La increíble historia de la argentina que preparó el almuerzo de Joe Biden

Una cordobesa es dueña de “Call Your Mother”, un local gastronómico ubicado en la ciudad de Washington, que fue elegido por el presidente demócrata para comer un sandwich junto a su familia el domingo después de misa.

Joe Biden es reconocido por sus rituales. Entre ellos, el que repite cada domingo: asistir a misa y disfrutar luego del almuerzo en familia. Su llegada a la Casa Blanca no afecto esta elección. Y es que a la salida de la celebración religiosa el domingo pasado, el demócrata buscó un lugar donde comer y se terminó llevando un sándwich de bagel de un restaurante que es propiedad de una argentina.

Se trata de Daniela Moreira, quien nació en Alta Gracia, Córdoba, y se formó como chef profesional. Desde hace más de 10 años vive en el país del norte. Junto a su pareja Andrew Dana y otro socio, fundó en 2018 “Call Your Mother”, una tienda de bagels y delicatessen ubicada en Washington pero con varios locales en otras ciudades. Y este domingo estuvo en boca de todos porque fue quien preparó el almuerzo para toda la familia presidencial.

“Después de cuatro años de un presidente que nunca se molestó en buscar comida en Washington, Joe Biden pide bagels en CYMD en su primera semana. Claramente, la nueva administración tiene un personal con buen gusto”, escribió Tim Carman, especialista en gastronomía del Washington Post.

Por su parte, Laura Hayes –editora de gastronomía en el Washington City Paper–, destacó que el negocio de la argentina ofrece es mucho más que un buen producto: “CYMD no sólo tiene bagels increíbles. Son un excelente empleador, que ofrece seguro médico al personal, lecciones de idiomas y más”.

Joe Biden asistió a misa en la Iglesia de la Santísima Trinidad, en Georgetown. Luego de la celebración, la caravana de autos oficiales hizo una escala a pocas cuadras, justo delante de un local de despacho de comida con una impactante fachada rosa.

En 2020 la argentina –que llegó a Estados Unidos sin saber inglés y consiguió una beca para aprender cocina en el Culinary Institute of America– fue elegida entre los 30 mejores emprendedores menores de 30 años de Estados Unidos. “Soy de Alta Gracia. Hace 10 años me mudé a Estados Unidos. Cuando terminé la secundaria no sabía qué quería hacer. En realidad, sí sabía: quería viajar. No quería estudiar, no quería ir a la Universidad”, confesó en charla con Lucas Maizon, de La mesa está servida. Durante la pandemia, la joven también fue noticia por preparar 1.400 desayunos diarios para personal de salud de su ciudad.

Además relató cómo algo que había odiado cuando era chica se convirtió en una oportunidad: “Papá me había dicho que tenía que estudiar. Siempre había cocinado, porque mi familia tenía un camping en el que había un comedor donde vendíamos minutas. Odiaba, eso porque durante toda mi infancia y adolescencia tuve que hacerlo mientras los demás paseaban. Pero para estudiar Gastronomía sólo había que cursar dos días por semana. Estaba avalado por la Universidad de Córdoba, por lo que iba a tener un título”.

Fue en ese momento cuando se dio cuenta que podría ser su profesión. Por primera vez fue “la mejor alumna”. Consiguió un trabajo en Córdoba y se anotó en un programa de Au Pair (programa para jóvenes que desean alojarse en casas de familias estadounidenses).

“La primera llamada que recibí fue de una familia de acá, de Washington. No sabía nada de la ciudad ni hablaba inglés”, recuerda. Trabajaba como niñera y miraba restaurantes. “Fue muy frustrante el tema del inglés”, comenta, intercalando palabras en uno y otro idioma. “Encontré una escuela para adultos inmigrantes, gratuita, e hice un programa muy bueno con personas de todo el mundo. Yo quería seguir viajando. Y en la escuela me di cuenta de que no necesitaba seguir viajando para aprender de otras culturas, porque estaba lleno de inmigrantes”.

En EE.UU, y en el rubro gastronómico, Daniela conoció a su pareja. Así fue como Andrew y Daniela se lanzaron a crear “Call Your Mother”, un local de despacho de comidas de estilo judío que le dio a Daniela la oportunidad de hacer algo por los demás: dar trabajo y espacio a personas que, como ella, están intentando abrirse camino en la ciudad.

Es consciente de la repercusión que puede tener haber sido la elegida del nuevo presidente de Estados Unidos. “Esperamos que vuelva. Nosotros estamos impresionados, recién asumió el miércoles, después de 4 años muy oscuros para Washington DC. Que el primer fin de semana él salga así, que no se esconda, es una alegría. Muestra que es un presidente de la gente, no de esconderse”, le contó a un corresponsal de Clarín en Washington.

Buller redobla la apuesta con la reapertura de su local en Belgrano

Fuente: iProfesional ~ La cervecería pionera en Buenos Aires, que emplea a casi 70 personas, celebra sus 21 años con esta reapertura y una nueva variedad de cerveza

Después de atravesar un año muy complejo para el sector gastronómico, Buller Brewing Company, cervecería pionera en la elaboración artesanal en Argentina, lleva adelante su plan para continuar creciendo y ganar presencia en la ciudad con la reapertura de las puertas de su sede en Belgrano.

El local, ubicado en Av. Congreso 2492, cuenta con más de 260 metros cuadrados, una terraza techada, mesas habilitadas en la vereda, y con similar ambientación urbana y Street Art que tiene su sucursal fundacional en Recoleta.

Con esta apuesta, Buller espera recuperar paulatinamente el ritmo respecto del consumo y facturación que se vieron frenados por la pandemia en esta sucursal, y de esta forma, seguir creciendo -hoy emplea a casi 70 personas- y ser un player activo en la reactivación de la actividad.

“La pandemia generó una crisis profunda en nuestro sector, ocasionando que lamentablemente miles de restaurantes cerraran sus puertas, por eso estamos orgullosos y contentos de dar de este paso, que, por supuesto lo damos con mucha cautela, ya que la situación general sigue siendo complicada“, explica Adrián Merino, uno de los socios de Buller. Y agregó: “si bien el verano en la ciudad suele ser más tranquilo, sabemos que muchos argentinos permanecerán en Buenos Aires, por eso es oportuno sumar una alternativa de calidad a la interesante oferta porteña de bares con patios y terrazas”.

Con una impactante barra con 10 canillas de cerveza, en Belgrano se ofrecen todas las especialidades Buller: IPA, Honey, Amber Ale, Hefe, Stout, Golden Ale, Pilsen, Session Ipa- OFF Road, y la nueva All In de estilo Wee Heavy; junto con una propuesta gastronómica de estilo norteamericano, destacándose una gran variedad de hamburguesas y sándwiches ahumados, que ya son un clásico de la marca.

Por otro lado, durante la pandemia, la marca afianzó su e-commerce mediante la exclusiva producción de sus cervezas en lata en www.tienda.bullerbrewingco.com, y también su clásico servicio de delivery y take away, que ahora también suma el nuevo local.

De esta forma, Buller recibirá el 2021 con 3 bares en Recoleta, Belgrano y Villa Crespo, y diariamente sigue de cerca todas las recomendaciones que el Ministerio de Salud de la Ciudad para tomar las medidas anti Covid-19: menú digital mediante código QR, alcohol en gel disponible para todos los clientes, uso de barbijo obligatorio durante la circulación del local, espacios habilitados en vereda, patio y terrazas, y la concientización hacia sus empleados para respetar el distanciamiento social obligatorio y todos los cuidados preventivos.

Coordenadas sede Belgrano: Abierto de martes a domingo de 5.30pm a 1am.

El “Bajo de Cariló”: el balneario estrena nuevo circuito gastronómico

Se encuentra en la calle Castaño, que en la cuadra entre Boyero y Benteveo concentra toda clase de propuestas gourmet

Fuente: Clarin Gourmet by Rocío Magnani ~ Cariló se expande, a pesar de la pandemia. Los comerciantes locales aspiran a que la inauguración de varios restaurantes y locales de comida se conviertan en el inicio de un “nuevo polo gastronómico” para la ciudad costera. Las propuestas son para todos los gustos: comida italiana, americana, sushi, de autor, hamburgueserías gourmet y helado.

Se trata de la calle Castaño, entre Boyero y Benteveo, una cuadra de galerías donde se empezaron a ubicar desde el verano de 2020 algunas de las propuestas más atractivas, fuera del circuito de Divisadero y Boyero, los ejes históricamente más populares para la gastronomía.

Este año es la segunda temporada del restaurante Demuru, que ofrece una selección de platos de autor basados en los clásicos de bodegón. Uno de los recomendados: el garrón de cordero braseado 48 horas con mousseline de papas, olivas, albahaca y tomates secos en salsa demi-glace.

“Creo que es la tendencia que esta zona se convierta en el nuevo polo gastronómico de Cariló”, opina el chef Pedro Demuru. En su opinión, la cuadra ofrece a los comercios “espacios más amplios que otras galerías donde los patios al aire libre son más estrechos y hay más recovecos” . Además, la zona, que fue conocida anteriormente como “el bajo de Cariló” es más accesible para llegar en auto. En especial, desde la peatonalización de Boyero.

A eso se le agrega la “casualidad” de que en una misma cuadra se van sumando “en línea” más ofertas gastronómicas que están abiertas en todo el año. “El turista puede pasar y elegir cuál va a ser la propuesta de hoy, mañana y pasado. Es como lo que pasa en Española Way, en Miami”, dice Demuru a Clarín.

En la cuadra se puede elegir entre varios locales de primera categoría. De la mano de enfrente a Demuru, por ejemplo, está Fabric, en Castaño 274. El restaurante de estética elegante es un clásico para quienes desean comer sushi y comida peruana y también cumple su segundo verano en el lugar.

Este año, además, a esta cuadra llegaron la franquicia de helados Lucciano’s y el restaurante estilo italiano de pastas y pizzas Parliamo, un poco más retirado, sobre la galería “Las Golondrinas”. El recomendado de esta temporada es su pizza Nutella, con masa de cacao, frutas frescas y malvaviscos.

Otra opción es el restaurante de estilo americano Griller, que cuenta con coctelería, cocciones a leña, espacios exteriores y una ambientación estilo New York. Este año, inauguró un nuevo local con una propuesta take-away, en la misma galería que Lucciano’s. Se trata de Griller Boutique, una tienda de productos seleccionados, como kamados, vinos, quesos y productos de bazar para el asado. Los cortes de carne que mas salen son el T-bone, el Tomahawk y la Prime Rib.

“Esta zona es el futuro de Cariló, de hecho va a ser lo más selecto, porque está enfrente de una plaza, alejado de otros rubros y el público walking (que camina) se interesa en las marcas también por el atractivo visual que tienen”, asegura a Clarín Franco Gasparrini, dueño y fundador de Griller. Y cuenta que la cercanía de locales gastronómicos de ofertas tan distintas retroalimenta el consumo: “Una familia viene acá y puede comer en un restorán, caminar pocos metros y tomar un helado y luego de pasada llevar los 4 kilos de los mejores cortes de carne para el asado del día siguiente”.

El socio propietario del nuevo local de Lucciano’s en Cariló, Walter Zenobi, opina que la concentración de propuestas con distinta “identidad” atraerá nuevos emprendimientos al lugar. “Hay restaurantes de mucha tradición en Cariló, pero este nuevo polo tiene una oferta muy elevada con locales nuevos y que no vienen a hacer la temporada únicamente, sino que están abiertos todo el año y con la idea de seguir”, señala.

También es nueva este verano la estética de Almacén de Pizzas, ubicado a metros de la heladería y la tienda de carnes. “Hace seis años que estábamos acá absolutamente solos, pero este año eso cambió”, observa Sebastian Ríos Fernández, socio gerente del grupo gastronómico RE, que gestiona la franquicia.

“Hoy ya estamos en el polo principal de gastronomía en Cariló con una atención y oferta gastronómica que lo diferencian de otros lugares”, señala y explica a Clarín que esa fue la razón por la que se decidió inaugurar la nueva estética de la marca en ese local, entre los 35 que tiene la marca en cuatro países: “Acá es claramente donde está nuestro público”.

La zona de Castaño incluye también locales clásicos, como la tradicional marisquería La Ventola. Y también Bacana Burguer, un restaurante de hamburguesas gourmet con el toque del chef Dario Gangi. Así, con propuestas para todos los gustos, ambientes familiares, para amigos y parejas, y la facilidad de elegir mientras se camina, la calle dejó de ser el “bajo” para ponerse en el centro de la escena gastronómica de Cariló.

Cervecería que estuvo muy de moda se reconvierte como restó gourmet

Fuente: Punto Biz ~ Con más de 20 años en el rubro gastronómico, una de las cervecerías más populares de la Avenida Pellegrini cambió de rumbo y se reinventó como un restó con coctelería y cocina gourmet. Se trata de La birra e bella, que bajó la persiana en plena cuarentena y ahora vuelve con nuevo nombre y propuesta. Olivia bistró urbano contará con una carta de platos elaborados y más 16 tragos de autor.

El local, ubicado en Pellegrini 1635, cerró sus puertas en marzo del año pasado. La decisión no fue por la pandemia, sino por un cambio de tendencia en el rubro cervecero que sus dueños ya vislumbraban. Tal es así que, según contó a Punto biz uno de los titulares del emprendimiento gastronómico “la cervecería dejó de ser negocio, vimos que el de la cerveza artesanal es un rubro que ya estaba saturado y entonces apostamos a este nuevo proyecto en el que la gente pueda disfrutar de una buena comida”.

En sus comienzos, los emprendedores se hicieron fuertes con la pizzería Bella Pizza, que llegó a tener varias sucursales en Rosario, siendo la principal la ubicada sobre Pellegrini entre Roca y España. Sin embargo, acompañando los cambios del sector gastronómico, hace algunos años decidieron subirse a la ola cervecera y abrir en el mismo lugar La birra e bella. Hoy cuando el boom atraviesa un momento de repliegue, encararon un cambio total del local y la propuesta y salen al ruedo con Olivia bistró urbano.

El nuevo espacio cuenta con una carta totalmente renovada, que deja atrás las pizzas y hamburguesas e incorpora en su lugar comidas caseras, platos gourmet y coctelería de primer nivel. La oferta se completa con más de 16 tragos de autor, 8 canillas de vinos tirados, diferentes clases de Gin Tonic y cerveza industrial, según indicó uno de sus titulares a Punto Biz.

La pandemia impactó fuerte en el sector de la gastronomía, y más aún en las cervecerías. El rubro que vivió una betería de aperturas en Rosario durante los últimos años, ahora está en baja. Y son varios los casos como el de La Birra e Bella que optaron por reconvertirse para evitar tener que bajar la persiana. La extensa cuarentena y la crisis económica llevó, según relatan distintos actores gastronómicos, a que las personas salgan menos y esto impactó de lleno en el rubro cervecero, que es un negocio de volumen. Por eso, bajarse del formato cervecero y acondicionar la estructura para apuntar un público más variado, les permite salir a flote en un escenario complicado para el rubro en general. 

La idea principal de los dueños de Olivia es contar con platos elaborados manteniendo los precios y también ir incorporando “gastronomía sana” a base de vegetales y carnes. “Buscamos tener todo de primera categoría para que no te duela la cabeza al otro día. Hay que seguir al mercado y hoy la propuesta va por otro lado. Además, pensamos manejarnos sólo con reservas previas en nuestro Instagram”, apuntaron.

Decks y food trucks al aire libre, la nueva postal gastronómica que invade la calle en Mar del Plata

Fuente: Clarín ~ Toma un trago de cerveza para seguir degustando la tabla de quesos. Un joven observa la escena y se ubica en la mesa de al lado. “Afuera se reducen los contagios”, le dice a su pareja. Disfrutar con responsabilidad. Es que este verano, la gastronomía marplatense luce una postal inédita para compensar el aforo reducido de los turistas en los puntos más concurridos de la ciudad balnearia.

Estructuras de madera, plástico, hierro o metal. Con decoraciones innovadoras, sombrillas, luces colgantes que se encienden y apagan, telas, macetas o plantas artificiales; los decks ganaron terreno y resignificaron la presencia de los principales paseos culinarios de Mar del Plata. Los primeros turistas visitan al corredor minutos antes de las 18 en busca de algún refresco. Cerca de las 22 los espacios de bares y restaurantes empiezan a completarse.

Enmarcadas dentro del plan “Comemos Afuera”, seis modalidades que ofrecen diferentes maneras de comer suman identidad en las calles y benefician al golpeado sector comercial. Llegaron para quedarse. Corredores gastronómicos, mesas y sillas emplazadas en espacios públicos como plazas y otras que, bajo autorización, avanzan en el lugar del local vecino, decks, food trucks y proyectos especiales que combinan los distintos formatos.

Eximidos de impuestos y publicidad por dos años, según establece la letra de la ley que los reglamenta, deben constar de habilitación municipal y seguro de responsabilidad civil frente a terceros.

El funcionamiento de las instalaciones está respaldado por una serie de intervenciones viales que apuntan a ordenar y disminuir el tráfico. Diagonal Pueyrredón, entre Rivadavia y Belgrano, permanece bloqueada al tránsito a diario y a todo horario. Desde las 19 cuatro cuadras de la calle Belgrano se convierten en peatonal.

El horario de cierre se adelantó a la 1 de la madrugada, por las nuevas restricciones para circular de noche impuestas por la pandemia de coronavirus. Esto trajo cuestionamientos del sector. “Mar del Plata no se puede apagar en temporada. Lo que va a quedar para el invierno es desastroso”, dijo Juan Rodríguez, empresario gastronómico.

Los decks gastronómicos ganan terreno en una temporada atravesada por las medidas de prevención del coronavirus. Foto: Marcelo Carroll

El resto de los corredores se cierra a demanda, es decir, según la afluencia de turistas que se registre. “Durante el día, quedará habilitado al tránsito normal, pero con calzada reducida. Por eso hemos decidido modificar los recorridos de algunas líneas de colectivos”, explica Fernando Muro, titular de Desarrollo Productivo e Innovación de General Pueyrredón y autor del proyecto ley.

Corredores atractivos y convocantes

En Parque Camet se esperan los últimos detalles para recibir food trucks, carros de comida al paso. Algunos funcionarán con energía solar. Hay 56 anotadas que se ubicarán en forma dispersa a lo largo de  espacios verdes para evitar el entorpecimiento de actividades. “Se trata de una rama de la gastronomía tradicional que varios países adoptaron. La idea es ofrecer opciones variadas más allá de la tradicional sandwichería. Los platos saludables serán una de las opciones”, señala Juan Cruz Erviti, presidente de la cámara marplatense de food trucks.

La renovación de Olavarría se pliega a la de Güemes, donde algunos establecimientos ya contaban con mesas y sillas en la vereda. Los decks se replicaron con la estética de cada local y se consolidó un criterio unificado en bares, cafés, restaurantes, parrillas y cervecerías. Sobre la calle Córdoba, en la arteria ubicada entre Avellaneda y Falucho y desde Alem y Alma Fuerte también transformaron la postal de los barrios.

Avanzan hasta dos metros y medio sobre la calzada, ocupando el lugar del estacionamiento. No están permitidos en las Avenidas. Con distintos estilos, victoriano, minimalista, poético y campestre, se habilitaron 140 en toda la ciudad; principalmente a lo largo y ancho de Olavarría, Alem, Belgrano y Córdoba. “Una oportunidad de dar atractivo, trabajo y salud”, definen comerciantes de la zona. “Es momento de repuntar. No todos tienen espalda. Si me cierran puedo quedar en la ruina”, dice Juan Rodríguez Bruto Cava Adorado, gastronómico.

Algunos todavía están en construcción o tienen a la pintura fresca. Muchos adoptaron calefacción o una lona para contener el viento. El diseño de cada decks se adecúa al lineamiento adoptado por el local. “En los próximos días el Estado municipal se reunirá con el sector gastronómico para determinar una estética en común a implementar en las esquinas de los corredores. La idea es, por ejemplo, acordar el uso de luces indicadoras en cada intersección para identificar a los locales o que las columnas estén pintadas de un solo color”, adelanta Muro.

La estética de la fachada cambia en la calle Belgrano. Las cuatro cuadras peatonales están pobladas de carpas con ventilación externa. Un trabajo que herreros y carpinteros definieron en tan solo 3 días. Una alfombra roja desplegada en el acceso al restaurant Zafarrancho impone presencia. “La gente está feliz con la propuesta. Muchas veces, tengo varios lugares disponibles dentro del salón y lista de espera afuera. Quizá este año de sacrificio no se aproveche al 100%, pero vamos a tener revancha el próximo. Hay que mirar el horizonte”, le dice a Clarín Adrián Vázquez, dueño del local gastronómico, con la mirada renovada y esperanzada.

Pizza Rome abre su primer local en Garin

Fuente: Que pasa Web ~ Pizza Rome en Garin, con un local de casi 110 metros cuadrados, abrirá sus puertas el día Sábado 9 de enero.

El próximo sábado 9 de enero a las 20 horas, Pizza Rome inaugura su primera Pizzería al Taglio en la zona de Garin. Esta apertura es también la primera de la marca en Gran Buenos Aires y con ella reafirma su apuesta por iniciar el proceso de expansión.

El local estará ubicado en Bv. Presidente Perón al 1085 con casi 110 metros cuadrados y ofrecerá más de 30 variedades distintas de Pizzas por Metro (al Taglio), cerveza helada para disfrutar entre familia y amigos. La Pizzería también cuenta con un área de cafetería donde ofrece su propio café

Además Pizza Rome tendrá su servicio de delivery, a través del cual los clientes de la marca podrán realizar y pagar sus pedidos a través de la web o la App de Pizza Rome. Este modelo no solamente permitirá preparar de manera inmediata los pedidos online, sino que también se utilizará para la entrega en “puerta local”, con el fin de que los clientes puedan seguir disfrutando de sus productos de forma segura.

Además, la llegada de esta marca a la localidad del partido de Escobar ha supuesto la creación de una veintena de puestos de trabajo entre repartidores y personal de local, que en estos tiempos de pandemia intentan dar un paso firme en la inserción laboral de jóvenes de la zona.

Confitería del Molino: las aspas originales volvieron a girar después de 60 años

Fuente: La Nación ~ Luego de más de 60 años, esta semana volvieron a girar las históricas aspas de la Confitería Del Molino, iluminadas de rojo. Además, quienes transiten por la esquina de Avenida Rivadavia y Callao notarán la fachada en todo su esplendor. Fue restaurada, iluminada y se quitaron los andamios que afeaban el inmueble e impedían el paso por la vereda.

La terraza aún no puede ser visitada, pero se eliminaron las filtraciones de la cubierta para que sea abierta al público en el transcurso de este año. En total se invirtieron casi 100 millones de pesos en la puesta en valor de todo el edificio desde el 2018 hasta ahora.

El Gobierno porteño se encargó del exterior de la construcción y, de su interior, la Comisión Bicameral Administradora del Edificio Del Molino, conformada por la Cámara de Diputados y Senadores. Esta Comisión puso en valor la Confitería, el Salón de Baile, las escaleras, y se consolidó la estructura y el subsuelo, inundado durante décadas. “Son casi unos 100 millones de pesos que se invirtieron hasta el momento en toda la construcción”, informó a LA NACION una fuente del Palacio Legislativo, al tiempo que adelantó que están preparando las licitaciones restantes, con lo cual no tienen aún un valor estimado del presupuesto futuro.San Isidro: las casonas y quintas centenarias que salieron a la venta durante la pandemia

El notorio cambio de aspecto del edificio frente al Congreso tuvo gran repercusión entre los vecinos de Balvanera y en redes sociales. “Todavía no puedo creerlo. Durante muchos años pensé que iba a terminar demolido”, dijo Adrián Penza, en la cuenta de Instagram de Del Molino.

“Lo que acaban de contemplar mis ojos me dejan sin palabras. Me acerqué y no puedo hacer más que emocionarme. Hasta se me plantó un lagrimón”, dijo Martín Hernández, otro usuario de esa red.

Lo que hoy se mueven son las aspas originales de 1916, cuando el arquitecto Francesco Gianotti inauguró el edificio considerado un ícono del Art Noveau mundial. Simbolizaban la producción de trigo con el cual dos inmigrantes italianos, Cayetano Brenna y Constantino Rossi, elaboraban panificados en el subsuelo de la confitería a principios del siglo XX.

Sin embargo, durante años se vieron inmovilizadas. Del Molino estuvo en ruinas y vandalizado desde su cierre en 1997 hasta el 2018 cuando comenzó su salvataje gracias a un trabajo integral conjunto del Gobierno Nacional y de la ciudad de Buenos Aires. En el 2014 lo expropiaron y ahora está bajo la órbita de la Cámara de Diputados.

Luis Gorodner, de la empresa Progorod S.A, una de las encargadas de la envolvente del inmueble explicó que “el paso del tiempo y la falta de uso de las aspas provocaron corrosión perforante. El sistema estaba obsoleto e inoperante”. Hacer que girasen demandó cinco meses. Se puso en valor el motor, el sistema de traslación de poleas y se tornearon piezas degradadas imposibles de reponer en la plaza. De todos modos aún están en período de prueba y a veces se las puede ver funcionando, y otras no. Lo mismo sucede con la fachada, cada tanto iluminada.

Guillermo García, del Plan Rector de Intervenciones Edilicias, explicó que la recuperación de Del Molino se hace a partir de fotografías, videos y datos hallados por el equipo de restauradores, pero también brindados por la gente que sigue los avances de la obra. “Para las aspas nos basamos en un video de un noticiero que se pasaba en el cine a mediados de los 60 y que las mostraba funcionando mientras que en la confitería se veía a la gente comprando el célebre panettone”.

Esas imágenes mostraban también que el edificio tenía una aguja de zinc de pararrayos. Durante años estuvo por desprenderse y caer. Hoy fue reemplazada por otra nueva, aunque ya no cumple esa función ya que el pararrayos del Palacio Legislativo de enfrente es más alto, agregó Gorodner.

También concluyó la instalación de cuatro leones alados de 200 kilos cada uno en la cúpula, una construcción hecha a partir de una serie de platos de hormigón, una modernidad para cuando se levantó el inmueble que fuera el más alto de Buenos Aires por ese entonces.

Por su parte el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana porteño informó que para la fachada se utilizó un delicado método de nebulización que logra una limpieza más profunda sin dañar la estructura. Se obtuvo un aspecto símil piedra prácticamente igual al original. Los trabajos se realizaron con operarios ubicados en bandejas sostenidas por 1800 metros de andamios sobre los dos cuerpos del edificio, que tiene un total de 7500 metros cuadrados cubiertos.

El desmantelamiento de los caños empezó el 5 de diciembre y concluyó hace pocos días. Fueron colocados en el 2017 pero antes, durante dos décadas, el edificio estuvo tapado por una lona negra, rota y agujereada. Se desprendían constantemente vitrales y mampostería que caía sobre la vereda, tal como informó LA NACION en 2015, cuando los vecinos denunciaron los peligros de transitar por el lugar.

Una terraza histórica

Si bien la azotea fue reparada para evitar filtraciones, aún restan algunos detalles y estiman que a mediados de este año podría estar abierta al público para ser utilizada como rooftop de los clientes de la confitería cuyo uso será concesionado a privados.

Fuentes de Diputados revelaron que “visitaron el bar algunos interesados, desde empresarios gastronómicos de los Bares Notables porteños, hasta grupos inversores chinos y una cadena internacional”. De todos modos, debido a la situación económica actual, con poca gente circulando en la calle por la pandemia, aún no se decidieron a apostar por este nuevo emprendimiento, agregaron.

En cuanto al dinero que hace falta a futuro para terminar la puesta en valor del edificio, serán cifras superiores a las de la primera etapa, estimaron. “Hay tres ascensores de hierro antiguos por reparar, también hay que instalar un grupo electrógeno y crear una rampa para discapacitados”, dijeron.

Mañana comienza la recuperación de la marquesina exterior. Es toda la estructura metálica de 55 metros de largo que conforma un alero con vitrales en la planta baja. Esas tareas estarán a cargo de la empresa Astilleros Río Santiago. Las letras blancas que dicen Confitería Del Molino ya lucen como antes. Respecto de la estatua desaparecida que estaba en el interior del balcón, en la ochava, García explicó que buscan información y fotos sobre esa obra. Tal vez sea replicada.

La mayor parte de la pared exterior está terminada pero aún falta reparar el sector de planta baja. Allí se observa un cerco y una tapia para protección de la gente que camina por la vereda. Trabajan sobre la bovedilla del edificio que da sobre Rivadavia 1815, que es el más antiguo ya que Gianotti le anexó otro nuevo, mucho más moderno y de hormigón armado, que es el cuerpo que da sobre Callao. Para reparar la bovedilla se trabajará con perfiles de hierro y ladrillos, tal como se hace con las casas de campo.

Por Del Molino pasaron importantes personajes de la vida política y artística nacional e internacional. Desde presidentes, hasta el poeta Oliverio Girondo, pasando por Carlos Gardel y la cantante Madonna. Hoy, gracias a la puesta en marcha de su restauración es posible volver a imaginar esas historias.

Circuito Polo. El nuevo paseo gastronómico de verano

Fuente: La Nación: Hasta marzo permanecerá abierto con una gran diversidad de propuestas; algunas gourmet, otras más descontracturadas

Con la victoria por 10 a 8 de La Dolfina sobre su archirrival Ellerstina, el equipo que comanda Adolfo Cambiaso logró el octacampeonato, tras ser ganador entre 2013 y 2020 en forma consecutiva. Hasta aquí, una síntesis de la final del 127° Abierto Argentino de Polo que se jugó el sábado 19 de diciembre. Su escenario, el Campo Argentino de Polo no cerró sus puertas ese día; por el contrario: se mantendrá abierto durante todo el verano como espacio de paseo, pero, por sobre todo, como circuito gastronómico.

Ubicado en el corazón de Palermo, el Campo Argentino de Polo es uno de esos lugares abiertos y amplios que ofrecen un entorno ideal para salir a comer y disfrutar de una experiencia relajada, con distancia social y sin esperas innecesarias (algo que se garantiza porque todos los restaurantes funcionan con reserva previa). Hay propuestas gastronómicas de muy diverso tipo, desde elaborados menúes de pasos con maridaje incluido hasta descontracturadas burgers o sándwiches, pasando por el sushi, la coctelería o la boulangerie.

Uno de los hot spots de este temporario circuito es el stand de Navarro Correas, que cuenta con una carta desarrollada por el chef patagónico Pablo Buzzo en conjunto con el restaurante Novecento. Su impronta es clara en los platos, pero sobre todo en la elección de las materias primas, entre las que se destacan la interesante variedad de hongos que acompaña el risotto (girgolas, portobellos, champiñones, shiitake, boleuts), los langostinos o el vinagre de sauco.

Bondiola braseada, ensalada de peras y queso ahumado, o key lime pie son algunos de los imperdibles; también hay tablas de sushi, e incluso un menú de pasos. Como es de esperar, la carta de vinos gira en torno a los espumantes y los vinos tranquilos de la bodega Navarro Correas, pero también hay una interesante propuesta de cocktails, entre los que se destaca el Navarro Correas Royale (Navarro Correas Nature, Pimm’s, almíbar de jengibre, lima y menta), y de whiskies. Abre jueves, viernes y sábado, de 12 a 24.

Whisky, cerveza y más

Hablando de Whisky, justo enfrente del stand de Navarro se encuentra el de Johnnie Walker. Aquí, como es de esperar, la estrella es el whisky: se encuentran disponibles todos los integrantes del portfolio, desde Red Label hasta Blue. Su carta de cocktails es más clásica (tragos como Penicillin, Johnnie Collins highball, por ejemplo), y también cuenta con un par de gin tonics en base a Tanqueray (buena ocasión para probar el flamante gin con un toque de naranjas amargas Flor de Sevilla).

Lo más destacable de sus propuesta gastronómica es su “tapeo del kamado”: salchicha parrillera, entraña, bife de chorizo, pechito de cerdo, bondiola ahumada, con papas batatas y cebollas caramelizadas en horno de barro. Hay también buenos y originales combos (dúo de empanadas acompañado de un Johnnie & Lemon Highball), e incluso tablas de quesos y fiambres para compartir.

Para los partidarios de la cerveza, el campo cuenta con su Imperial Beerhouse, que tiene como eje al portfolio de cervezas de la marca (Lager, Cream Stout, Amber Lager, IPA, APA, Golden), pero que luego se acompaña con una propuesta gastronómica adecuada al paladar cervecero. Allí se puede disfrutar desde una pizza margarita con aceite de oliva o un trio de empanadas de carne (o versión veggie) hasta una brusqueta de salmón gravlax o una bondiola braseada con jugo de barbacoa y coleslaw, entre otros platos.

Todos cuentan con una recomendación de cerveza para maridar, y un dato interesante es que la carta de bebidas incluye una interesante variedad de sidra: desde las 1888 hasta las artesanales de Pehuenia. El Beerhouse Imperial abre de miércoles a sábados, de 19 horas a dos de la madrugada.

Pero las opciones no acaban allí. También hay un stand del ubicuo Fabric Sushi en el Campo Argentino de Polo; Eledos ofrece por su parte sandwiches, pastelería, cafés, jugos y licuados; Pick Polo tiene una carta basada en hamburguesas, bagels y picadas; y Cruza Polo Bar, cuenta con pizzas individuales, ensaladas y sandwiches, con postres clásicos como el cheesecake y cocktails.

Reserva previa

Un dato importante a tener en cuenta es que los espacios gastronómicos del Campo Argentino de Polo requieren reserva previa, la que puede realizarse a través de la plataforma https://www.enelpolo.com/. Allí se pueden reservar mesas de hasta cuatro comensales, los que al llegar a la entrada del campo deben firmar (a través de una sencilla app) una declaración jurada, que se complementa con la ya habitual toma de temperatura.

Héroes gastronómicos: bares y restaurantes que abrieron en 2020 en Córdoba

Fuente: Vos ~ Cuando a mediados de marzo empezó esta cuarentena que nunca olvidaremos, muchos bares y restaurantes cerraron, otros prestaron servicio de delivery y luego take away, y finalmente los que sobrevivieron abrieron de nuevo en julio con condiciones poco favorables.

Con un protocolo vigente, en octubre tuvieron que cerrar de nuevo. Fue un infierno para todos y muchos deberán pagar cuentas atrasadas durante los próximos años. Pero en este contexto tan poco favorable, también hubo emprendedores que se animaron a abrir nuevos bares y restaurantes.

Algunos lo hicieron antes de iniciada la cuarentena, pero otros lo hicieron durante, en condiciones inimaginables apenas hace poco tiempo atrás. 

Por eso, ese es un repaso algunos lugares que abrieron este año, que serían una suerte de héroes gastronómicos de 2020, aquellos que se animaron a emprender en el peor año de los últimos tiempos. Van en orden alfabético.

Alla Pala. Estrada y Buenos Aires. Esta franquicia porteña fue inaugurada por un cordobés el 17 de Julio, apenas 10 días después de permitida la reapertura. Se dedica a las pizzas y a las donas (muy coloridas), con un servicio que arranca todos los días a las 8.30 con desayunos. Teléfono (0351) 152-854444.

Pizza Alla Pala.

Alto Gandhi Pizza Napoletana. Mahatma Gandhi 432. El 1 de noviembre inauguró oficialmente este lugar que tal vez haya sido el primero en toda la ciudad en ofrecer pizzas napolitanas para llevar. Ahora, a casi dos meses de su apertura oficial con servicio de mesa, brilla en barrio Don Bosco, al lado de Valle Escondido. Teléfono (0351) 155-381094.

Amaryya. Neper 5689, Villa Belgrano. Este restaurante de impronta mediterránea abrió el 9 de noviembre en el hotel Nepper, con una excelente galería para aprovechar en cualquier momento del día en el corazón de uno de los barrios más lindos de Córdoba. Teléfono (0351) 157-536224. Amaryya, en el hotel Neper.

Argumento. Celso Barrios 1110. Golf Jockey Club. La nueva concesión del golf del Jockey se hizo cargo del club house en marzo, con una muy buena propuesta para toda hora el día y con una vista fenomenal al campo de golf. Es un espacio al aire libre sin igual en la ciudad, que vale la pena conocer. Reservas al (0351) 156-311054. Argumento, lo nuevo del golf del Jockey Club Córdoba.

Bros Comedor. 27 de Abril 568. Con una cocina joven, dinámica, con los sentidos puestos en el sabor y en la calidad de los productos, abrió con toda la energía de sus jóvenes propietarios el 14 de febrero (para el día de los enamorados), pero un mes después tuvo que cerrar. Hoy brilla con luz propia en el Centro de la ciudad. Teléfono (0351) 158-029418. Bros Comedor, una de las mejores aperturas de este 2020.

Coc. Derqui 66, Villa Allende. En agosto abrió este gran espacio con un diseño fenomenal, frente al golf de Villa Allende, con una propuesta fuerte en coctelería, cocina gourmet y hamburguesas, pero también con cafetería para el resto del día. Es uno de los lugares de moda en la villa. Teléfono (0351) 152-591628. Coc, destacada apertura en Villa Allende.

El Mesón. Abrió dos nuevos locales y ya suma cinco, siendo tal vez la marca que más creció en este año tan difícil. El imponente local de Nueva Córdoba (Irigoyen 419) abrió en julio y el de la costanera de Carlos Paz (Illia 1225) en diciembre, con toda la impronta que caracteriza al El Mesón: buena energía y una carta variada para comer bien a toda hora. Teléfonos (0351) 158-190464 y (03541) 155-70193. El Mesón, la última apertura en Carlos Paz.

El Papagayo Petit. Achával Rodríguez 244. Mientras El Papagayo de Arturo M. Bas se reconvertía a una despensa de lujo, el chef Javier Rodríguez abría este pequeño espacio en la galería Barrio, en Güemes, para ofrecer cafetería y vermutería de lujo, con acompañamiento de panadería y charcutería de excelencia. Teléfono (0351) 157-719507. El Papagayo Petit, en la galería Barrio.

Gretta Arte Gastronómico. Tissera 50, Mendiolaza. El chef Miguel Albelda abrió este lugar de carnes a las llamas y cocina criolla en el mes de septiembre. Se trata de una gran casona con un parque espectacular para pasar un día al aire libre con sabores bien argentinos. Reservas al (0351) 153-968038. Gretta, lo nuevo en Mendiolaza.

Hoppiness. Independencia 849. Este local no abrió pero sí en el mes de septiembre se animó a poner en marcha el rediseño del local, con una obra a cargo del estudio Montevideo. Fue una reforma estética a la vista pero además, triplicó la capacidad se despacho de su cocina, especializada en hamburguesas gourmet. (0351) 157-477847.

La Tapería. Achával Rodríguez 225. El 10 de julio (tres días después de la reapertura) abrió este pequeño gran espacio de barrio Güemes, con servicio de tapas, vinos y cócteles que se destaca. Luego fue ampliando a brunch, cafetería y más delicatessen. Los responsables son Analía Yendreka y Leonardo Mucchieli. Reservas al (0351) 153-752547.  Analía Yendreka y Leonardo Mucchieli, de La Tapería.

Lo del Turco. Fructuoso Rivera 260, Galería Muy Güemes. Este local abrió en marzo con una renovada propuesta de comidas árabes al paso, con autoservice pero con mesas y sillas para sentarse en el pintoresco espacio de la galería. También ofrece picadas con hummus de garbanzo y berenjena, niños envueltos, empanadas y más. Teléfono (0351) 156-829392.  Lo del Turco se especializa en shawarma.

Los Aroza. Derqui 44, Villa Allende. Los chefs Walter Hebia y Rodrigo Arozamena, quienes brillaron primero en Alma de Pueblo e Inmigrantes, luego abrieron Los Aroza en Mendiolaza y en junio de este año, junto a Gonzalo Carelli, a pesar de todo el contexto, abrieron Los Aroza en Villa Allende. Son un éxito con sus carnes a las llamas y sus pizzas al horno de barro. Y para enero, anuncian el arribo de la cafetería premium Superanfibio y un chiringuito con buñuelos, tortillas, pescados y mariscos. Teléfono (0351) 158-168581. Los Aroza en Derqui 44 (Villa Allende).

Pizzería Popular. Esta marca creció mucho en 2020, con franquicias en diversos barrios de la ciudad y del interior provincial. Sin dudas 2020 fue el año de despegue para una marca que nació junto al boom de la calle Tejeda, en el Cerro de las Rosas. Pizzería Popular, una marca que se expandió en 2020.

Pan Plano Villa Belgrano. Neper 5788. La cadena de pizzerías abrió en la zona noroeste en enero. Pasó la peor parte e la cuarentena y hoy gracias a un gran espacio al aire libre, convoca a muchos amantes de la pizza en esta esquina de Villa Belgrano. Teléfono (0351) 157-515071. Aire libre en Pan Plano Villa Belgrano.

Pretto Parrilla. Oncativo 50, Mercado Norte.  En de mes mayo, en la parte más dura de la cuarentena, abrió esta nueva parrilla en el Mercado, con un diseño de interiores elegante, que se destaca en este paseo gastronómico sin igual que tenemos en Córdoba. Teléfono (0351) 157-657218. Pretto Parrilla, en el Mercado Norte.

Renato Cantina. Rodríguez del Busto y Cordillera, Dino Mall Alto Verde. Abrió en marzo y tuvo que cerrar, pero el chef propietario Gustavo Masini resistió y reabrió en julio este que es su segundo local en Córdoba (Renato Ristorante está en Colón 5681). En el Dino ofrece variada cocina casera en el patio de comidas: pastas, carnes, pescado y ensaladas. Teléfono (0351) 156-827301.

Heladería Flamingo lanza una nueva tendencia: HELADO NEGRO

HELADERÍA FLAMINGO, la Clásica heladería de Av . Maipu 1202 en Vicente López, con más de 60 años de trayectoria en el sector, se suma a la tendencia de los sabores exóticos con un HELADO NEGRO,  que causa furor en todo el mundo y en las redes sociales. Sabroso e innovador, el Black Coconut (Coco Negro) busca convertirse en un clásico de la zona norte.

Black Coconut es un helado saludable, con gusto a coco y un aspecto sin duda particular debido al color totalmente negro:  que se obtiene del carbón activado de la cáscara del coco. Tiene, además, efectos desintoxicantes en el organismo y refuerza las defensas.

El sabor es absolutamente delicioso y ese tono oscuro es alucinante, resultando muy original, novedoso y divertido para el mundo foodie. Marca tendencia en las redes sociales con fotos de lenguas y bocas teñidas por el color negro.

Con el Black Coconut, FLAMINGO busca sumarse a las tendencias internacionales de sabores diferentes, originales y muy ricos. Ya viene marcando el camino con tres cremas muy solicitadas: Malbec a la Crema, Lavanda y Pimienta de Jamaica. 

Además, la heladería, amplió la gama de chocolates y dulce de leches ,incorporó una nueva línea de paletas y la noche de cócteles con helado. Lo novedoso y lo tradicional conviven de manera maravillosa, haciendo que la heladería siga siendo elegida por clientes de antaño, pero que ahora sume un público nuevo, más joven.

HELADERÍA FLAMINGO funciona en Vicente López desde 1954, es el socio nº2 de la Asociación de Fabricantes Artesanales de Helados y Afines (AFADHYA). Desde 1996 incorpora además la cafetería. La segunda generación lleva adelante la heladería con la misma pasión por la producción de este alimento tan característico, sumándole además una constante búsqueda de productos nuevos, trayendo ideas e influencias de distintos viajes por el mundo y con la visión de hacer un refresh de marca y expandirla con nuevas sucursales.

Black Coconut viene a completar una nueva paleta de sabores que ya son tendencias en otras partes del mundo, muy solicitado en Nueva York, muy buscado por el público joven. Queremos mantener el sabor y la calidad de siempre, pero darle la opción al consumidor de encontrarse también con nuevas experiencias”, enfatiza Alejandro Marinetto uno de los dueños de Flamingo.

El helado negro, estará entre la paleta de sabores de FLAMINGO por una temporada, para luego dar lugar a nuevas tendencias.