 9 centros de distribución. Además, trabaja con una red de más de 170 distribuidores exclusivos abasteciendo más de 300.000 puntos de venta en todo el país. 

Desde su creación en 1890, ha construido una trayectoria de compromiso con el desarrollo social y económico de la Argentina y ha sido pionera en la promoción de un consumo responsable. Inversiones por U$S 1.800 millones para el período 2016-2020 y un amplio portafolio de marcas demuestran su liderazgo y capacidad de innovación. La Compañía es motor del complejo agrocervecero, que generó exportaciones por U$S 740 millones en 2018, siendo la cebada y malta los principales productos de exportación y consolidando a la Argentina como el principal proveedor para América del Sur.

Cervecería y Maltería Quilmes forma parte de Anheuser-Busch InBev, la compañía cervecera internacional líder y una de las cinco empresas de consumo masivo más grandes del mundo. Anheuser-Busch InBev cuenta con un portfolio que supera las 500 marcas y con operaciones en más de 50 países.

Estos son los mejores vinos del 2020, según el voto de casi 30 referentes de esta industria

Fuente: iProfesional convocó a un grupo de reconocidos profesionales para que elijan el vino más destacado del año.

El 2020 quedará en la historia de la vitivinicultura como uno de los años más desafiantes. Sobre todo, porque cuando se declaró la pandemia, todavía había uva en los viñedos esperando ser cosechadas y, además, todas las bodegas debían comenzar a elaborar los vinos de esta vendimia, sorteando todo tipo de dificultades. 

A esto se sumó que, por las restricciones, las bodegas perdieron, de un día para el otro, importantes canales de comercialización, como restaurantes, bares, hoteles y también la venta directa a los turistas, dado que se restringió la circulación en casi todo el país. 

Sin embargo, la industria se sobrepuso y el 2020 está cerrando mucho mejor de lo que se prevía al cierre del primer trimestre. Por un lado, la calidad que están alcanzando los vinos de esta vendimia en los principales terroirs del país es de muy buena a excelente, por lo cual las restricciones y los protocolos no tuvieron impacto negativo ni en la cosecha ni dentro de las bodegas. 

En segundo término, las ventas en el mercado interno se recuperaron, dado que el vino ganó mucho más protagonismo en la mesa diaria, con ventas a través de vinotecas, supermercados y plataformas de ecommerce que llegaron a más que compensar lo perdido por el cierre termporal de otros canales de comercialización. 

Tras este contexto tan desafiante y que no está del todo superado, iProfesional convocó a cerca de 30 referentes del mundo del vino, entre enólogas, enólogos e ingeniéros agrónomos, para conocer cuáles son, según su punto de vista, los mejores exponentes que se lanzaron este año y, además, los profesionales que más se destacaron. 

David Bonomi | Bodega Norton 

El vino del 2020 

Altura White Blend. Es un blend a base de Sauvignon Blanc (de San Pablo), un porcentaje de un viejo Semillón (de Altamira) y Grüner Veltliner. Este vino nos llena de satisfacción y representa el trabajo que venimos haciendo en el Valle de Uco donde trabajamos con productores que conozco muy bien, y con quienes tengo una relación desde hace tiempo. El Semillón es uno de los más antiguos de Valle de Uco, en Altamira. Es un parral que parece un gobelet, y lo hemos recuperado. Esta cepa la hacemos en huevos de cemento, al igual que el Sauvignon Blanc, mientras que el Grüner Veltliner que tiene entre 6 y 8 meses de crianza sobre lías para protegerlo. Es un vino muy fresco que nos gusta mucho. Ideal para disfrutar en esta época del año pro su frescura, y compartirlo con amigos!

La enóloga del año

Destaco el trabajo de Maria Lis Pérsico, enóloga de Bodega Norton, con quien trabajamos codo a codo. Su precisión, conocimientos y profesionalismo están detrás de todo el trabajo que hacemos en la bodega. Para mí, fue quien se destacó este año por su gran esfuerzo y bajo perfil en la elaboración de grandes vinos.

Gonzalo Carrasco | Bodega Terrazas de los Andes 

El vino del 2020 

Esta vez elegí un espumante: Vinyes Ocults Nature Charmat Largo. Este vino me sorprende y, además, destaco la calidad y la consistencia de estilo de esta línea.

El enólogo del año

Tomás Staringher, enólogo de Bodega Polo y su proyecto Vinyes Ocults. Aparte de ser un gran tipo, destaco capacidad técnica, y su sencillez y originalidad para comunicar los vinos que elabora: tranquilos y espumantes. ¡Felicitaciones!

Paula Borgo | Bodega Séptima 

El vino del 2020 

Séptima Tierra Malbec Agrelo 2019 es mi vino destacado de este año. Es un vino que muestra la frescura, sedosidad, amabilidad y grandeza del terroir Alto Agrelo. Es el vino que le rinde homenaje al terroir donde nació Bodega Septima.

La enóloga del año

Elijo dos enólogas Clara Roby, de Familia Millán, y Gabriela García, de Bodegas Salentein. Las elijo por su pasión, compromiso y dedicación. Además de que me encantan los vinos que hacen.

José Galante | Bodegas Salentein 

El vino del 2020 

Personalmente considero vino destacado del año al Salentein Gran Valle de Uco Blend 2015, el vino icono de la bodega. Lo considero así porque, en un año tan complicado desde todo punto de vista, que cambió drásticamente nuestras vidas, este vino nos brindó una gran alegría y fue premiado con doble medalla de oro y mejor vino de Argentina en el concurso Mundus Vini en Alemania.

El enólogo del año

Elijo como enólogo y colega destacado de este 2020 a Jorge Cabeza. Jorge me está acompañando desde que comencé en Salentein, allá por el 2010 y valoro mucho su constancia y buena predisposición. Es buen profesional y sobre todo buena persona. Quiero aprovechar esta oportunidad para valorar públicamente su esfuerzo y trabajo.

Santiago Mayorga | Cadus Wines

El vino del 2020 

Voy a elegir un vino de otra bodega. Este año elegiré Fósil Chardonnay de Zuccardi. Lo elijo porque siento que representa a la Argentina en una nueva manera de hacer blancos, muy frescos, con tensión, con acidez crocante y textura de boca.

El enólogo del año

Puedo mencionar a mi personas porque creo que la mayoría de mis colegas se destacaron en este año tan particular. Pero iré por Ale Vigil porque no sólo hace buenísimos vinos sino que lleva adelante la bandera de Argentina a donde vaya, y empuja a dos motores en nuestra industria.

Sergio Casé | Bodegas Trapiche 

El vino del 2020 

Este año elijo un vino que hacemos en la bodega: Iscay Malbec Cabernet Franc 2019. Para mí, es un súper vino, muy elegante, con excelente fruta y textura. Me hace acordar mucho a los grandes vinos franceses. De hecho, me erizó la piel cuando lo terminamos de hacer. Estamos muy contentos con lo que logramos. 

El enólogo del año

El enólogo que destaco es Germán Buk, que trabaja con nosotros en Trapiche. Es un excelente profesional, muy estudioso y muy minucioso y, además, es un capo para los vinos blancos. Hace cosas maravillosas. 

Paula González | Pyros Wines 

El vino del 2020 

¡Qué difícil elegir uno solo! Pero este año me quedo con Pyros Appellation Chardonnay 2020. Es el primer blanco del Valle de Pedernal que se suma al portfolio de Pyros. Un Chardonnay de altura que combina aromas de frutas de carozo y flores blancas. Una cepa que nos permite seguir descubriendo el potencial que tiene este valle extremo en la provincia de San Juan.

La enóloga del año

Siempre destaco el trabajo minucioso que viene haciendo Natalia Perulán, de bodegas y viñedos Familia Perulán. Es una persona súper apasionada por el mundo del vino, muy detallista y creativa. Más allá de ser amiga, la considero una gran profesional.

Alejandro Pepa | Bodega El Esteco

El vino del 2020 

Estoy muy convencido del vino que elijo: La Linterna Pinot Noir, de Bemberg Estate Wines. Primero, se trata de una de las cepas a las que considero como número uno y que está consiguiendo, año tras año, una gran calidad en la Argentina. En paralelo, el vino es extraordinario. Cuando lo degusté, me trasladó a los Pinot Noir de la Borgoña. Proviene de un viñedo de altura, en Tunuyán, y de un terroir que posee muy buena cantidad de carbonato de calcio. Todo esto impacta en los aromas y en el sabor del vino. Es de desctar el trabajo de Daniel Pi y su equipo con este Pinot Noir de alta gama. 

La enóloga del año

Elijo a la jefa de enología de El Esteco, Carolina Cristofani, que se viene desempeñando de una manera espectacular. Porfesionalmente, es súper dedicada a su trabajo, una persona muy atenta, una técnica que está en todos los detalles durante los procesos de elaboración, crianza y preparación de los vinos para poner en botella. Se ha destacado por su crecimiento, su entusiasmo y resalto también su alegría en el trabajo. En un año tan difícil para todos como este 2020, fue clave su forma de manenter el ánimo arriba,  elevando al grupo de trabajo para que nadie afloje. Ese entusiasmo lo valoro muchísimo. 

Fernando Losilla | Viña Las Perdices 

El vino del 2020 

El vino destacado de este año para mi es el Pinot Noir (y el Sauvignon Blanc) de La Carrera elaborado por el enólogo Mauricio Vegetti con la marca Lui Narvaez. Los dos vinos me parecieron fantásticos y dan muestra del trabajo del enólogo. Particularmente creo que los Pinot Nair están tomando un auge muy importante y me parece que es un excelente varietal para salir de los tradicionales Malbec y Cabernet Sauvignon. Y, sobre todo, en esa zona, La Carrera, que tiene aptitudes ideales de altura, amplitud térmica y suelo. Creo que Mauricio Vegetti supo interpretar las condiciones del lugar y plasmarlo en la botella.

El enólogo del año

El enólogo que destaco este año es Carlos Bauzá, jefe de enología de El Portillo, del Grupo Salentein. Lo conozco desde hace muchos años; siempre con bajo perfil, haciendo un trabajo profesional, con mucho conocimiento sobre todo en espumantes. Su espumante Alyda Rosé de Pinot Noi–Pinot Meunier me pareció algo distinto que hay que probar y disfrutar. Gustavo es un profesional sumamente serio, con vocación de servicio y, sobre todo, un apasionado.

Lorena Mulet | Bodega Cruzat 

El vino del 2020 

¡Elijo el Cruzat Naranjo! Fue un desafío muy importante para todo el equipo de trabajo. Después de muchos ensayos logramos poner a punto la técnica y ha sido un éxito total.

El enólogo del año

Al pensar en la respuesta se me viene a la mente Sebastián Bonfanti y su familia. Ha sido un año muy difícil al caerse el turismo, actividad donde han dedicado mucho trabajo y presentan un producto de primer nivel. Pero con mucho empuje familiar e innovación lograron sacar productos nuevos de excelente calidad y mantenerse en una industria cada vez más compleja, encontrando las formas de llegar a los consumidores de manera directa.

Martín Kaiser | Bodega Doña Paula Wines

El vino del 2020 

Alandes Paradoux Blanc de Blancs. Es un excelente exponente del potencial de los blancos en Argentina.

El enólogo del año

Me gustan mucho los vinos que hace Cristian Moor y, además, es un gran tipo.

Romina Carparelli | Bodega Margot

El vino del 2020 

Este año probé muchos vinos nuevos, estar más horas en casa y animarme a algunas recetas nuevas siempre era buena excusa para descorchar. Como destacado para mí en este 2020 tengo el Celedonio Gran Malbec 2017; lo lanzamos en septiembre con algunos ajustes en el estilo. Hace un tiempo que venimos gustando de los vinos con menos madera y más expresión de la fruta, que se note bien “de qué está hecho”. Todos los vinos de Margot se fueron modernizando en esta tendencia a elaborar vinos más francos, fáciles de tomar y con buena relación precio calidad. De los de mis colegas, uno que recuerdo que me gustó mucho fue el Gran Malbec de Flecha de los Andes. Me encantó la nota floral, la elegancia y el equilibrio. De esos vinos de alta gama que no abusan de concentrar y en el que el “menos es más” está muy logrado.

El enólogo del año

En lo personal, el enólogo del año fue Miguel Navarro, hace muchos años trabajamos en equipo y en esta cosecha tan particular hubiera sido imposible lograr los excelentes resultados que tuvimos sin tenerlo en el equipo. Su enorme experiencia, humildad y honestidad lo hacen un gran compañero y un excelente profesional. Ampliando el panorama y viendo a la industria del vino en general, el destacado ha sido Andres Vignoni, de Viña Cobos. Este año ha recibido galardones de todo tipo y ha logrado, incluso, transcender por sobre la figura de Paul Hobbs. Mis felicitaciones para él y su equipo.

Thibaut Delmotte | Bodega Colomé

El vino del 2020 

Amalaya Malbec 2019. Un clásico y un gran embajador del Valle Calchaquí. Es un vino que evoluciono y se adaptó año tras año, pero siempre con mucha consistencia en la calidad a pesar del aumento de producción. De un estilo maduro y con más madera evoluciono a un vino con mucha frescura y elegancia, más accesible pero manteniendo la complejidad y la tipicidad del valle. El aporte del Tannat y Petit Verdot le da estructura y frescura al corte. Lo que destaco también de este vino es su excelente precio/calidad. En la vitivinicultura actual es un desafío poder producir vinos de alta calidad manteniendo un precio razonable y accesible para el consumidor.

El enólogo del año

Jorge Noguera, de Bodega Amalaya. Gracias a su trabajo, dedicación y pasión, Jorge logró adaptarse a la cultura y a los terruños de los valles Calchaquíes, no solamente manteniendo la calidad de esta bodega emblemática de Cafayate, sino también dando su toque personal a los vinos, aportando frescura, modernidad y elegancia a los cortes Amalaya.

Manuel González Bals | Bodega Andeluna 

El vino del 2020 

El vino de este 2020 es Andeluna Semillón 2020. Lo elijo porque es un vino que me sorprendió nuevamente con su elegancia y su austeridad, con su entereza y su estilo silvestre. La variedad Semillón requiere mucha atención durante todo el proceso, desde la insipiente brotación de las vides hasta el fraccionamiento del vino. La exigua cantidad de hectáreas plantadas en nuestro país lo hace singular y su historia me lleva a Francia, mis raíces. Mucho esfuerzo realizado con un equipo de trabajo aunado en un solo objetivo claro: lograr el mejor Semillón de Tupungato. Por lo tanto, mi elección también tiene que ver con la situación que nos tocó atravesar durante la cosecha 2020, en el inicio de la pandemia; fueron meses de mucho sacrificio para poder lograr una cosecha de excelente calidad en el medio de una incertidumbre mundial. Conmociona poder hoy disfrutar de este vino luego de todo lo transcurrido y que no lo hubiéramos logrado sin toda la gente que colaboró para este fin.

La enóloga del año

Cada año me gusta destacar actores del mundo vitivinícola que dejan una marca, cualquiera sea su trayectoria y fama, resaltando principalmente la labor constante. Es por eso que para mí la enóloga destacada en este 2020 es Ana Musso, una joven profesional, licenciada en Enología, que desde un perfil modesto ha trabajado este año con mucho empeño y profesionalismo, su tenacidad es su brillo. Y otra vez lo mismo: este año especial me deja una enseñanza y ejemplo en un contexto adverso con lo cual vuelvo a ratificar que la Enología es una ciencia ávida de vehemencia, lo cual conduce al arte.

Gustavo Bertagna | Bodega Susana Balbo Wines

El vino del 2020 

Nosotros Malbec 2016. Porque nos ha dado muchas satisfacciones en base a los comentarios recibidos, y fue elegido el la lista de los Top 100 del mundo por James Suckling, y es de una cosecha fría y muy húmeda, que es atípica para Mendoza, lo que lo hace un vino único.

El enólogo del año

Sebastián Gava, segundo enólogo de Susana Balbo Wines, por su profesionalismo, humildad y continuo progreso en el ámbito enológico.

Ezequiel Ortego | Bodega Costa y Pampa 

El vino del 2020 

Patente X. Un vino de Córdoba frutado, redondo y muy bien logrado. Los vinos Córdoba, al igual que los de Chapadmalal, pertenecen a zonas aún no convencionales y que generan la atención de los consumidores. Y cuando lo probé, cumplió con creces mis expectativas. La diversidad que tenemos en Argentina es muy grande y hay suelo para hacer grandes vinos en todos lados.

El enólogo del año

Me costaría elegir un sólo enólogo que se haya destacado en el año, creería que el equipo enológico de Trapiche (liderado por Sergio Casé y Germán Buk) se destacó mucho este año por los reconocimientos de los vinos, posicionándose como bodega más premiada de Argentina y por la constante creatividad que envuelve al equipo, generando todos los años vinos de clase mundial.

Mariana Páez | Finca Quara 

El vino del 2020 

El vino que quiero destacar es el Alpaca Blend 2017, que se lanzará en 2021: una combinación de Malbec, Cabaernet Sauvignon, Tannat y Petit Verdot, con lo mejor de nuestra finca en Cafayate. Es un vino sumamente complejo, intenso en aromas y color… una verdadera explosión de aromas y sabores, a la vez elegante. Es muy único como toda su línea, y nos tiene muy expectantes como novedad del próximo año.

El enólogo del año

Realmente no me surge destacar a un solo enólogo este año sino a todos mis colegas. Fue un año especialmente difícil, lo fue para todos, pero en nuestra profesión en especial poder terminar la vendimia ya en plena pandemia, con las restricciones, sin saber si podríamos contar con los cosecheros para levantar la uva y la exposición al estar trabajando fuera de nuestras casas fue todo un desafío. Quisiera sí destacar a las enólogas que son madres, ya que muchas de ellas tuvieron que estar lejos de sus hijos durante los meses de vendimia y fue realmente difícil, un desafío del que salieron airosas. Por suerte contamos con herramientas digitales que permitieron también participar de eventos, cursos y la venta online, que empujó muchísimo y compensó en parte la situación.

Felipe Stahlschmidt | Bodega Pascual Toso 

El vino del 2020 

Ambrosía Luna Llena  Gran Malbec. Sorprendido por la intensidad de aromas, limpios, frescos y después coincidía muy bien en boca. Concentrado, largo, con distintas capas de sabores. Es mi elegido entre lo que probé este año.

El enólogo del año 

Mauricio Vegetti. Lo veo muy bien dedicándose de lleno a su proyecto “LUI”. Sorprende la calidad, precio y consistencia de sus vinos.

Bernardo Bossi Bonilla | Bodega Vinos de Potrero 

El vino del 2020 

Para mí, el vino destacado es el Vinyes Ocults de Maceración Carbónica. Conozco la pasión, la dedicación y las ganas de su creador: Tomás Stahringer . En térrminos enológicos, requiere de mucha conducta y control de detalles. El vino está muy bien logrado, con gran expresión frutal. Además, la presentación es excelente.

El enólogo del año

Tomás Stahringer, porque tiene gran pasión y dedicación al trabajar. Y lo más importante es que, además de todo, eso es buena gente.

Rogelio Rabino | Bodega Kaiken Wines

El vino del 2020 

Para este año elijo Hermandad Chardonnay 2018, de Falasco Wines. Lo degusté en una cena con amigos y me pareció que encontró el balance entre un vino del nuevo mundo con el viejo mundo. Modernidad y tradición en una botella.

El enólogo del año

Pablo Sanchez, de Falasco Wines, está llevando los vinos blancos de esa tradicional bodega a otro nivel, un buscador de la excelencia. Un gran profesional de bajo perfil y mucha humildad.

Clara Roby | Familia Millán

El vino del 2020 

Espumoso Cuvée Nature de Cruzat. Lo elegí porque me encantan los espumantes de Cruzat y este en particular es fabuloso. Es una combinación excelente entre el estilo clásico y moderno; un producto elaborado con una materia prima de muy alta calidad y con un alto nivel de cuidado en los detalles.

La enóloga del año

Lorena Mulet, enóloga de Cruzat. Es un ejemplo profesional, gran formadora de equipos, muy apasionada y detallista en la elaboración de sus productos, que tienen una altísima calidad. Además es una excelente persona.

Federico Bizzotto | Bodega Budeguer 

El vino del 2020 

Familia Budeguer Finca Maipú Malbec 2018. Lo elijo por el trabajo en equipo que demandó, junto con el desarrollo y estudio de vinos de parcelas únicas. Además de ello, representa la puesta en valor nuevamente en la elaboración de vinos de alta gama de una de las zonas más conocidas y hermosas de nuestro país, como es Maipú, en Mendoza.

El enólogo del año

Destaco el gran año de Germán Di Cesare, de Trivento, y a todo su equipo. Si bien a Germán no lo conozco demasiado, no se necesita mucho tiempo para reconocer a las personas claras y humildes como es él.

Rolando Díaz | Bodega Altos La Ciénaga 

El vino del 2020 

El vino que elijo es el Shiraz Joven 2019 de Altos La Ciénaga. Es la primera vez que se envasa y nos dio muchas satisfacciones. Me parece que es un vino que va a dar mucho de qué hablar, porque es complejo pero es muy tomable. 

El enólogo del año

El enólogo que elijo en este 2020 es un referente del NOA, como Paco Puga, tanto por el trabajo que viene haciendo en la bodega El Porvenir, como por su desarrollo con su proyecto personal. Y, sobre todo, porque sigue manteniendo su humildad y siempre comparte su conocimiento, algo muy importante en el mundo del vino. 

Rodrigo Serrago Alou | Bodega Domaine Bousquet

El vino del 2020 

El vino destacado de este año, y desde hace varios años, es un vino muy simple y muy complejo a la vez: el espumante Herencia Extra Brut de Polo Bodega y Viñedos, que hace el enólogo Tomás Stahringer. Es un vino que me encanta y que todos los años está igual, riquísimo y con una excelente relación precio-calidad.

El enólogo del año

Para mí el enólogo del 2020 es Gonzalo Carrasco de Bodega Terrazas de Los Andes, que ha tenido muchísimos reconocimientos durante el año. Es una de las personas que más que enseñó en el mundo del vino y me pone muy contento ver lo bien que le está yendo.

Leandro Azin | Bodega Casarena

El vino del 2020 

Yo elijo  Casarena DNA Cabernet Sauvignon (un 100% Cabernet Sauvignon), una hermosura de vino con mucha elegancia, con notas de frutas negras, pimientos y especias. Creo que es uno de los mejores Cabernet Sauvignon de Argentina. Cautivante.

El enólogo del año

Como enólogo el año, elijo a Eduardo Gabbarini, un muy buen técnico, amigo de la casa, una persona humilde que trabaja mucho y,sobre todo, alguien que ayudó mucho a la industria haciendo servicios de filtración para muchas bodegas grandes. También a Adrian Manchón, puesto que año a año mantiene la calidad de los vinos y le está dando muy buen resultado y eso es algo sumamente importante. Y, en tercer lugar, a Verónica Ortego, es un honor para mí que pueda compartir la profesión y la pasión en la elaboración de los vinos.

Héctor Renna | Bodega Goyenechea

El vino del 2020 

Este año quiero destacar un vino que me gustó mucho, tanto en su presentación como en su estilo: el Riesling de Viña Las Perdices. Es un vino impecable desde la presencia en copa. En nariz impacta fuertemente por las características varietales, con aromas muy finos y elegantes, mientras que en boca posee una gran frescura, equilibrio y excelente final, Un vino muy bien logrado.

La enóloga del año

Gisela Rahman, que dedica mucha pasión a esta profesión. Además, está logrando grandes vinos en las bodegas que lleva adelante.

Verónica Ortego | Bodega Mythic Cellars

El vino del año

Mythic Divine Creation Malbec Nouveau. Es de lo nuevo que lanzamos; un vino con gran personalidad, que estamos seguros que va a traernos alegrías y disfrute, algo que este año necesitamos. ¡Fresco, frutado, hermoso!

El enólogo del año

Sin lugar a dudas, Leandro Azin, no solo por el profesionalismo que demuestra año a año, si no por el amor y la pasión que puso en este 2020. Es un gran enólogo, un gran líder y, sobre todo, una grandísima persona.

Sidra. La apuesta de tres hermanos que renovaron la empresa fundada por su padre

Fuente: La Nación ~ La compañía que fundó en 1957 don Virginio (hoy de 93 años) actualmente está en manos de sus tres descendientes: Marcelo (56), Paula (51) y Javier (54).

Cuando el joven Virginio Luis Saccani se fue del campo bonaerense a la ciudad, y de ahí a la Patagonia, a perseguir una oportunidad con ansias de convertirse en el número uno en “algo”; cuando adquirió por pocas monedas unos cuantos cajones vacíos y se quedó con la etiqueta vencida que llevaban pegada; cuando consiguió que ese nombre de sidra que él no había elegido estuviera presente en las Fiestas de la mayor parte de las familias argentinas de clase media; cuando se convirtió en padre en vísperas de Navidad (sí, su primogénito -Marcelo- nació, curiosamente, un 24 de diciembre), posiblemente no podía imaginar que serían los hijos que tendría (aquel y dos más) quienes en el futuro darían vuelta la firma que tantos padecimientos y alegrías le aportarían a su larga vida. Y mucho menos podía sospechar, en esos inicios, que seis décadas más tarde, una noche cualquiera, un grupo de jóvenes, en alguna esquina o en un bar, estarían bebiendo latas de su sidra. Latas. Jóvenes. Una noche cualquiera. Fuera de casa. Sin brindis. Otro concepto.

Ese sabor típicamente navideño -burbujas y manzana- que para el común de la gente supo ser patrimonio exclusivo de los diciembres, en casa de los Saccani se degustaba durante todo el año. Y hasta los chicos, con muchísima mesura, estaban convidados. En los cumpleaños, en las reuniones y en algunas cenas ocasionales se destapaba una botella como en otras casas se abrían gaseosas. Incluso, usaban la bebida espirituosa como un insumo más de la cocina: las peras asadas en vez de ser “a la borgoña” se preparaban “a la sidra” y la bondiola braseada no la hacían con cerveza, sino con la bebida de la casa de los Saccani, quienes, desde hace 63 años, son dueños de Bodegas Cuvillier, productora de Sidra del Valle.

20.000 botellas de sidra producen por hora

La compañía que fundó en 1957 don Virginio (hoy de 93 años) actualmente está en manos de sus tres descendientes: Marcelo (56), Paula (51) y Javier (54).

Hijo de inmigrantes italianos y hermano de siete, Virginio vio temprano que, entre tantos, el moderado emprendimiento agroganadero familiar en Pergamino no daría demasiado a cada uno. Él quería más. Cuando fue a la capital a cumplir con el servicio militar obligatorio, decidió abrirse camino a partir de ahí.

US$ 2.000.000 invirtieron en los nuevos lanzamientos

Hábil para los contactos, comenzó a relacionarse con bodegas y les comercializaba de botellas a corchos. Hasta que conoció a un síndico que había adquirido una quiebra en Río Negro y no sabía bien qué hacer. “Yo te la administro”, le dijo Virginio como si supiera. Y supo. La vieja Sidra del Valle, que había gozado de cierta época de esplendor, pero ya estaba quebrada y deteriorada, fue la piedra fundamental de todo cuanto construyó. Primero usó lo que había para producir caldo de sidra, una molienda de manzana que se utiliza para elaborar el brebaje tradicional y lo vendió a distintas sidreras que completaban el proceso. Cuando se sintió afianzado, pensó en ser su propio proveedor y se desafió a montar una línea de elaboración y distribución. Consiguió quedarse con la marca de los cajones vacíos que se apilaban en los rincones junto a la molienda. Sidra del Valle no tenía ya ningún valor comercial y, por un ínfimo precio simbólico que le cobraron en gratitud por la generosidad de las gestiones que hacía con su nutrida red de vínculos, Virginio la adquirió para revivirla.

Una bodega pequeña en el Alto Valle de Río Negro estaba destinada a crecer hasta 10 veces en su escala y a posicionarse como líder en el país, llegando a ocupar el 40% del mercado. El primer paso largo fue en 1976. Virginio compró una planta de San Fernando, de 3500 metros cuadrados. Hoy la fábrica sextuplicó su superficie.

Actualmente, los caldos se siguen elaborando en el Alto Valle de Río Negro y en San Fernando se fracciona la molienda, se tipifica, se embotella, se tapa, se pasteuriza, etiqueta y se distribuye a todo el país. De Ushuaia a La Quiaca, Sidra del Valle arrancó desde adentro su expansión. Se consolidó en las cadenas de supermercados locales y, a través de esas góndolas, entró en la gran ciudad. Hoy también se exporta a Paraguay, Uruguay, Chile y Brasil.

20 millones de kilos de manzanas usan por año

Pero lejos de ser una fiesta eterna, los recuerdos de infancia que conservan los hermanos Saccani coinciden en la imagen de un padre sufrido y esforzado. “Aunque hubo etapas de escala vertiginosa, no eran larguísimos los momentos buenos para la empresa. Papá siempre la estaba peleando, permanentemente al filo de perderlo todo”, dice Javier. Y Paula agrega: “Pero apostó constantemente al crecimiento; cuando venía la mala, ponía más y más en el país”.

“Él no empezó desde abajo, sino desde el fondo, arrancó de menos cero. Trabajó muchísimo, perseveró. Un tipo 100% industrial con la meta de llegar a ser el número uno, ni un poco menos”, completa Marcelo.

100 empleados tiene la firma

Los hijos de Virginio cursaron distintas carreras universitarias: Marcelo estudió Economía; Paula, Diseño; Javier siguió Derecho. Los tres proyectaron un futuro profesional por fuera de Del Valle, sin embargo terminaron aplicando sus especializaciones en la empresa familiar: Paula hoy es la encargada de marketing y del sector financiero; Javier lleva la parte legal y comercial, mientras que Marcelo lidera la tarea industrial de la planta y el campo. En los últimos años, los hermanos redefinieron el rumbo de la firma.

El cambio generacional llegó con la tormenta. La devaluación del 2001 fue suficiente para Virginio, quien se volcó a la actividad agroganadera que había sido legado familiar y dejó a sus hijos al frente de la compañía. La crisis fue cediendo lugar a la oportunidad y, hacia el año 2006, los hermanos la levantaron con innovación. “Sacamos jugos de fruta y diversificamos el catálogo”, cuenta Paula. Ya tenían una etiqueta premium (la 1930) y había que ampliar. “Hicimos un cambio estratégico. Teníamos que crecer en marketing, incorporar productos”, detalla.

Compraron máquinas, aumentaron la capacidad productiva y enfocaron al blanco de desestacionalizar el consumo. “La sidra era una bebida festiva. Se tomaba en Navidad, quizás también en algún bautismo o casamiento”, dice Marcelo. “Era un brindis masivo”.

Surfearon una ola que asomaba desde Europa y Estados Unidos y se sumaron a la tendencias de abrirles paso a las sidras en el territorio que hasta ahora habían tenido las cervezas. “Un consumo más casual, atemporal, que sale de las casas y llega a los bares, que deja de ser exclusivo de «gente grande», que se sirve en verano, pero también en invierno”. Fueron por el segmento de la sidra artesanal con las botellitas individuales de Pyrus de manzana y de pera. Y hay un nuevo lanzamiento: la lata. “Somos los primeros que sacamos sidra en lata y le ponemos todas las fichas”, dice Javier. Y Marcelo describe: “Tiene una mayor graduación alcohólica que la vuelve más robusta y, a la vez, una gasificación fina que la hace más suave”. Y Paula remata: “La lata le da otra vestimenta al producto, le pone onda”.

Y ahí están los jóvenes, en las esquinas y en las barras tomando sidra de una manera que sus abuelos, como Virginio, no hubieran imaginado hace 60 años.

Espacio Navarro Correas: polo de clase mundial, vinos, espumantes y gastronomía excepcional

Fuente: IProfesional ~ El Espacio Navarro Correas permanecerá abierto hasta el 31 de marzo y promete convertirse en un paso obligado durante la temporada de verano

El jueves por la tarde, en el último turno de la cancha La Victoria, el equipo de los hermanos Pieres, la Ellerstina, realizó la demostración más contundente de lo que se vió hasta ahora en el 127º Abierto de Polo de la Argentina.

En la jornada más calurosa de la semana, se pudo ver al favorito del torneo, la Ellerstina, haciendo gala de su capacidad de goleo frente a la revelación de la temporada La Ensenada–La Aguada y se impuso por un categórico 15-4.

Lo destacado de la Copa Navarro Correas no fue el resultado sino el escaso trabajo que le dieron los jinetes a los jueces Gastón Lucero y Martín Pascual que apenas tuvieron que detener el juego por cinco faltas, un número sorprendente teniendo en cuenta la instancia –octavos de final-, la temperatura -33º C- y el turno, el último de una larga jornada de polo.

Los ganadores, la Ellerstina, continúan con posibilidades de adjudicarse la Triple Corona tras haber conseguido el Abierto de Tortugas y el Abierto de Hurlingham y los vencidos, La Ensenada La Aguada, se despidieron luego de un torneo donde obtuvieron sus primeras dos victorias en el Abierto.

La Copa Navarro Correas fue entregada por Tatiana Costa, brand manager de la marca, al Capitán de la Ellerstina, Facundo Pieres en el Espacio Navarro Correas, el lugar elegido por los seguidores del mejor polo del mundo donde se puede disfrutar de tragos, espumantes y los mejores vinos de una de las bodegas más tradicionales de la Argentina.

El Espacio continuará abierto hasta el otoñal 31 de marzo. A esa altura del año el predio de Palermo se convertirá en un Paseo Gastronómico que promete convertirse en la imagen obligatoria del verano argentino. 

La invitación de la Bodega es abierta público, para todos aquellos que quieran ir a pasarla bien solos, en pareja, con amigos o en familia. Se puede acceder únicamente mediante reservas en esta web

Allí, se ofrece una experiencia gastronómica excepcional –de la mano del aclamado chef Pablo Buzzo y Novecento–, armonizada con la más exclusiva selección de vinos y espumantes de la bodega.

Además, Navarro Correas presenta también una propuesta de tragos refrescantes, ideales para un verano que promete ser liberador. “La arquitectura de inspiración francesa del Espacio Navarro Correas refleja la elegancia que caracteriza al polo argentino y, además, para esta ocasión, fue especialmente diseñada para respetar los protocolos sanitarios y las normativas vigentes de distanciamiento social”, explicaron. 

“El Espacio de Navarro Correas promete ser el paso obligado durante toda la temporada de verano ofreciendono solo sus vinos y espumantes sino también tragos y la mejor gastronomía porteña que propone el chef Pablo Buzzo.” comentó María Eugenia Guttmann, gerenta de Marketing.

Un tinto argentino fue elegido “vino del año” entre los 100 mejores del mundo

Fuente: Clarín Gourmet by Carmen Ercegovich ~ El Malbec mendocino ya no está solo. Cepa emblema de la calidad de los vinos argentinos, este año más que nunca se demostró que otros varietales y otras regiones del país pueden alcanzar los mismos o superiores niveles de excelencia. 

Así como un Tannat de Salta obtuvo el máximo puntaje en la última edición de los Decanter Wine Awards 2020, ahora es noticia un Pinot Noir de la Patagonia, el Treinta y Dos 2018 de Bodega Chacra, que acaba de ser elegido “Vino del Año” en el más reciente reporte del crítico estadounidense James Suckling

Suckling ya le había otorgado 100 puntos (máxima calificación) a esta etiqueta en abril pasado, cuando publicó su listado de los mejores vinos argentinos del año. Sin embargo, este nuevo informe va mucho más allá: pone al vino de Chacra al tope de un listado que incluye 100 etiquetas de las mejores bodegas del mundo. 

De esta manera, este tinto elaborado en la localidad de Mainqué, en el Alto Valle de Río Negro, superó a otros ejemplares de prestigiosas bodegas de Italia, Francia, Alemania, España, Estados Unidos, Austria, Portugal, Chile y Australia. Otro vino argentino, el grand cru de Cheval Des Andes 2017 (Mendoza), ocupó el puesto N° 9 en el competitivo Top 10. Además, otros siete vinos de la misma provincia figuran entre los 100.

Consultado por Clarín, Suckling observó que es la segunda vez que un vino argentino lo cautiva al punto de otorgarle el primer puesto mundial. “La primera vez fue en 2014 con un Malbec de Luján de Cuyo de Viña Cobos. Esta vez se trata de un vino que viene de un lugar extraordinario, no solo porque es un perfecto vino de 100 puntos sino porque representa una serie de características que aplaudo en la viticultura en este momento en particular, con el cambio climático y la volatilidad económica”, dijo desde Hong Kong, donde se encuentra trabajando en este momento.

Cuando Suckling elogia el modo en que está hecho este vino se refiere a su elaboración orgánica, una tendencia en crecimiento en el mundo. Según el crítico, este vino es el resultado de “una producción sustentable y responsable con el medio ambiente, de impresionante valor, de carácter claro y transparente que refleja su ecosistema e increíble ‘bebilidad‘”.

Un “vino de campesinos”, de Río Negro al mundo

Bodega Chacra es un emprendimiento de Piero Incisa della Rocchetta, un italiano de estirpe artistocrática y dueño de bodegas en la Toscana que hace 17 años decidió recuperar un antiguo viñedo abandonado en Mainqué, una pequeña localidad del departamento de Gral. Roca, al norte de la provincia de Río Negro.

Piero había quedado fascinado con el Pinot Noir patagónico desde la primera vez que probó uno en Nueva York. Y en 2003, cuando encontró vides de esta cepa plantadas en 1932, tuvo la certeza de que ese hallazgo tenía un potencial enorme. No se equivocó.

Cuando encontramos esta pequeña viña, de apenas 1.8 hectáreas, nos dimos cuenta de que eran prácticamente oro en un lugar con un microclima extraordinario”, recuerda Piero desde Mainqué, donde recibió la noticia del reconocimiento de su vino.

“Es un enorme orgullo haber podido venir a la Argentina como huéspedes, donde nos atendieron muy bien y pudimos llegar a este resultado en muy poco tiempo”, celebra. También destaca la agricultura orgánica y biodinámica con la que trabajan, donde el entorno -una granja con animales y colmenas donde producen miel- contribuye a la trazabilidad del producto final. “Este lugar es como un jardín del Edén. Al tener baja humedad, no hay plagas, no hay enfermedades en la viña. El único enemigo es el granizo o la helada, pero las condiciones son ideales: composición mineral del suelo, clima, luz, todo esto nos permite hacer los vinos que hacemos, con una muy buena tensión, muy minerales. Son vinos muy gastronómicos y con mucha energía”, describe.

Para della Rochetta y su familia, las distinciones internacionales no son nuevas. El vino insignia de la bodega familiar Tenuta San Guido, llamado Sassicaia, ya había obtenido 100 puntos Parker y había sido elegido “vino del año” por la revista Wine Spectator. Pero esta es la primera vez que el proyecto personal de Piero en Argentina llega tan lejos.

Que nos elijan mejor vino del año es como ganar la Champions. Se demuestra que un vino de campesinos como el nuestro puede ser valorado por el mérito de su trabajo”, se enorgullece.

Por su producción 100 % artesanal, se elaboraron solo 6.960 botellas del Chacra Treinta y Dos 2028. Solo 15 % se destinó al mercado interno, por lo que actualmente hay muy pocas unidades disponibles para la venta en Argentina. Esta dificultad para conseguirlo, sumado al prestigio de la etiqueta, hace que las vinotecas especulen con su precio, que varía entre los 5 mil y 25 mil pesos. 

Ahora, a raíz del nuevo galardón, la bodega decidió sacar a la venta una partida adicional de 160 botellas que podrán adquirirse a partir del 1° de diciembre. Los pedidos deben hacerse directamente a través de la cuenta de Instagram @bodegachacra o por email:  admin@bodegachacra.com.

Los mejores vinos del 2020 según James Suckling

El siguiente es el listado completo del Top 100 de los mejores vinos del año según el crítico estadounidense.

1. Chacra Pinot Noir Patagonia Treinta Y Dos 2018 – Bodega Chacra (Río Negro, Argentina)

2. Schloss Johannisberg Riesling Rheingau Grünlack Spätlese 2019 (Alemania)

3. Livio Sassetti Brunello di Montalcino 2016 (Italia)

4. The Standish Wine Company Barossa Valley The Schubert Theorem 2018 (Australia)

5. Emmerich Knoll Riesling Wachau Ried Schütt Smaragd 2019 (Austria)

6. Wittmann Riesling Rheinhessen Morstein Gg 2019 (Alemania)

7. Dönnhoff Riesling Nahe Dellchen Gg 2019 (Alemania)

8. Tassi Brunello di Montalcino Franci Riserva 2015 (Italia)

9. Cheval Des Andes 2017 (Mendoza, Argentina)

10. Clos Apalta Valle De Apalta 2017 (Chile)

11. Chardonnay Adrianna Vineyard White Bones 2018 – Catena Zapata (Mendoza, Argentina)

12. Viña Don Melchor Cabernet Sauvignon Puente Alto 2018

13. Seña Valle De Aconcagua 2018

14. Ciacci Piccolomini d’Aragona Brunello di Montalcino Vigna Di Pianrosso Santa Caterina D’oro Riserva 2015

15. Giodo Brunello di Montalcino 2016

16. Wendouree Shiraz Clare Valley 2018

17. Siro Pacenti Brunello di Montalcino Ps Riserva 2015

18. Valdicava Brunello di Montalcino Madonna Del Piano Riserva 2015

19. Keller Riesling Rheinhessen Brünnenhäuschen Abts E Gg 2019

20. Casanova di Neri Brunello di Montalcino Cerretalto 2015

21. Bruno Giacosa Barbaresco Asili Riserva 2016

22. Roberto Voerzio Barolo Cerequio 2016

23. Peter Lehmann Riesling Eden Valley Wigan 2015

24. Domaine Weinbach Riesling Alsace Grand Cru Schlossberg Cuvée Ste. Catherine 2018

25. Cullen Margaret River Diana Madeline 2018

26. Mount Mary Yarra Valley Quintet 2018

27. Sami-Odi Shiraz Barossa Valley Hoffmann Dallwitz 2018

28. Viña Cobos Malbec Mendoza Cobos 2017

29. Jim Barry Shiraz Clare Valley The Armagh 2018

30. Henschke Shiraz Eden Valley Hill Of Grace Vineyard 2015

31. Abreu Napa Valley Las Posadas 2017

32 Yangarra Grenache Mclaren Vale High Sands 2019

33. F.X. Pichler Riesling Wachau Ried Unendlich 2019

34. Thörle Spätburgunder Rheinhessen Hölle 2018

35. Peter Michael Winery Chardonnay Sonoma County Knights Valley Belle-Cote 2017

36. Parusso Barolo Bussia Riserva 2011

37. Gran Enemigo Cabernet Franc Chacayes Single Vineyard 2016 (Mendoza, Argentina)

38. Georg Breuer Riesling Rheingau Berg Schlossberg 2019

39. Fürst Spätburgunder Franken Hunsrück Gg 2018

40. Castiglion del Bosco Brunello di Montalcino 2016

41. Aubert Chardonnay Napa Valley Sugar Shack Estate Vineyard 2017

42. San Filippo Brunello di Montalcino Le Lucere Riserva 2015

43. Künstler Riesling Rheingau Kirchenstück Gg 2019

44. Christmann Riesling Pfalz Idig Gg 2019

45. Domenico Clerico Barolo Percristina 2010

46. Terrazas De Los Andes Malbec Para Je Altamira Valle De Uco Los Castaños Parcel N 2w 2017

47. Pieve Santa Restituta Brunello di Montalcino Rennina 2015

48. Ökonomierat Rebholz Riesling Pfalz Kastanienbusch Gg 2019

49. Granja De Nuestra Señora De Remelluri Rioja Blanco 2017

50. Eredi Fuligni Brunello di Montalcino Riserva 2015

51. Susana Balbo Wines Malbec Valle De Uco Los Chacayes Nosotros Single Vineyard Nómade 2016

52. Gaja Barbaresco Sori San Lorenzo 2017

53. Bibi Graetz Toscana Colore 2018

54. Dana Estates Napa Valley Rutherford Helms Vineyard 2017

55. Tolpuddle Chardonnay Tasmania 2019

56. Henri Giraud Champagne Argonne Brut 2012

57. Château d’Yquem Sauternes 2017

58. Joh. Jos. Prum Riesling Mosel Wehlener Sonnenuhr Auslese Gold Cap 2018

59. Prinz Riesling Rheingau Jungfer Gg 2019

60. To Kolan Vineyard Co. Napa Valley Oakville Highest Beauty 2016

61. Château Trotanoy Pomerol 2017

62. Niepoort Douro Charme 2018

63. Bryant Family Vineyard Cabernet Sauvignon Napa Valley 2017

64. Raen Pinot Noir Sonoma County Sonoma Coast Freestone Occidental Bodega Vineyard 2018

65. López De Heredia Rioja Gran Reserva Viña Tondonia White 2001

66. Willi Schaefer Riesling Mosel Graacher Domprobst Spätlese 2019

67. Ochota Barrels Grenache Mclaren Vale A Sense Of Compression 2019

68. Bindi Pinot Noir Macedon Ranges Original Vineyard 2019

69. Trapiche Chardonnay Gualtallary Valle De Uco Terroir Series Finca El Tomillo 2019

70. Antica Terra Pinot Noir Eola-Amity Hills Antikythera 2017

71. Emiliana Valle De Colchagua Gê 2017

72. Deep Woods Estate Cabernet Sauvignon Margaret River Reserve 2017

73. Domaine de Chevalier Pessac-Léognan Blanc 2017

74. Errázuriz Chardonnay Aconcagua Costa Las Pizarras 2019

75. K Vintners Syrah Wahluke Slope The Hidden 2017

76. Château Rieussec Sauternes 2017

77. Château Cos D’estournel St.-ESTÈPHE 2017

78. Yalumba Cabernet Sauvignon Shiraz Coonawarra Barossa The Caley 2016

79. Château Margaux Margaux 2017

80. Hyde De Villaine Chardonnay Napa Valley Carneros Hyde Vineyard Comandante 2018

81. Clarendon Hills Syrah Mclaren Vale Astralis 2016

82. Montes Carmenere Petit Verdot Valle De Colchagua Purple Angel 2017

83. Tenuta delle Terre Nere Etna Rosso Prephylloxera La Vigna di Don Peppino 2018

84. Moric Blaufränkisch Burgenland Lutzmannsburg Alte Reben 2017

85. Petrolo Valdarno di Sopra Galatrona 2018

86. Bernhard Huber Spätburgunder Baden Schlossberg Gg 2018

87. Alta Vista Alto 2015 – Bodega Alta Vista (Mendoza, Argentina)

88. Giaconda Chardonnay Beechworth Estate Vineyard 2018

89. Vieux Château Certan Pomerol 2017

90. Torbreck Shiraz Barossa Valley The Laird 2015

91. Dr. Wehrheim Weissburgunder Pfalz Mandelberg Gg 2019

92. Spinifex Shiraz Eden Valley Rostein 2018

93. Müller-Catoir Muskateller Pfalz Bürgergarten El 2019

94. First Drop Shiraz Barossa Valley The Cream 2018

95. Tua Rita Toscana Redigaffi 2018

96. Friedrich Becker Spätburgunder Pfalz Heydenreich Gg 2017

97. Château Léoville Las Cases St.-JULIEN 2017

98. Sterling Vineyards Cabernet Sauvignon Napa Valley Yountville Sleeping Lady Vineyard 2016

99. Château Ducru-Beaucaillou St.-JULIEN 2017

100. Dom Pérignon Champagne 2010

¿El gin tonic se puede convertir en una “bebida nacional”?

Fuente: IProfesional ~ Bares, hoteles y restaurantes de todo el país se suman a diario a la movida e incorporan en su oferta al gin, que gana terreno en el paladar argentino

Si bien no era algo raro, tampoco era habitual hace unos años pedir un gin (con tónica o solo) en una barra; y mucho menos común era tener una botella en casa para beber una copa. Ahora se vive un verdadero boom, y está ocurriendo en todo el país con decenas de marcas nacionales que ven colmada su capacidad productiva como consecuencia de la demanda que trajo la ansiada “reapertura” y la nueva normalidad. 

Un claro ejemplo de esto es el de Destilería Moretti, quienes hace 4 años lanzaron  Buenos Aires GIN, su primer producto: “si bien tuvimos muy buenas críticas y el producto gustaba mucho, no se veía un ritmo de ventas tan acelerado como el del último año”, indican Bruno y Franco Moretti, sus fundadores. Actualmente están trabajando ininterrumpidamente y de su producto estrella, el gin tonic tirado en barril -que crearon  como innovación total a principios del año pasado- salen camiones cargados a todo el país.

La idea surgió como una forma de resolver de manera sencilla la creciente demanda de gin tonic en todo tipo de bares, pero sobre todo en cervecerías, que se multiplicaron durante los últimos años y comenzaron a sentir la necesidad de reconvertir parte de su oferta. El barril de gin tonic Moretti se conecta directamente a una chopera convencional y por la canilla sale el producto listo para tomar, elaborado con gin y tónica craft de altísima calidad, con las proporciones y el gas perfecto. Un sueño hecho realidad para ambos lados de la barra.

Tan fuerte es el crecimiento de la demanda de este producto que están empezando a proliferar bares temáticos especializados en gin tonic tirado, no sólo en Buenos Aires sinó también en varias provincias, de cuyas canillas brota gin tonic Moretti, que es luego decorado con diferentes “garnish” para crear las más diversas y creativas variantes.

Cuenta Paulo Conforti, reconocido bartender, dueño de las barras Home Bar B.A. que observa también otra tendencia: “En muchos países del mundo es normal pedir la carta de gin, algo impensado en Argentina por lo poco habitual que era su consumo. Pero ahora hay bares que la tienen, y consumidores que saben del tema y preguntan con qué gin haremos el trago, y ya no le da lo mismo que sea con uno de baja calidad o industrial. Los artesanales vienen picando en punta en ese sentido y son los más valorados por los consumidores actuales”.

Una tendencia federal con números en alza

Hace tan sólo 4 años existían unas 5 marcas de gin artesanal en el mercado argentino. A partir de 2017 se fueron sumando nuevas hasta este 2020, en el cual a pesar de las dificultades por todos conocidas se incorporaron al mercado más de 100 nuevas etiquetas de gin de elaboración artesanal, la mayoría con un importante volumen de ventas. 

En los comienzos de este fenómeno, la elaboración estaba focalizada en unos pocos puntos del país, principalmente en Mendoza, Buenos Aires, Mar del Plata y la Patagonia. Pero poco a poco fue propagándose a otras ciudades, a tal punto que hoy se puede pedir un gin en cualquier provincia.

En definitiva, el fenómeno parece haber llegado para quedarse y cada vez conquista a más personas a lo largo y a lo ancho del país. Tanto con tónica, para coctelería de alto vuelo,  para preparar comidas,  con hielo o solo, el gin se está convirtiendo en una “bebida nacional”.

Para más información y novedades sobre Destilería Moretti y sobre su exclusivo producto, el gin tonic tirado en barril, seguirlos en Instagram: @destileriamoretti y para consultar puntos de venta, ingresar en www.destileriamoretti.com

Alberto Arizu: “Los consumidores ahora están demandando vinos de más alto valor”

Fuente: IProfesional ~ Las bodegas están atravesando un momento de relativo optimismo, luego del impacto inicial que significó el arranque de la cuarentena y el cierre de restaurantes, hoteles y wine bars. 

Si bien todo el sector viene alertando por el aumento de costos y la caída de la facturación, también es cierto que genera expectativas el hecho de que la demanda en el mercado interno esté mostrando cifras positivas. 

Durante el mes de julio de 2020 se registró un crecimiento de casi 22% en los despachos de vinos al mercado interno respecto a julio del año anterior, con un volumen total cercano a los 98 millones de litros. En paralelo, el crecimiento acumulado en los siete meses representó una suba interanual de más del 9%. 

En ese sentido, el informe del INV destaca como un dato relevante el hecho de que no se registraba una cifra de ese nivel en los últimos siete años. Entre las causas que explican esta tendencia, los expertos señalan que obedece a que los consumidores están permaneciendo más tiempo en sus casas, con la posibilidad de tomar vino en almuerzo y cena; se usa menos el auto y se incrementó la oferta en la venta electrónica, entre otras variables. 

En este contexto, Alberto Arizu, CEO de Bodega Luigi Bosca, afirmó a iProfesional que “si bien el año había comenzado bien para nosotros, la cuarentena obligatoria decretada hacia fines de marzo generó al comienzo algunas dificultades en la cadena de abastecimiento. En mayo comenzamos a ver recuperación y los últimos dos meses han sido muy buenos”. 

-La caída en general del negocio de los restaurantes, bares y hoteles, más allá de la reciente rapertura en espacios al aire libre en la Ciudad, ¿llega a verse compensada por esta recuperación del vino en los hogares?

-En gran parte se recuperó en el consumo ‘at home’. En Luigi Bosca, incluso, hemos tenido una mayor demanda en vinos de alto valor. Vemos un consumo más cualitativo en el hogar, como uno de los comportamientos durante la cuarentena.

-Entonces observan que los consumidores están destinando un presupuesto mayor para etiquetas de más alto precio…

-Si bien nuestros vinos están en el segmento alto, vimos un crecimiento mayor aun en los segmentos “Prestige” y vinos de colección. La gente ha encontrado espacios, en el hogar, para disfrutar buenos vinos y buena cocina. Ha sido también una manera de indulgencia con uno mismo, encontrando placer en estos pequeños actos como puede ser relajarse con una copa de un vino de calidad, al terminar la jornada de trabajo, o compartir un llamado con sus seres queridos y amigos. La gente también encontró en la cocina un momento de relajación y de compartir en casa y esto también lleva a acompañar con un buen vino.

-¿Cómo está evolucionando el canal online?

-Desde Luigi Bosca, lanzamos la posibilidad de poder seguir disfrutando de nuestros productos en casa a partir de una plataforma online segura y confiable, que nos dio muy buenos resultados desde su activación. 

Veo un gran potencial en el comercio online de vino y, más allá de lo que está sucediendo ahora, sin dudas es algo que llegó para quedarse. Creo que es mucho más que un canal comercial; es una herramienta que permite conocer mejor al consumidor y que impactará de forma muy positiva en otros canales más tradicionales. En Luigi Bosca pensamos a futuro desde la ‘omnicanalidad’, desde la interacción entre canales, y, en el último tiempo, detectamos que el consumidor busca estar más cerca de las marcas y viceversa. Por eso, apuntamos a asegurar esta cercanía desde la creatividad y las nuevas plataformas de conectividad en auge.

-¿Qué perspectivas tienen para el resto del año?

-Somos optimistas y creemos que podremos cerrar el año acorde con nuestras previsiones prepandemia. Con grandes aprendizajes y una relación muy cercana con nuestros consumidores, que hemos generado por medio de nuestra plataforma online y el contacto a través de las redes sociales.

Vinos en botellas pequeñas, una tendencia pro cuarentena

Fuente: Ambito ~ La cuarentena ha despertado el interés por la presentaciones de 375 ml de vinos en vinotecas y en establecimientos gastronómicos que, al verse obligados a trabajar con delivery, las incorporan para armar promociones y menús ejecutivos. Las ventajas, afirman, son muchas, pero se destacan el hecho de que sean más económicas y más cómodas para trasladar y embalar.

Como consumidores, ¿cuántas veces nos ha pasado que nos privamos de pedir vino porque “va a quedar y da pena dejarlo”, o porque pensamos que “no va a tener el mismo sabor al otro día”?. Pues bien, en épocas de pedidos a domicilio como las que estamos transitando, estas situaciones habituales se acrecientan, y la búsqueda por dar soluciones al consumidor es continua. Por eso, cada vez hay más demanda de presentaciones pequeñas, de 375 ml, que son ideales para armar menús ejecutivos, combos y promociones para vinotecas y locales gastronómicos.

Vinotecas, restaurantes y bodegas

Fede Benítez, de la vinoteca Sommelier en Bicicleta de Palermo, explica que “antes de la cuarentena no vendíamos ni pensábamos en incorporar estas presentaciones porque siempre lo consideramos un formato de restaurante. Pero ahora, mucha gente que vive sola o que solo toma una copa por cena empezó a pedirnos las botellas pequeñas; y por ende, las incorporamos”.

Max Ortiz, sommelier y jefe de marketing de Bodega Sottano, indica que “en febrero lanzamos la presentación pequeña para nuestros Blend de Malbecs, Sottano Clásico y Reto porque muchos de nuestros clientes nos pedían ese formato. Lamentablemente la pandemia generó que la demanda se retrajera, pero en muchas provincias y ciudades donde ya están en fases más avanzadas que el AMBA se registraron alzas en los pedidos en estas últimas semanas. Y con la expectativa de apertura gradual en la Ciudad de Buenos Aires y alrededores, son muchos los restaurantes y vinotecas que empezaron a pedirlas”.

Por su parte, Martín Bruno, sommelier y brand ambassador de Bodega Etchart Cafayate, opina que: “las botellas de 375ml contienen apenas un poco más de dos copas estándar, con lo cual son ideales para un almuerzo o como opción de bebida en un menú ejecutivo.

Si bien en Argentina es un formato que, salvo algunas excepciones, estuvo relegado a vinos simples, sería una gran oportunidad para disfrutar de vinos más complejos en un formato más “individual”. Son muy convenientes también para aquellos restaurantes que no tienen desarrollado el servicio de vinos por copa, ya que les evita el tener que cuidar la rotación de las botellas abiertas.

Coincidiendo con las ventajas que puede tener el formato pequeño, Gonzalo Coronel, sommelier y gerente del restaurante porteño Aire Criollo, explica que “tenemos muchos pedidos de gente que está sola y no tiene ganas de pedir un vino grande; entonces armamos algunas opciones como el bife de chorizo acompañado de un excelente vino de 375 ml, al cual le agregamos una tablita de madera como obsequio. Ese menú funciona muy bien y la gente lo pide mucho, con lo cual diría que nuestra experiencia con el formato es más que rentable”.

Por sus múltiples ventajas, es evidente que la “botellita de vino” da pelea en todos los rubros y es una presentación que se verá cada vez más seguido en restaurantes y hoteles de Argentina y del mundo.

Adriana Martínez: “Hay que disfrutar de los restaurantes en bodegas”

Fuente: MDZ ~ Adriana Martínez es Lic. en Enología. Es la propietaria de Mythos Wines Argentina, y representante de Famille Sylvain Groupe y de Molinas Argentina SRL. Está casada con Roberto y tiene dos hijos, Federico y Gianfranco. Es una viajera nata, por placer y por trabajo; y fanática de la cocina. Sabe disfrutar de la vida, la gastronomía, y por supuesto de los vinos. Fue una de las fundadoras de AMUVA (Asociación Mujeres del Vino de Argentina), presidente por 7 años, actualmente ocupa la vicepresidencia. 

Hoy la entrevistamos en la sección “Soy un food lover” y nos respondió cada pregunta con una excelente predisposición y amabilidad. ¡Ahí va!

Food Lovers: ¿Te definís como un food lover?

Adriana Martínez: -Sí absolutamente!. La buena gastronomía también es emoción y placer.

FL: -¿Cómo surgió tu pasión por la gastronomía? 

AM: -Desde que era chica recuerdo haber coleccionado recetas de cocineros y comprado libros de diferentes estilos. Ahora continúo con esa costumbre ¡pero las guardo en archivos digitales!. En mi casa paterna se hacía todo casero, desde salsas de tomates, dulces y mermeladas de frutas, escabeches, pastas, embutidos. Creo que eso influyó y desarrolló en mí una permanente curiosidad por la gastronomía, que después se transformó en una forma más de expresarme.

FL: -¿Qué te gusta más, comer o cocinar?

AM: -Las dos!. Comer rico es muy importante para mí, soy exigente con la calidad del producto final y sus ingredientes. Me encanta cocinar, soy creativa, probar nuevas formas de hacer una receta clásica, incorporar siempre las especias, jugar con lo dulce, salado y picante. También soy ahorrativa, no desperdicio nada porque creo que siempre se puede transformar lo que sobró del medio día o lo que hay en la heladera. A mi familia la he acostumbrado a valorar el alimento saludable y a probar todo tipo de sabores. 

FL: -En tu tiempo libre ¿preferís salir a comer o quedarte en casa? 

AM: -Ambas, en esta cuarentena he cocinado platos que llevan mucho tiempo y dedicación pero que son puro placer a la hora de sentarse a la mesa. ¡Salir a comer con la familia o con amigos es un excelente plan! Me gusta ir a lugares nuevos y conocer en lo posible al responsable de la cocina, algunas veces he pedido que se acerque a la mesa para felicitarlo y tomar la foto infaltable del plato porque algunos son obras de arte! 

FL: -¿Con qué frecuencia cocinas en casa? 

AM: -Casi siempre, dependiendo de la intensidad laboral que tenga, si no, los que cocinan son mis hijos o mi esposo. Nadie queda excluido y hacen lo que pueden, todos han tenido que  aprender! MI hijo Giani, heredó mi veta culinaria pero con otro estilo y muy bueno también.

FL: -¿Especialidad?

AM: -Las pastas, pescados, arroces, empanadas de distintos sabores ¡y la tortilla de papas!.

FL: -¿Qué te pide tu familia o amigos que cocines?

 AM: -Lasagna casi siempre, si estamos de vacaciones en el mar, mariscos y pescados.

FL: -¿Qué plato te sale mejor? 

AM: -Hay un plato que aprendí hace más de 20 años y que además te pide mucho vino tinto, los espaguetis al aglio, olio y peperoncino.

FL: -¿Cuál es tu plato favorito? 

AM: -Dos: el sushi y la tortilla de papas.

FL: -¿Tu vino favorito? 

AM: -Elijo el vino de acuerdo al momento así que todos pueden ser!, pero tengo cierta debilidad por el Pinot Noir.  En casa tengo una cava con muchos vinos tintos, blancos, rosados, espumosos, de diversos orígenes. Compro y me regalan. Por supuesto mi vino Mythos nunca falta!

FL: -¿Tu producto gourmet favorito? 

AM: -Varios: especias todas las que puedo tener, aceto, salsa de soja y aceites de oliva varietales.

FL: -¿Tu comida chatarra  o golosina favorita?

AM: -Excepto las papas fritas y de vez en cuando, no consumo comida chatarra.  ¡Muero por el helado y el chocolate!

FL: -¿Qué accesorio o utensilio no puede faltar en tu cocina?

AM: -Buenas cacerolas, buenos cuchillos y electrodomésticos que faciliten procesos de elaboración. 

FL: -¿Qué ingrediente no puede faltar en tu cocina? 

AM: -No concibo cocinar sin aceite de oliva virgen extra!. Y obviamente las especias!!

FL: -¿Lugar preferido para comer afuera en Mendoza? 

AM: -Hace muchos años que Mendoza viene destacándose en la gastronomía gracias al enoturismo. Esta actividad le ha dado un impulso muy importante y la ha llevado a perfeccionarse y lograr cierta identidad. Conozco casi todos los restaurantes de las bodegas y cada uno tiene su atractivo y especialidad. 

FL: -¿Qué tipo de comida es la que más te gusta al momento de elegir a dónde salir a comer?

AM: -¡Sin dudas el sushi!

 FL: -¿Cuál es tu destino gastronómico favorito en el mundo?

AM: -Francia es uno de ellos pero no el único, conozco mucho su gastronomía y admiro la inmensidad de sabores que van desde los oceánicos hasta los del continente. Sus quesos que son una gloria, sus carnes de corral, sus pescados y mariscos, y por supuesto sus macarons!

FL: -¿Y tu restaurante favorito en el mundo?

AM: -Difícil, hay tantos!, pero uno que me emocionó y jamás olvidaré se llama Le Caveau des Arches y está en Beaune, en la Borgoña. El dueño nos eligió su mejor mesa: “la de la cocina del restaurante”. Pasamos largas horas viendo a los cocineros desplegar su arte, probando casi todo el menú, con los mejores vinos de la cava y en su compañía. ¡Un lujo!! El año pasado volví a ir, es el mejor lugar para comer los escargots o caracoles de la Borgoña con salsa de manteca saborizada, el foi gras de canard y los quesos!

FL: -¿Un plato inolvidable en alguno de esos viajes?

AM: -Hay un pez de mar llamado “vieja” de Santa Cruz de Tenerife, islas Canarias, se prepara entero frito o a la parrilla acompañado de papas arrugadas que son como las rústicas y mojo de cilantro (salsa verde) un plato sencillo y muy sabroso que se come a la orilla del mar en cualquiera de los restaurantes de la isla. Y sin dejar de mencionar a Italia: los espaguetis a la vóngole!

FL: -¿Qué productos gastronómicos comprás en tus viajes para llevarte a casa? (utensilios, especias, libros, etc).

AM: -De todo!! platos, fuentes, moldes de silicona, manteles, libros, más de vinos, muchas especias hasta para regalar, delantales de cocina, destapadores de vino, tengo una colección. ¡Me fascinan las tiendas para el hogar!

FL: -¿Un consejo para nuestros lectores “food lovers”? 

AM: -Que cocinen con los productos que tienen en cada época del año, que traten de comprar en la feria las verduras y frutas por la variedad, frescura y precio. Si les gusta cocinar que lo hagan con los mejores ingredientes que puedan adquirir y prueben siempre sabores nuevos, y si no les gusta, que piensen en platos sencillos pero nutritivos porque la comida es la mejor medicina para nuestro cuerpo. Otra sugerencia es que preparen un menú semanal para organizarse con los tiempos y las compras y sobre todo ayuda a no pensar en qué cocinar diariamente. Si les gusta salir a comer lo hagan en lugares que tengan buen servicio, higiene y buena comida, los hay para todos los bolsillos. En esta época de pandemia, ser exigentes con el cumplimiento del  protocolo y disfrutar de los restaurantes de las bodegas, vivir esa experiencia es de las mejores propuestas que tenemos en Mendoza. Y cuando se pueda volver a viajar que no se pierdan los mercados domingueros de los pueblitos, tienen de todo y además son vistosos!