El servicio de salón en los establecimientos gastronómicos en tiempos de COVID-19

Fuente: FEHGRA ~ Con más de 20 años de experiencia profesional en áreas operativas del sector, la magister Giselle Di Nardo dictó un nuevo seminario sobre protocolos, en el marco del Ciclo de Encuentro de FEHGRA. Se refirió en detalle al rol del camarero, quien es la cara visible de los establecimientos: “El espacio sanitizado va a ser trasmitido, en gran parte, por cómo actúe el camarero”.

En base a las Recomendaciones para la operación en hoteles y restaurantes, diseñadas por la Federación a través de FUNCEI, y que están en sintonía con los Protocolos del Gobierno nacional, la docente e investigadora Giselle Di Nardo habló de «El servicio de salón en los establecimientos gastronómicos en tiempos de COVID-19». Se refirió a la importancia de seguir el protocolo, que es una secuencia detallada de un proceso: “Es un documento que tiene normativas de acciones recomendadas. Se busca establecer una metodología de trabajo para garantizar la salud de las personas, prevenir y controlar la propagación del virus. Es una forma de guiar las conductas de los empleados, y es la manera que vamos a tener para garantizarle a un comensal que trabajamos con procedimientos adecuados”. Agregó que tener una guía es importante porque en una empresa todo el equipo debe trabajar de la misma manera, con un lineamiento: “Un estándar de servicio es, por ejemplo, que todos pongamos la mesa de la misma forma. ¿Por qué es importante tener estándares? Porque nos va a permitir asegurarle seguridad al cliente, y hoy estamos hablando de seguridad sanitaria. Esta conducta nos permitirá hoy avanzar y darle al cliente lo que espera”. Enfatizó especialmente en la importancia de la conducta del camarero, que es “la cara visible de un establecimiento, lo que el camarero haga va a traducir la cultura del lugar. El descuido de un camarero se va a tomar como el descuido de toda la organización. Y no es justo, porque si los establecimientos y el equipo cumplen todas las pautas, van a tener la percepción del servicio de la persona que los atiende. El espacio sanitizado va a ser trasmitido, en gran parte, por cómo actúe el camarero”. También recordó tener presente que el cliente tiene que respetar las normas del establecimiento.

Camareros

Giselle Di Nardo se refirió a la responsabilidad de los empleados, relacionado a su propio estado de salud, es decir, deben informar si tienen síntomas o contacto con caso confirmado, y no concurrir a trabajar. Además, deben desplazarse y usar el kit de protección personal, como barbijo, máscara protectora -en lo posible-, alcohol en gel. Está prohibido retirarse con el uniforme, es obligatorio cambiarse la ropa al ingresar y al retirarse del local. Recomendó mantener siempre trato cordial, pero con distanciamiento social; en caso de toser o estornudar, cubrirse la boca, desechar pañuelos descartables y lavarse las manos.

Detalló los cinco momentos de la higiene de manos: Antes de comenzar las actividades diarias; antes y después de ir al baño; antes de manipular utensilios; antes y después de manipular alimentos, el camarero debe realizar una correcta desinfección de las manos antes de servir alimentos; luego de tocarse la cara y al realizar cualquier otra actividad no relacionada con la manipulación de alimentos, como picaportes, biromes, dinero, etc.

Ante el caso sospechoso de un comensal, se sugiere disponer de una sala o zona en donde la persona con síntomas no tenga contacto con otras personas y espere a ser evaluada; comunicarse con los números de emergencia correspondiente; identificar a las personas con las que tuvieron contacto; y, para asistir a la persona, el camarero debe contar con otro kit de barbijo, lentes y guantes.

El servicio

Con respecto a la gestión de los espacios, se permite un 50% de la capacidad o uso de mamparas para conservar el distanciamiento social, considerando que debe haber una persona cada 2,25 m2. Por otra parte, no ubicar a más de 4 personas por mesa, a menos que sea del mismo grupo familiar. Se debe identificar una doble circulación al ingreso y dentro del local y colocar infografías o información de prevención. Está suspendido el servicio de salad bar o buffet, por lo que implica el autoservicio. Con respecto a los juegos de niños en establecimientos, deben estar cerrados a menos que el sector cuente con una persona que cuide el distanciamiento y mantenga constantemente desinfectados los juegos: “No está prohibido, pero se sugiere evitarlos”.

Se sugiere proponer la reserva del lugar, para controlar la capacidad de aforo y para que no haya comensales esperando: “Tenemos que estar atentos con las disposiciones del local, hay que dejar intervalos de tiempo entre comensales para evitar aglomeraciones o esperas. Es buena idea comunicar políticas de prevención e informar pautas de circulación dentro del lugar.

Con respecto al menú, puede colocarse en el exterior, presentar un carta digital, es decir QR, o plastificada. Una buena alternativa es enviar un PDF en el momento de la reserva, ya sea por mail o whastapp. En caso de entregar carta plastificada se debe desinfectar antes de entregarla y después del uso de cada comensal.

Lo ideal es hacer la limpieza profunda al terminar el servicio para que quede preparado para el día siguiente. Hay que desinfectar pisos, paredes y elementos electrónicos -con alcohol al 70% previamente desenchufados-. Se aconseja utilizar paños descartables, o en caso contrario, cada vez que se usa, se debe lavar, desinfectar y secar. Limpiar y desinfectar todos los elementos de limpieza. Es importante ventilar los salones después de cada servicio y limpiar maquinas dispensadoras, picaportes, mostradores, mesada y cualquier superficie de contacto. Hay que desinfectar las superficies y objetos de uso frecuente, ante de la apertura, periódicamente durante el horario en el que las instalaciones permanezcan abiertas y al cierre: “Hay que fajinar, es decir, desinfectar todo lo que se lleva a la mesa, platos y vasos, saleros, servilleteros, frascos de aceite o vinagre, paneras, hieleras, etc. Es esencial, y hay que tenerlo en cuenta cuando haya mucho trajín en el establecimiento, no pueden olvidarse”. Al finalizar el servicio, se tiene que lavar toda la vajilla, se haya usado o no. Hay que cubrir los cubiertos de los comensales con envoltorios para evitar la contaminación ambiental: “Esto significa mostrarle seguridad al cliente y decirle que todo lo que usa está previamente desinfectado”.

La preparación de la mesa es con individuales y servilletas de papel, vasos y platos boca abajo, cubiertos envueltos, alcohol en gel, incluso recipientes para tirar servilleta usada y que no esté en contacto con el camarero. En caso de uso de manteles y servilletas de tela se aconseja que se le ponga un plástico para desinfectar con cada comensal, o cambiar el cubre mantel con cada cliente. Cuando el comensal se retira, el camarero debe limpiar la mesa, la silla, la carta, los objetos de uso frecuente que quedan en la mesa, y, en lo posible, el piso.

Con respecto a la limpieza general, agregó que los baños deben limpiarse al menos dos veces por día, de manera profunda. Se debe proceder a la limpieza y desinfección de los ambientes según políticas del establecimientos.

Y agregó algunas consideraciones sobre los distintos tipos de desinfectantes, como alcoholes, hipoclorito de sodio, amonio quaternario y peróxido de hidrógeno: “Lo principal es entender que los productos químicos tienen que estar aprobados por el ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica). La etiqueta dice cómo se usa y cómo se aplica”. Sobre el cloro, dijo: puede oxidar objetos metálicos si se usa cotidianamente; y pierde efectividad si se deja preparado, por eso se aconseja prepararlo para el uso del día. Por otra parte, no se deben rociar las superficies con desinfectante, se debe rociar sobre un paño limpio y seco, empaparlo lo suficiente, limpiar a fondo durante más de un minuto.

Información sobre las Recomendaciones elaboradas por FEHGRA a través de FUNCEI:

• COVID- 19 Recomendaciones para la operación de Restaurants: https://fehgra.s3-sa-east-1.amazonaws.com/descargas/COVID+19+FEHGRA+FUNCEI+RESTAURANTS+6.7.pdf

• COVID- 19 Recomendaciones para la operación de Hoteles y otros Establecimientos de Alojamiento: https://fehgra.s3-sa-east-1.amazonaws.com/descargas/COVID+19+RECOMENDACIONES+PARA+HOTELES.pdf

Se entregaron de los premios APSAL 2020

Este premio busca distinguir a personalidades, organizaciones, comunicadores y empresas que se destacan por sus acciones para una alimentación saludable, la asistencia y la responsabilidad social.

El 14 de octubre se entregaron de los premios APSAL 2020, en un acto por streaming por YouTube (https://www.youtube.com/watch?v=zFnxwsNLKp0&t=846s)

El año 2020 será recordado como el año de la pandemia. Frente al desafío que el virus del COVID 19 representó para nuestra sociedad global, se pusieron en marcha acciones muy enérgicas que han mostrado que el espíritu de lucha del ser humano está más vivo que nunca, y que lejos de bajar los brazos nuestro ingenio, nuestra voluntad y nuestra capacidad de adaptación continúan intactos.

Todos hemos sufrido. Todas las actividades se han resentido porque la sociedad es cada vez más interactiva. Pero esta tragedia mostró que la industria menos afectada fue la alimentación, uno de los símbolos de la esencialidad. Por ello dentro de este contexto el premio a la excelencia de la industria lo merece sin dudas la Alimentación.

La gran cantidad de postulaciones recibidas para el premio muestra el espíritu del sector. Es una muestra del mundo de la alimentación: un flujo continuo de innovaciones, una búsqueda constante de la mejora, fuertemente orientada hacia una oferta más saludable, siguiendo los requerimientos de un consumidor cada vez más exigente.

Cuarenta y cuatro categorías fueron galardonadas: Alimentos Naturales, Lácteos, Untables, Envases, Envases sustentables, Alimentos Orgánicos, Avicultura sustentable, Alimentos sin gluten, Aguas, Suplementos dietéticos, Bebidas Funcionales, Alimentos saludables, Aceites, Packaging, Dulces, Condimentos, Formación Alimentaria, Ecología, Creación de trabajo, seguridad alimentaria, acciones comunitarias, Hábitos saludables, Responsabilidad Ambiental, inserción laboral, reducción de desperdicios, Acciones solidarias, Sustentabilidad, Responsabilidad ambiental, Prevención, Educación Nutricional, Asistencia Alimentaria, Reciclado, seguridad Alimentaria y Trayectoria

CCU Argentina lanzó una solución digital para potenciar la gastronomía

La compañía de bebidas junto a Toteat lanzaron Bar QR, el primer sistema digital integral para locales gastronómicos, con beneficios y funciones adaptadas al nuevo contexto. Este servicio buscará tener un alcance de más de 10.000 clientes en todo el país.

Fuente: Total Medios ~ Frente al contexto que afectó seriamente al rubro gastronómico en los últimos meses y la reapertura paulatina de algunos espacios, el sector – acompañado de las marcas – adoptó nuevas medidas y disposiciones que aseguren el cumplimiento de protocolos para que estos establecimientos puedan desarrollar sus operaciones de una manera segura y responsable.

CCU Argentina, la compañía que elabora marcas como Heineken, Imperial, Schneider y Sidra 1888, entre otras, junto a Toteat, el software que permite la administración y gerenciamiento de bares y restaurantes, presentaron Bar QR, una solución integral que potencia el desarrollo de las actividades del rubro. Este servicio, para resolver de forma eficiente y rápida los requerimientos de los clientes, buscará tener un alcance de más de 10.000 clientes en todo el país.

TODO EN UNO

A partir del escaneo de un código QR, el usuario accede a la plataforma, sin necesidad de descargar una app, ya que se trata de una operación 100% online. Los consumidores podrán gestionar sus pedidos mediante un menú digitalizado, y como diferencial, reservar mesas con anticipación, cargar los pedidos al carrito, y dividir la cuenta entre varios comensales, con la posibilidad de abonar en efectivo, o a través de medios electrónicos.

“En CCU nos pusimos a trabajar muy de cerca con nuestros clientes para resolver problemas que antes no existían, lo que nos llevó a impulsar nuevas oportunidades de innovación dentro del canal, accediendo a información muy valiosa que pudimos tomar y traducir en una solución, posicionándonos dentro de la misma. Tal es así que ya nos están contactando de otros mercados de CCU para poder transmitirles nuestra experiencia para que puedan sumarse a esta iniciativa. Es muy gratificante enterarse de estas cosas, más allá de que no estén relacionadas con el core del negocio”,sostuvo Marcos Coll Areco, Gerente Nacional de On Premise en CCU.

Por su lado, Joaquín Irarrazával, quien lideró el proyecto dentro de la compañía, agregó:“Bar QR representa un gran beneficio para consumidores, pero también para los dueños de los locales gastronómicos, ya que digitaliza el negocio y adapta el servicio al nuevo contexto”.

Así, en tiempos donde es necesario respetar y mantener el distanciamiento social, este servicio llega para potenciar la experiencia del consumidor y ofrecer una solución concreta a bares y restaurantes, adaptados al nuevo contexto. Para conocer más acerca de Bar QR ingresar en www.barqr.com.ar, y @ccu.argentina.

https://www.youtube.com/embed/LqT5EQVa46Y E

Ciudad. Evalúan la reapertura de shoppings

Una nueva semana comienza y la Ciudad se prepara para analizar medidas que propondría al Gobierno nacional para continuar con la reapertura de actividades. En este caso, la vuelta del servicio doméstico y la apertura de los shoppings con un cupo limitado de visitantes serán los principales puntos que los especialistas de cada área estudiarán para determinar cuáles serían los protocolos y requerimientos necesarios.

Fuente: La Nación ~ Tras la consulta de LA NACION, fuentes del Gobierno porteño precisaron que entre mañana y pasado mañana se podrían conocer los detalles de cómo serían las medidas básicas para que los shoppings y las y los empleados domésticos puedan volver a la actividad tras el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Una vez consensuados los protocolos, la propuesta se hará llegar al presidente Alberto Fernández.

Pero a la espera de una nueva reunión entre los ministros de Educación nacional, Nicolás Trotta, y de la Ciudad, Soledad Acuña, desde el Gobierno porteño recalcan: “Nuestra prioridad es la educación y seguiremos insistiendo en ello para empezar gradualmente con la revinculación de los chicos con la escuela”. La propuesta que aún se encuentra en stand by, y que tenía como objetivo aplicarse desde mañana, es la de reabrir los patios de las instituciones para asistir a los alumnos que más desconexión tuvieron con el proceso pedagógico a distancia.

Actividades que se analizarán esta semana

En principio, el personal que realiza servicio doméstico no podría utilizar medios de transporte público, aunque aún no está definido si los empleados podrán o no trabajar en la Ciudad si viven fuera del distrito porteño.

Esta actividad sufre directamente las consecuencias de la pandemia. En mayo hubo casi 20.000 trabajadoras del servicio doméstico menos respecto de marzo con aportes registrados a la Seguridad Social, según los registros del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) publicados en su momento por el ministerio de Trabajo nacional. Y, de acuerdo a un estudio elaborado por la Universidad de Lanús y el Consejo Nacional de Investigaciones, Científicas y Técnicas (Conicet), solo el 33,1% de 635 empleadas que respondieron a una encuesta recibió el salario abonado por sus empleadores aun cuando no podían trabajar por la cuarentena, en tanto más de la mitad vio empeorada su situación laboral durante el mismo período.

Desde los shoppings, en tanto, aseguran estar listos para reabrir sus puertas “cinco minutos después de que se haga el anuncio” y con el aforo limitado que la Ciudad crea mejor. El mismo ministro de Desarrollo Económico y Producción del Gobierno porteño, José Luis Giusti, estuvo la semana pasada recorriendo las instalaciones de Abasto Shopping para verificar las medidas sanitarias dispuestas: alfombras desinfectantes, cámaras que detectan la temperatura, alcohol en gel distribuido y cartelería donde se indica la cantidad de gente que, como máximo, debe permanecer en cada local. Días después de la visita del funcionario, una caravana de comerciantes se manifestó para pedir la pronta reapertura de los centros comerciales.

¿Qué pasará con los espacios internos de los restaurantes y los gimnasios?

Si bien hubo trascendidos sobre la posibilidad de que se avanzara estos días con el proyecto de apertura de los salones cerrados de los bares y restaurantes porteños, las fuentes consultadas indicaron que “no por el momento”, aunque no desestimaron que pueda ocurrir en las subsiguientes semanas.

Ariel Amoroso, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Ahrcc), dijo a LA NACION: “Creemos que en la ciudad ya están dadas las condiciones para poder permitir clientes en los salones internos de los locales con un aforo del 50%”.

Y prosiguió: “Después del primer día de apertura al aire libre, que fue un poco desorganizado, luego se pudo mejorar y la gente pudo entenderlo también”.

Según el titular de la cámara gastronómica, 1500 restaurantes y bares cerraron sus puertas de manera definitiva tras decretarse la cuarentena. “Pero podría haber más si no damos ese paso para habilitar mesas en los interiores y si el Gobierno no continúa con su asistencia con la Asistencia para el Trabajo y Producción (ATP) y la exención del pago de Ingresos Brutos hasta marzo”, agregó.

Respecto de la apertura de los gimnasios, aún no hay a la vista una fecha estimativa de cuándo podría tratarse el tema. “Es complejo”, dicen desde la Ciudad. Según Fernando Storchi, fundador de la cadena Megatlón y titular de la Cámara Argentina de Gimnasios, ya cerraron definitivamente unos 1000 establecimientos de un total de 8000 que operaban en el país antes de la pandemia.

La Nación no autorizó la gastronomía en patios ni terrazas

Fuente: La Nación ~ La euforia que despertaron los anuncios oficiales, la semana pasada, en el sector gastronómico se convirtieron en las últimas horas en sensaciones de sorpresa y desánimo al conocer los alcances de la medida que autoriza la actividad al aire libre cuando se publicó, en el Boletín Oficial de la Nación, la prohibición de colocar mesas y sillas en los patios y terrazas de los locales.

Hasta la semana pasada la propuesta era que restaurantes, cafés, bares, pizzerías y todo el ámbito gastronómico pudiera ampliar su oferta de servicio en la vereda y en los sectores internos al aire libre, por lo que los comerciantes comenzaron a prepararse en tal sentido con promociones, reservas y compras de mercadería. Pero las últimas noticias los obligaron a rever las estrategias a seguir. En la ciudad, habrá 15 zonas peatonales en calles cercanas a centros comerciales

La medida oficial, publicada ayer en el Boletín Oficial con la firma del Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, autoriza a la “actividad gastronómica al aire libre exclusivamente en vereda, calzada u otros sectores del espacio público, sin el uso de espacios o salones interiores, patios interiores, terrazas jardines o similares, a desarrollarse en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

El gobierno porteño había habilitado la apertura de terrazas y patios internos, además de la ampliación de la superficie en veredas y la peatonalización de zonas comerciales con mayor presencia de locales comerciales que comenzará a aplicarse el fin de semana en tres zonas de la ciudad que luego irán ampliándose a otras 12 en todos las comunas.

“En caso de que los establecimientos no cuenten con un acceso directo desde el exterior al patio o terraza se deberá demarcar un pasillo que contemple ambos sentidos de circulación”, era uno de los puntos del protocolo sanitario que contaba con el aval del Ministerio de Salud porteño, por lo que estaba asegurada la apertura de esos espacios. Fuentes del Ejecutivo local afirmaron que se había decidido avanzar en la superficie interior porque consideraban que no existía un riesgo sanitario.

No obstante, el diálogo no está cortado y quizás puede haber medidas que contemplen los patios y terrazas en las próximas semanas. “Vamos a seguir trabajando para ponernos de acuerdo con el gobierno nacional ya que hemos encontrado, junto al sector gastronómico, la opción para que aquellos que tuviesen un espacio al aire libre lo pudiesen utilizar, que de esta forma, paulatinamente, puedan volver a la actividad”, sostuvo un funcionario cercano a Horacio Rodríguez Larreta.

Quejas del sector

“Todas las idas y venidas son lo peor porque te estás armando, ves una luz y después no va. Se prepara una estrategia de venta, de promoción, se toman reservas, se compra mercadería para después no avanzar. Hay lugares que no tienen otra superficie que la de patios o terrazas, no tienen veredas. Es una medida que no contempla a todo el sector porque muchos quedan afuera. Las veredas sirven, pero no te garantizan una sustentabilidad a largo plazo”, afirmó Julián Díaz, del colectivo gastronómico Acelga.

“Todo esto depende más de la capacidad del gobierno de controlar que otra cosa, porque es más seguro un patio o una terraza que una vereda. Creo que son medidas basadas en la desconfianza en el sector porque son espacios más difíciles de controlar”, opinó Díaz, además propietario de 878, Los Galgos y Roma.

Esta medida de Nación también limitaría el alcance de la autorización para colocar mesas al aire libre ya que, según fuentes de la Ciudad, sólo podrán hacerlo aquellos comercios que ya contaban con la autorización y no se habilitarían nuevos permisos, al menos por el momento. Se trata de unos 1800 locales que podrían ofrecer al aire libre de los 10.000 de todo el rubro que funcionan en la ciudad; según información oficial, al menos 8000 estaban en condiciones de ofrecer servicio al aire libre si autorizaban nuevos permisos.

El sector gastronómico emplea a unas 150.000 personas aunque el cierre obligado por la pandemia de coronavirus y la caída en las ventas provocaron una retracción en la actividad que contó al menos 2000 comercios cerrados sólo en el mes de julio, mes en el que las ventas cayeron un 80% en promedio. Los locales que pudieron mantenerse abiertos lo hicieron bajo la modalidad delivery y take away, con lo que lograron facturar entre un 10% y un 20% de la facturación habitual antes de la pandemia.

“Todo lo que sea una restricción al servicio que se pueda brindar es un golpe económico. Hay casos con patios y terrazas, con aire circulando, donde se podría aplicar el protocolo. Pedimos que se nos permita ser responsables, ser inteligentes y demostrar que podemos cumplir las normas sanitarias de prevención”, pidió sostuvo Gustavo Levinson, secretario general de la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (Appyce).

Ayer se anunció la peatonalización de diferentes áreas de la ciudad que comenzarán a funcionar el fin de semana para darle mayor impulso al sector gastronómico. Las obras se iniciaron hoy en Villa Devoto, Caballito y en el Casco Histórico, las tres primeras zonas donde que tendrán mayor superficie peatonal durante los fines de semana y feriados.

“Si no teníamos la posibilidad de poner mesas en la calle, no podíamos abrir porque no teníamos lugar en la vereda”, contó Gabriela Lafuente, del restaurante El Baqueano, de San Telmo. “Tuvimos varias reuniones con diferentes áreas de gobierno en las que preguntábamos por lo que podía pasar en la zona. Planteamos que hagan peatonal toda la calle, todos los días, porque las veredas son angostas y es muy complicado colocar mesas en las veredas”, agregó.

Volvió el café porteño en la calle con la reapertura de bares y restaurantes

Fuente: Telam ~ Una de las actividades clásicas porteñas, el café al paso, volvió desde este lunes con la habilitación de mesas al exterior en bares y restaurantes en la ciudad de Buenos Aires.

En una nueva fase del aislamiento, el Gobierno porteño permitió que los locales con habilitación puedan recibir clientes en las mesas ubicadas en espacios abiertos del exterior con distanciamiento social, uso obligatorio de tapabocas y un máximo de cuatro comensales por mesa, según se estableció en el protocolo aprobado.

Un total de 231 locales gastronómicos iniciaron en las últimas 48 horas el trámite para habilitar mesas y sillas en veredas, patios y terrazas, en el marco del plan gradual de aperturas presentado hace 45 días por el Gobierno de la Ciudad, según datos de la Secretaría de Atención Ciudadana y Gestión Comunal porteña.

https://www.youtube.com/embed/5G_P0S84HJ8?wmode=transparent&showinfo=0&autohide=1&rel=0 Abren bares y restaurantes con mesas al aire libre en la ciudad Buenos Aires

Esos comercios se suman a los 1.800 que ya estaban autorizados a funcionar bajo esta modalidad antes de la pandemia y que ayer pidieron la validación de los permisos, agregó la Secretaría.

“La verdad es que estamos con mucha expectativa de incrementar las ventas y que se acerquen los clientes, fueron cinco meses de mucho sufrimiento”, dijo a Télam Daniel Romero, encargado de la confitería La Panera Rosa del barrio de Recoleta.
“Esperamos que se vaya acomodando de a poco y generar más trabajo. Vuelve la propina, que es clave para los mozos”, aseguró, y precisó que en el lugar trabajaban 14 camareros antes de la pandemia pero ahora solo dos.

Miguel y Zulma, una pareja que tienen una ferretería en las cercanías, quisieron ser los primeros en tomar un café y unas medialunas allí.
“Hoy no abrimos la ferretería a la mañana para venir a tomar un café, queríamos ser los primeros“, contó la pareja, que llegó muy abrigada para sentarse en las mesas exteriores, frente a Plaza Francia y el Centro Cultural Recoleta.
“Nos gusta mucho salir, así que volver a tomar café en la calle es volver a ser porteños”, aseguraron.

El trabajo en los bares comenzó temprano, donde los mozos marcaron con cintas la distancia entre las mesas, se los veía desinfectar los cubiertos y vasos y limpiar todas las mesas con sanitizante antes de la llegada de clientes.

Un total de 231 locales gastronómicos iniciaron en las últimas 48 horas el trámite para habilitar mesas y sillas en veredas, patios y terrazas.
En La Continental de la calle Vicente López, también del barrio de Recoleta, el encargado Juan José López se mostró muy “contento” al recibir a sus primeros clientes.
“Es una alegría que vengan a sentarse al restaurante después de tantos meses. Estamos contentos”, afirmó.
En esta pizzería pusieron seis mesas al exterior -donde antes había 12- un código QR para que la gente vea el menú desde el celular y pedir desde esa aplicación.

Para evitar contactos, el mozo les acerca el pedido a la mesa ubicada en la entrada, desde donde la gente retira de a un pedido por persona.
Los mozos solo salen para limpiar las mesas luego de retirados los comensales.
“Los precios son los mismos que antes de la pandemia, queremos que se acerque la gente”, reconoció López.

Betty, de 82 años, fue a desayunar a ese bar frente al cementerio de Recoleta, como lo hacía todas las mañanas desde hace varios años, a pesar del viento frío de hoy.
Todas las mañanas venía acá con mi marido a tomar café y a comer medialunas. Hace un mes y medio él falleció, así que ahora vengo sola”, contó a Télam.

En el bar Cacillo, de avenida Rivadavia al 3700, en Almagro, también sus mesas dispuestas sobre la esquina permanecían ocupadas. Allí, Sabrina, Gabriel, Gonzalo y Alexia, que son primos, “de casualidad” terminaron tomando un café.
“Teníamos que hacer unas compras, justo nos encontramos con el bar abierto y decidimos tomar un cafecito juntos”, aseguraron, y agregaron que “es buenísimo volver a pasar estos momentos”.

La Secretaría de Atención Ciudadana y Gestión Comunal porteña informó que la habilitación se tramita en el link https://www.buenosaires.gob.ar/tramites/emplazamiento-area-gastronomica
Con esta reapertura, el protocolo aprobado establece que no puede haber servicio alguno en los salones internos, que las mesas deben tener un radio propio libre de 1,7 metros cuadrados respecto de otras, se debe colocar un elemento con alcohol en gel o sanitizante y las mesas deben desinfectarse luego de que se retire cada comensal.
También se aclaró que los trabajadores no pueden usar el transporte público y que deben extremarse las medidas de limpieza en cocinas, salones y el tratamiento de residuos y recepción de mercaderías.

Pizza Pizza, un bar de las cercanías de Acoyte y Rivadavia -en Caballito- también colocó mesas afuera aunque muchas menos a las época pre pandemia, ya que ahora hay 8 y antes ponían 30.
“Está mal que tengamos que hacer grandes gastos en armar todo de manera segura sin tener un ingreso antes, venimos muy ajustados”, aseguró a Télam Luciano, el encargado.
“No contemplaron los metros cuadrados de los restaurantes, acá podría entrar gente adentro con las mesas bien separadas”, consideró.

Según explicó, para los restaurantes de grandes medidas como el suyo “casi no es redituable abrir por pocas mesas afuera para poner en funcionamiento todo el lugar”, no obstante, valoró que el regreso de los clientes al restaurante genera una mejora en la economía del comercio porque “los mozos viven de la propina”.

Mónica, que tomaba un café en Pizza Pizza, se mostró sorprendida por las medidas sanitizantes.
“Me sorprendió que me dieran un vaso descartable cuando siempre venía en taza”, aseguró, y exhibió un pote de alcohol en gel que colocó el bar sobre la mesa.
“Me parece positivo que de a poco se vaya recuperando (la actividad), el deseo es que no haya mas contagios y puedan abrir los negocios de todo tipo”, concluyó.

La Secretaría de Atención Ciudadana y Gestión Comunal porteña agregó que quienes no tengan la habilitación, tienen que ingresar para tramitarla en este link de la web del Gobierno https://www.buenosaires.gob.ar/tramites/emplazamiento-area-gastronomica

Abrieron bares y cafés con sillas al aire libre en San Isidro

Fuente: Infobae ~ horas de que se anuncie una nueva extensión de la cuarentena, un municipio bonaerense puso en marcha un sistema para que los vecinos disfruten de momentos al aire libre siguiendo protocolos y bajo estrictas medidas de bioseguridad.

“Mientras la cuarentena se alarga y la pandemia no ceja, el municipio de San Isidro sigue buscando maneras creativas para que, sin romper la cuarentena, los vecinos disfruten de momentos al aire libre siguiendo protocolos y bajo estrictas medidas de bioseguridad”.

La intendencia a cargo de Gustavo Posse inauguró una nueva etapa dentro de la fase de cuarentena donde los bares y cafés podrán poner sillas y bancos al aire libre, pero no mesas ni servir bebidas alcohólicas. Desde el municipio definieron la estrategia como parte de la “búsqueda de cuidar la salud mental y física de los vecinos”. Así, comenzó el denominado “take away plus”.

En tal sentido, Posse consideró que sin romper las medidas nacionales y provinciales vigentes, esta nueva modalidad, “sigue la línea del autocine, es decir ofrecer a los vecinos una salida recreativa que está súper regulada y al mismo tiempo descomprime la ansiedad y angustia del encierro que vienen siguiendo hace más de 4 meses”.

La iniciativa coincide con algunas pequeñas flexibilizaciones que anunciará la Ciudad de Buenos Aires y posibles retrocesos de fase en algunas regiones del interior del país, que el presidente Alberto Fernández anunciará hoy cuando prolongue nuevamente el aislamiento social, preventivo y obligatorio y presente el nuevo esquema.

Requisitos para el Take Away Plus:

-Funcionará de lunes a viernes en horarios de 7 a 20 y los fines de semana de 8 a 24.

-El consumo podrá ser en el lugar en espacios abiertos públicos y privados.

-El material que se use debe ser absolutamente descartable y se deberán desechar luego de usarse.

-No habrá elementos de uso común como aceiteras, saleros, servilleteros.

-Las “cartas” o menús tradicionales se deberán reemplazar por sistemas de código QR o letreros visibles, o cualquier modalidad que no implique manipulación.

-La distancia entre los “comensales” deberá ser de al menos dos metros.

-Los clientes no podrán ingresar al local

En cuanto a las medidas de seguridad para los locales, el reglamento exige:

-Un responsable que evite aglomeraciones

-Diagramar el espacio donde se formarán las filas

-El personal deberá utilizar todos los elementos de protección individual

-Se deberá utilizar un banco o silla individual separado del otro a dos metros de distancia

-No se permitirán mesas ni barras

-No se permitirán venta de bebidas alcohólicas