Alberto Arizu: “Los consumidores ahora están demandando vinos de más alto valor”

Fuente: IProfesional ~ Las bodegas están atravesando un momento de relativo optimismo, luego del impacto inicial que significó el arranque de la cuarentena y el cierre de restaurantes, hoteles y wine bars. 

Si bien todo el sector viene alertando por el aumento de costos y la caída de la facturación, también es cierto que genera expectativas el hecho de que la demanda en el mercado interno esté mostrando cifras positivas. 

Durante el mes de julio de 2020 se registró un crecimiento de casi 22% en los despachos de vinos al mercado interno respecto a julio del año anterior, con un volumen total cercano a los 98 millones de litros. En paralelo, el crecimiento acumulado en los siete meses representó una suba interanual de más del 9%. 

En ese sentido, el informe del INV destaca como un dato relevante el hecho de que no se registraba una cifra de ese nivel en los últimos siete años. Entre las causas que explican esta tendencia, los expertos señalan que obedece a que los consumidores están permaneciendo más tiempo en sus casas, con la posibilidad de tomar vino en almuerzo y cena; se usa menos el auto y se incrementó la oferta en la venta electrónica, entre otras variables. 

En este contexto, Alberto Arizu, CEO de Bodega Luigi Bosca, afirmó a iProfesional que “si bien el año había comenzado bien para nosotros, la cuarentena obligatoria decretada hacia fines de marzo generó al comienzo algunas dificultades en la cadena de abastecimiento. En mayo comenzamos a ver recuperación y los últimos dos meses han sido muy buenos”. 

-La caída en general del negocio de los restaurantes, bares y hoteles, más allá de la reciente rapertura en espacios al aire libre en la Ciudad, ¿llega a verse compensada por esta recuperación del vino en los hogares?

-En gran parte se recuperó en el consumo ‘at home’. En Luigi Bosca, incluso, hemos tenido una mayor demanda en vinos de alto valor. Vemos un consumo más cualitativo en el hogar, como uno de los comportamientos durante la cuarentena.

-Entonces observan que los consumidores están destinando un presupuesto mayor para etiquetas de más alto precio…

-Si bien nuestros vinos están en el segmento alto, vimos un crecimiento mayor aun en los segmentos “Prestige” y vinos de colección. La gente ha encontrado espacios, en el hogar, para disfrutar buenos vinos y buena cocina. Ha sido también una manera de indulgencia con uno mismo, encontrando placer en estos pequeños actos como puede ser relajarse con una copa de un vino de calidad, al terminar la jornada de trabajo, o compartir un llamado con sus seres queridos y amigos. La gente también encontró en la cocina un momento de relajación y de compartir en casa y esto también lleva a acompañar con un buen vino.

-¿Cómo está evolucionando el canal online?

-Desde Luigi Bosca, lanzamos la posibilidad de poder seguir disfrutando de nuestros productos en casa a partir de una plataforma online segura y confiable, que nos dio muy buenos resultados desde su activación. 

Veo un gran potencial en el comercio online de vino y, más allá de lo que está sucediendo ahora, sin dudas es algo que llegó para quedarse. Creo que es mucho más que un canal comercial; es una herramienta que permite conocer mejor al consumidor y que impactará de forma muy positiva en otros canales más tradicionales. En Luigi Bosca pensamos a futuro desde la ‘omnicanalidad’, desde la interacción entre canales, y, en el último tiempo, detectamos que el consumidor busca estar más cerca de las marcas y viceversa. Por eso, apuntamos a asegurar esta cercanía desde la creatividad y las nuevas plataformas de conectividad en auge.

-¿Qué perspectivas tienen para el resto del año?

-Somos optimistas y creemos que podremos cerrar el año acorde con nuestras previsiones prepandemia. Con grandes aprendizajes y una relación muy cercana con nuestros consumidores, que hemos generado por medio de nuestra plataforma online y el contacto a través de las redes sociales.

Vinos en botellas pequeñas, una tendencia pro cuarentena

Fuente: Ambito ~ La cuarentena ha despertado el interés por la presentaciones de 375 ml de vinos en vinotecas y en establecimientos gastronómicos que, al verse obligados a trabajar con delivery, las incorporan para armar promociones y menús ejecutivos. Las ventajas, afirman, son muchas, pero se destacan el hecho de que sean más económicas y más cómodas para trasladar y embalar.

Como consumidores, ¿cuántas veces nos ha pasado que nos privamos de pedir vino porque “va a quedar y da pena dejarlo”, o porque pensamos que “no va a tener el mismo sabor al otro día”?. Pues bien, en épocas de pedidos a domicilio como las que estamos transitando, estas situaciones habituales se acrecientan, y la búsqueda por dar soluciones al consumidor es continua. Por eso, cada vez hay más demanda de presentaciones pequeñas, de 375 ml, que son ideales para armar menús ejecutivos, combos y promociones para vinotecas y locales gastronómicos.

Vinotecas, restaurantes y bodegas

Fede Benítez, de la vinoteca Sommelier en Bicicleta de Palermo, explica que “antes de la cuarentena no vendíamos ni pensábamos en incorporar estas presentaciones porque siempre lo consideramos un formato de restaurante. Pero ahora, mucha gente que vive sola o que solo toma una copa por cena empezó a pedirnos las botellas pequeñas; y por ende, las incorporamos”.

Max Ortiz, sommelier y jefe de marketing de Bodega Sottano, indica que “en febrero lanzamos la presentación pequeña para nuestros Blend de Malbecs, Sottano Clásico y Reto porque muchos de nuestros clientes nos pedían ese formato. Lamentablemente la pandemia generó que la demanda se retrajera, pero en muchas provincias y ciudades donde ya están en fases más avanzadas que el AMBA se registraron alzas en los pedidos en estas últimas semanas. Y con la expectativa de apertura gradual en la Ciudad de Buenos Aires y alrededores, son muchos los restaurantes y vinotecas que empezaron a pedirlas”.

Por su parte, Martín Bruno, sommelier y brand ambassador de Bodega Etchart Cafayate, opina que: “las botellas de 375ml contienen apenas un poco más de dos copas estándar, con lo cual son ideales para un almuerzo o como opción de bebida en un menú ejecutivo.

Si bien en Argentina es un formato que, salvo algunas excepciones, estuvo relegado a vinos simples, sería una gran oportunidad para disfrutar de vinos más complejos en un formato más “individual”. Son muy convenientes también para aquellos restaurantes que no tienen desarrollado el servicio de vinos por copa, ya que les evita el tener que cuidar la rotación de las botellas abiertas.

Coincidiendo con las ventajas que puede tener el formato pequeño, Gonzalo Coronel, sommelier y gerente del restaurante porteño Aire Criollo, explica que “tenemos muchos pedidos de gente que está sola y no tiene ganas de pedir un vino grande; entonces armamos algunas opciones como el bife de chorizo acompañado de un excelente vino de 375 ml, al cual le agregamos una tablita de madera como obsequio. Ese menú funciona muy bien y la gente lo pide mucho, con lo cual diría que nuestra experiencia con el formato es más que rentable”.

Por sus múltiples ventajas, es evidente que la “botellita de vino” da pelea en todos los rubros y es una presentación que se verá cada vez más seguido en restaurantes y hoteles de Argentina y del mundo.

Adriana Martínez: “Hay que disfrutar de los restaurantes en bodegas”

Fuente: MDZ ~ Adriana Martínez es Lic. en Enología. Es la propietaria de Mythos Wines Argentina, y representante de Famille Sylvain Groupe y de Molinas Argentina SRL. Está casada con Roberto y tiene dos hijos, Federico y Gianfranco. Es una viajera nata, por placer y por trabajo; y fanática de la cocina. Sabe disfrutar de la vida, la gastronomía, y por supuesto de los vinos. Fue una de las fundadoras de AMUVA (Asociación Mujeres del Vino de Argentina), presidente por 7 años, actualmente ocupa la vicepresidencia. 

Hoy la entrevistamos en la sección “Soy un food lover” y nos respondió cada pregunta con una excelente predisposición y amabilidad. ¡Ahí va!

Food Lovers: ¿Te definís como un food lover?

Adriana Martínez: -Sí absolutamente!. La buena gastronomía también es emoción y placer.

FL: -¿Cómo surgió tu pasión por la gastronomía? 

AM: -Desde que era chica recuerdo haber coleccionado recetas de cocineros y comprado libros de diferentes estilos. Ahora continúo con esa costumbre ¡pero las guardo en archivos digitales!. En mi casa paterna se hacía todo casero, desde salsas de tomates, dulces y mermeladas de frutas, escabeches, pastas, embutidos. Creo que eso influyó y desarrolló en mí una permanente curiosidad por la gastronomía, que después se transformó en una forma más de expresarme.

FL: -¿Qué te gusta más, comer o cocinar?

AM: -Las dos!. Comer rico es muy importante para mí, soy exigente con la calidad del producto final y sus ingredientes. Me encanta cocinar, soy creativa, probar nuevas formas de hacer una receta clásica, incorporar siempre las especias, jugar con lo dulce, salado y picante. También soy ahorrativa, no desperdicio nada porque creo que siempre se puede transformar lo que sobró del medio día o lo que hay en la heladera. A mi familia la he acostumbrado a valorar el alimento saludable y a probar todo tipo de sabores. 

FL: -En tu tiempo libre ¿preferís salir a comer o quedarte en casa? 

AM: -Ambas, en esta cuarentena he cocinado platos que llevan mucho tiempo y dedicación pero que son puro placer a la hora de sentarse a la mesa. ¡Salir a comer con la familia o con amigos es un excelente plan! Me gusta ir a lugares nuevos y conocer en lo posible al responsable de la cocina, algunas veces he pedido que se acerque a la mesa para felicitarlo y tomar la foto infaltable del plato porque algunos son obras de arte! 

FL: -¿Con qué frecuencia cocinas en casa? 

AM: -Casi siempre, dependiendo de la intensidad laboral que tenga, si no, los que cocinan son mis hijos o mi esposo. Nadie queda excluido y hacen lo que pueden, todos han tenido que  aprender! MI hijo Giani, heredó mi veta culinaria pero con otro estilo y muy bueno también.

FL: -¿Especialidad?

AM: -Las pastas, pescados, arroces, empanadas de distintos sabores ¡y la tortilla de papas!.

FL: -¿Qué te pide tu familia o amigos que cocines?

 AM: -Lasagna casi siempre, si estamos de vacaciones en el mar, mariscos y pescados.

FL: -¿Qué plato te sale mejor? 

AM: -Hay un plato que aprendí hace más de 20 años y que además te pide mucho vino tinto, los espaguetis al aglio, olio y peperoncino.

FL: -¿Cuál es tu plato favorito? 

AM: -Dos: el sushi y la tortilla de papas.

FL: -¿Tu vino favorito? 

AM: -Elijo el vino de acuerdo al momento así que todos pueden ser!, pero tengo cierta debilidad por el Pinot Noir.  En casa tengo una cava con muchos vinos tintos, blancos, rosados, espumosos, de diversos orígenes. Compro y me regalan. Por supuesto mi vino Mythos nunca falta!

FL: -¿Tu producto gourmet favorito? 

AM: -Varios: especias todas las que puedo tener, aceto, salsa de soja y aceites de oliva varietales.

FL: -¿Tu comida chatarra  o golosina favorita?

AM: -Excepto las papas fritas y de vez en cuando, no consumo comida chatarra.  ¡Muero por el helado y el chocolate!

FL: -¿Qué accesorio o utensilio no puede faltar en tu cocina?

AM: -Buenas cacerolas, buenos cuchillos y electrodomésticos que faciliten procesos de elaboración. 

FL: -¿Qué ingrediente no puede faltar en tu cocina? 

AM: -No concibo cocinar sin aceite de oliva virgen extra!. Y obviamente las especias!!

FL: -¿Lugar preferido para comer afuera en Mendoza? 

AM: -Hace muchos años que Mendoza viene destacándose en la gastronomía gracias al enoturismo. Esta actividad le ha dado un impulso muy importante y la ha llevado a perfeccionarse y lograr cierta identidad. Conozco casi todos los restaurantes de las bodegas y cada uno tiene su atractivo y especialidad. 

FL: -¿Qué tipo de comida es la que más te gusta al momento de elegir a dónde salir a comer?

AM: -¡Sin dudas el sushi!

 FL: -¿Cuál es tu destino gastronómico favorito en el mundo?

AM: -Francia es uno de ellos pero no el único, conozco mucho su gastronomía y admiro la inmensidad de sabores que van desde los oceánicos hasta los del continente. Sus quesos que son una gloria, sus carnes de corral, sus pescados y mariscos, y por supuesto sus macarons!

FL: -¿Y tu restaurante favorito en el mundo?

AM: -Difícil, hay tantos!, pero uno que me emocionó y jamás olvidaré se llama Le Caveau des Arches y está en Beaune, en la Borgoña. El dueño nos eligió su mejor mesa: “la de la cocina del restaurante”. Pasamos largas horas viendo a los cocineros desplegar su arte, probando casi todo el menú, con los mejores vinos de la cava y en su compañía. ¡Un lujo!! El año pasado volví a ir, es el mejor lugar para comer los escargots o caracoles de la Borgoña con salsa de manteca saborizada, el foi gras de canard y los quesos!

FL: -¿Un plato inolvidable en alguno de esos viajes?

AM: -Hay un pez de mar llamado “vieja” de Santa Cruz de Tenerife, islas Canarias, se prepara entero frito o a la parrilla acompañado de papas arrugadas que son como las rústicas y mojo de cilantro (salsa verde) un plato sencillo y muy sabroso que se come a la orilla del mar en cualquiera de los restaurantes de la isla. Y sin dejar de mencionar a Italia: los espaguetis a la vóngole!

FL: -¿Qué productos gastronómicos comprás en tus viajes para llevarte a casa? (utensilios, especias, libros, etc).

AM: -De todo!! platos, fuentes, moldes de silicona, manteles, libros, más de vinos, muchas especias hasta para regalar, delantales de cocina, destapadores de vino, tengo una colección. ¡Me fascinan las tiendas para el hogar!

FL: -¿Un consejo para nuestros lectores “food lovers”? 

AM: -Que cocinen con los productos que tienen en cada época del año, que traten de comprar en la feria las verduras y frutas por la variedad, frescura y precio. Si les gusta cocinar que lo hagan con los mejores ingredientes que puedan adquirir y prueben siempre sabores nuevos, y si no les gusta, que piensen en platos sencillos pero nutritivos porque la comida es la mejor medicina para nuestro cuerpo. Otra sugerencia es que preparen un menú semanal para organizarse con los tiempos y las compras y sobre todo ayuda a no pensar en qué cocinar diariamente. Si les gusta salir a comer lo hagan en lugares que tengan buen servicio, higiene y buena comida, los hay para todos los bolsillos. En esta época de pandemia, ser exigentes con el cumplimiento del  protocolo y disfrutar de los restaurantes de las bodegas, vivir esa experiencia es de las mejores propuestas que tenemos en Mendoza. Y cuando se pueda volver a viajar que no se pierdan los mercados domingueros de los pueblitos, tienen de todo y además son vistosos!

El vino apuesta al ecommerce para recuperar ventas

Fuente: La NAción ~ Sin llegar a los niveles de catástrofe que enfrentan los shopping centers o las marcas de ropa, las bodegas se vieron obligadas a reformular su modelo de negocios para adaptarse a la nueva normalidad en un escenario de crisis generalizada. De un día para el otro, la cuarentena se llevó puesto a uno de sus principales canales comerciales -el llamado canal de botella abierta, que reúne a restaurantes y bares – y ahora se lanzaron a potenciar sus ventas online, ya sea a través de sitios propios o basándose en marketplaces , como Mercado Libre.

En el sector confían en que la pérdida de gran parte de sus clientes sea un problema pasajero y destacan como un hecho alentador las señales de reapertura de restaurantes y bares que ya se están registrando en algunas plazas del interior. Pero a la vez reconocen que muchos de los cambios en los hábitos de compra que disparó la pandemia llegaron para quedarse.

“Estamos acompañando a los clientes de bares y restaurantes para sobrellevar este momento tan complicado, con promociones en sus servicios de delivery. Además, estamos pensando nuevas alternativas con clientes de este canal para la reapertura. En lo que respecta a ecommerce , nosotros trabajamos en forma directa con nuestros canal de ventas, que es vinosyspirits.com. Allí tenemos promociones y novedades permanentemente. También trabajamos constantemente para mejorar las ventas de nuestros partners como las plataformas digitales de las vinotecas y de los supermercados. En nuestra plataforma pasó a representar una parte importante de nuestras ventas en el vino de alta gama” , explica Alejandro Helou, director de marketing del grupo Peñaflor, el jugador número uno del mercado argentino.

“El consumo hogareño se ha incrementado y, de alguna forma, compensa la caída del canal gastronomía. Otro canal que se ha resentido es el de las vinotecas ubicadas en los circuitos turísticos y en las que los visitantes extranjeros eran su principal fuente de ventas. Hoy, las ofertas y las inversiones comerciales se están destinando mayormente a los canales supermercados y autoservicio s”, explica Ana Mitrano, gerenta comercial del mercado interno de Familia Zuccardi, que por el momento no trabaja en el ecommerce en forma directa, pero que cuenta con la plataforma Club Zuccardi, donde ofrece etiquetas exclusivas y añadas antiguas para sus socios.

Cuestión de imagen

En las bodegas destacan que el impacto de la pérdida del canal de botella abierta va más allá del tema comercial puntual y también afecta a sus planes de marketing y comunicación. ” El canal de botella abierta en nuestra estrategia no es determinante en el volumen del negocio local, pero es un canal formador de imagen”, explica Ignacio Martínez Landa, director de marketing de Domaine Bousquet, que exporta el 95% de su producción, pero que también cuenta con su propio sitio de venta online. “La crisis actual va a generar, o ya generó, un cambio de hábitos en la compra de la categoría y una actualización forzada de la industria en la oferta ofrecida en el canal de ecommerce . Teniendo esto en cuenta es que la competencia y el desarrollo de canales va a tener que adaptarse y cada uno lograr su factor diferenciador para no dejar que el negocio se desarrolle solo en los grandes players “, agrega Martínez Landa.

La contracara de la mayor demanda son las dificultades logísticas que se potencian en una economía en cuarentena y con muchas provincias que decidieron cerrar sus fronteras para evitar nuevos contagios.

“Durante el aislamiento nuestro ecommerce bautizado Seismiles tuvo un crecimiento del 50% en ventas, con un incremento del 40% de nuevos usuarios. Y se prevé duplicar las ventas, como así también crecer el 100% en seguidores. El cuello de botella que se está presentando hoy se da en la logística, porque ha aumentado tanto la demanda que los servicios tradicionales más conocidos no dan abasto con las entregas y están demorando entre 10 y 20 días. Y si bien surgen nuevos proveedores, todavía no llegan a cubrir la demanda”, explicó Diego Torrea, responsable de ecommerce de la bodega catamarqueña Altos de Tinogasta.

En el grupo Dartley Family Wines -que reúne a las bodegas Casarena, Mythic Estate Wines y Rama Negra-también coinciden en que la logística representa la mayor amenaza para el crecimiento del ecommerce de los vinos. “La Argentina es un país tan grande que es muy compleja la logística, los costos son enormes, con lo cual hoy por hoy generar venta online con una logística aceitada que reaccione en tiempo y forma es realmente muy complejo, esa es principalmente la traba fundamental para el ecommerce “, explica Martín Pérez Cambet, director comercial del grupo bodeguero.

Ganadores y oportunidades

El otro gran interrogante que se abre con el crecimiento de la venta online es si el crecimiento del nuevo canal ayudará a una diversificación de la oferta -impulsando lo que en el mundo de los negocios se conoce como el long tail , es decir, la potenciación de los nichos de mercado que favorecen las herramientas digitales- o si, por el contrario, terminará siendo aprovechada por los grandes jugadores del mercado para fortalecer su posición dominante.

La agotadísima frase de que “crisis significa oportunidad” puede ser resignificada paras las bodegas más chicas, que encuentran en el ecommerce un canal con menos barreras de ingresos que los restaurantes o los grandes supermercados.

“Ojalá esta crisis derive en la posibilidad de que se acelere la democratización de la compra del vino y que a través del ecommerce el consumidor pueda tener la posibilidad de comprar a productores que no podían llegar a las grandes distancias o tener una cobertura de distribución nacional. Yo creo que esta crisis puede acercar de manera mucho más fuerte a los productores a sus consumidores”, explica Manuel Lanús, gerente general de Chakana, una bodega que ya venía trabajando muy fuerte con el canal digital. “Tenemos nuestra tienda online y además somos de las pocas bodegas que cuentan una tienda oficial en Mercado Libre. Para Chakana el ecommerce ya representa más de 50% de las ventas y ahora el crecimiento puede ser mayúsculo”, explica Lanús.

La visión más optimista, sin embargo, es puesta en dudas por otros jugadores del mercado. “La concentración es un proceso a nivel mundial y esta crisis todavía no terminó, así que los ganadores y los perdedores podrán verse en diez o doce meses” , explican en Casarena. “A las nuevas marcas es posible que les cueste mucho poder generar la necesidad de compra, más que nada en el ecommerce , ya que los distintos consumidores no las van a conocer tanto y puede que no haya nadie especializado en posicionarlas, o se tengan que tomar un tiempo para hacerlo. Esas serán las situaciones que se podrán ver poscrisis Covid-19″, explica Pérez Cambet.