Take away plus. Cómo sería la segunda etapa de apertura porteña

Fuente: La Nación ~ El segundo paso para los cafés y restaurantes sería el take away, pero con la posibilidad de consumir algunos productos en mesas al aire libre

Si bien todavía falta definir algunas cuestiones y sobre todo seguir la evolución de los contagios por Covid-19 , el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está trabajando en un esquema de etapas para ir liberando actividades a partir del 17 de julio .

En principio, habría una primera etapa de entre dos y tres semanas en la que se volvería a la situación previa al endurecimiento de la cuarentena con la apertura de comercios no esenciales, primero en los barrios y luego en las principales arterias de la Ciudad. Y también volverían las peluquerías , un tipo de establecimiento que estuvo prohibido durante todo este tiempo, con su propio protocolo .

“Aunque las peluquerías regresarían sobre el fin de la primera etapa, entre la segunda semana y la tercera, la idea es anunciarlo cuando se anuncie todo para que haya una expectativa real”, dijeron fuentes del gobierno porteño a LA NACION.

Además, regresarían en la primera etapa industrias porteñas como las fábricas textiles y de juguetes porque creen que están perdiendo clientes ante la realidad de que las industrias de la provincia de Buenos Aires no cerraron nunca y también para evitar situaciones de desabastecimiento, como vienen alertando distintas cámaras de cara al Día del Niño.

Lo que no volvería por el momento es la construcción, si bien había versiones de que se permitiría volver a operar a las obras que estén cercanas a su finalización (hoy solo están permitidos los trabajos de excavación y demolición). “La realidad es que el 80% de los obreros viaja desde la provincia y eso es un problema. Las empresas nos han propuesto poner transporte propio o que duerman en las obras, pero no creemos que eso entre en la primera etapa”, confiaron.

En cuanto a los gimnasios, shoppings y restaurantes, locales sobre los que pesaron fuertes restricciones (los dos primeros no han podido reabrir y los terceros sólo lo hicieron para operar con delivery o take away ) explicaron que no van a entrar en una primera etapa, pero sí en una segunda con ciertas especificaciones.

“Los shoppings van a tener que funcionar con algún sistema de take away para que la gente no pasee sino que solo vaya a retirar lo que compró. Los gimnasios podrán dar clases en plazas, lo que está pensado como un paliativo, y los restaurantes podrán poner mesas en espacios verdes para generar lo que llamamos un take away plus. Es decir, que los clientes puedan comprar algo, retirarlo y consumirlo en una mesa en el espacio público . Esto está pensado más que nada para tomar un café y no para almorzar o cenar”, puntualizaron.

A mediados de mayo, después de que el gobierno porteño anunciara que iba a ensanchar veredas para que se pueda cumplir el distanciamiento social, la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Ahrcc) le acercó una propuesta al subsecretario de Bienestar Ciudadano de la Ciudad, Héctor Gatto, para ubicar más mesas y sillas en espacios públicos.

“La idea es que el día que nos dejen abrir podamos tomar parte de las veredas, y también solicitamos que evaluaran la posibilidad de instalar más decks frente a restaurantes y que los que están cerca de parques y plazas puedan poner mesas y sillas ahí”, explicó en su momento Ariel Amoroso, presidente de la Ahrcc.

La mayor preocupación del sector es que los locales sigan abiertos, ya que estiman que hay de un 30 a un 50% en riesgo de cerrar sus puertas definitivamente .

El futuro de las obras

En cuanto a la construcción en la Ciudad, por el momento solo están habilitadas unas 760 obras privadas de un universo de 3792. El segundo paso previsto apunta a permitir el funcionamiento de unas 800 a 900 obras que están próximas a finalizarse.

Tal como informó en mayo LA NACION, funcionarios porteños habían empezado a tomar contacto con los directores de obra de emprendimientos que se encuentran en AVO (agentes verificadores de obra) 3, para ver cuánto les faltaba y cuántos empleados necesitaban para llevar a cabo los trabajos pendientes.

Un 80% había llegado a contestar, pero luego no se siguieron eximiendo actividades, con lo cual esta iniciativa quedó paralizada.

El espíritu de este segundo paso en la flexibilización para la construcción privada en la Ciudad es que también implica poca mano de obra como las demoliciones y excavaciones y que hay gente alquilando que necesita que le terminen su departamento para poder mudarse.

Córdoba: plantean que es crítica la situación del sector gastronómico pese a la reapertura

Fuente: Telam ~ El dirigente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés de Córdoba, Fernando Faraco, señaló que “por protocolo, los locales tienen habilitado solamente el 50% de sus espacios” y pidió “una ley de emergencia económica” para el sector.

El martes reabrieron los bares y restaurantes en la ciudad de Córdoba, tras permanecer cerrados poco más de tres meses.
El dirigente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés de Córdoba (Ahrcc), Fernando Faraco, dijo que “no hubo una gran afluencia” de consumidores a los bares y restaurantes de la capital provincial en los primeros días de apertura por la flexibilización del aislamiento y pidió “una ley de emergencia económica” para el sector.

En declaraciones a Télam, Faraco señaló que a ese panorama se suma que “por protocolo, los locales tienen habilitado solamente el 50% de sus espacios”.

El martes último, reabrieron los bares y restaurantes en la ciudad de Córdoba, tras permanecer cerrados poco más de tres meses.

“Sin una ley de emergencia nacional que nos contenga y que contemple exenciones impositivas, ayudas y créditos, para muchos va a ser muy difícil sostener la actividad y los cierres van a continuar”, aseguró el dirigente.

Faraco detalló que “las facturaciones están en un promedio del 50%”, con respecto a la situación previa a la pandemia de Covid-19, por lo tanto “la rentabilidad hoy es totalmente nula, incluso sostener la actividad va a ser muy difícil a ese ritmo”.

Asimismo, afirmó que “al menos un 30% de bares y restaurantes cerraron sus puertas” y que “la recuperación va a ser a largo plazo y sólo para los que tienen espalda económica para sostenerse ante la crisis”.

Además, mencionó los casos de los históricos restaurantes cordobeses La Perla y La Mamma, que cerraron definitivamente en los últimos días.

Al respecto, alertó que la situación es similar en un 25% de los hoteles que aún no fueron rehabilitados: “Nadie está en condiciones de soportar 110 días sin trabajar”, aseveró.

La gastronomía de la independencia se reinventa en clave de cuarentena

Fuente: La Nación ~ La gastronomía de la Independencia se reinventa en clave de cuarentena. Ya no será lo mismo que hace un año, cuando se podía comprar pastelitos o sentarse en la mesa de un tradicional restaurante a comer un locro el 9 de julio. Este año, la fecha patria no se festejará en peñas ni con bailes. No habrá kioscos que vendan escarapelas a las apuradas en las esquinas de los colegios y los actos escolares serán transmitidos por Zoom.

Pero el sector de la gastronomía está dándole una vuelta a la caída de las ventas y a los locales cerrados para que los sabores patrios trasciendan los límites aislacionistas de la cuarentena. Por ejemplo, se organizó una Fiesta de la Empanada Digital y habrá deliveries de los platos tradicionales en más de 500 locales de la ciudad. Algunos restaurantes ofrecen encuentros virtuales con los creadores de los platos para sumarle valor agregado a sus propuestas, o que obsequian una cata exclusiva por Zoom para quienes compren el menú patrio.

También los heladeros artesanales se sumaron a la iniciativa y lanzaron dos sabores de la Independencia: el famoso vigilante, queso y membrillo, que por polémico que suene logra recordar ese tradicional postre argentino; y alfajorcito de maicena, un sabor que se combina con dulce de leche y que esconde en su interior pequeños alfajores artesanales. Estos sabores estarán disponibles a partir del 9 de julio en las heladerías artesanales que figuren con la bandera argentina en el mapa patrio interactivo del helado

Además, hoy a las 19, vía Instagram (@heladerosartesanales) ofrecerán una charla sobre la historia del helado artesanal y la de los postres argentinos, junto con Felipe Pigna y Harry Salvarrey.

Un tour gastronómico online

BA Capital Gastronómica organiza para este 9 de julio el evento online “La Fiesta de la Empanada Digital”, una propuesta en redes sociales con la presencia de chefs y nutricionistas, y juegos. Habrá un mapa de delivery con más de 500 locales de todo el país

Hace un año, la fiesta, que también es organizada por la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas, convocó a más de 150.000 personas. Desde las 11, a través de las cuentas de Instagram de BA Capital Gastronómica y BA Saludable, se verá la transmisiones en vivo y videos grabados de recetas de las más típicas versiones de las distintas provincias, con diversos clases de masa, rellenos y cocciones, pasando por empanadas de colores, dulces, veganas y sin TACC.

¿Locro thai, vegano, orgánico o patagónico?

Para sobrevivir a la cuarentena, los restaurantes se volcaron a los menúes empaquetados, que en algunos casos se terminan de preparar en casa, ya que viajan cerrados al vacío y el cliente le pone en en el hogar su toque final. Uno de los restó que se adaptaron a los nuevos tiempos es Shout, que va a preparar una carbonada Thai con torta fritas y se envía a la casa de los comensales. También La Panadería de Pablo, de Pablo Massey, se suma a la tendencia, con un menú promocional que incluye locro criollo y churros rellenos de dulce de leche. Otros optaron por festejar un Día de la Independencia inclusivo, que tenga en cuenta también a los que no comen carne. Es el caso de Bilbo Café, que ofrece tanto locro tradicional como vegetariano. O Ninina, en el menú patrio, el locro casero recién hecho, lo empaqueta al vacío lo envía para calentar, sin necesidad de sacarlo de su embalaje.

El diseño de los menús patrios en tiempos de coronavirus son una verdadera carrera de ingenio gastronómico. Todos buscan darle un valor agregado a su propuesta. Por ejemplo, a la tendencia del menú patrio, Moshu le sumó otra tendencia: lo natural. Para mañana preparará un locro orgánico patagónico con ingredientes autóctonos como zapallo, maíz blanco, porotos pallares y chorizo colorado. Casa Cavia suma a su menú criollo y a los postres argentinos, un cóctel emblema elaborado con gin, sauco, ruda, mandarina y manzanilla y… yerba mate. Y el restaurante Jornal, de Saavedra, festeja la Independencia con un menú de empanadas, chorizo y asado de costilla. Y para tentar a sus clientes ofrece una cata exclusiva por Zoom.

La Ciudad ya trabaja en los protocolos para una posible apertura

Fuente: La Nación ~ Las concesiones que realizó la ciudad de Buenos Aires para acompañar el endurecimiento de la cuarentena en el área metropolitana , donde se concentra la mayor cantidad de casos de coronavirus, tienen fecha de vencimiento. El Gobierno porteño se mantiene firme en las convicciones de tomar sus propias medidas a partir del 17 de julio cuando se cumpla el plazo de las nuevas restricciones anunciadas junto a la Nación y a la provincia de Buenos Aires, para afrontar las próximas etapas de la pandemia si los indicadores que evalúan a diario le dan la razón.

Por eso, varios de los principales funcionarios del equipo del gabinete de Horacio Rodríguez Larreta trabajan, desde hace varias semanas, en los protocolos que se implementarán en rubros que están sin actividad desde marzo, cuando comenzó el aislamiento social preventivo y obligatorio. La apertura paulatina de peluquerías , industrias, el sector artístico y cultural , actividades profesionales que también estaban vetadas, comercios de indumentaria y calzado serían parte de la próxima fase; no así la gastronomía y otros rubros que suponen la circulación de muchas personas.

El vicejefe porteño, Diego Santilli , el jefe de Gabinete, Felipe Miguel , y el ministro de Desarrollo Económico, José Luis Giusti , son los funcionarios que encabezan las conversaciones con los comerciantes y las cámaras. Son parte del equipo que recorre los comercios e intercambian opiniones con comerciantes que elaboraron sus propios protocolos para que sea estudiado y, si son avalados, puestos en práctica.

Es el caso de una reconocida peluquería de Chacarita -donde son habitúes los futbolistas de muchos clubes de fútbol de Buenos Aires, principalmente de River Plate- que visitaron los tres funcionarios. Allí el propietario presentó las medidas que tiene implementadas en el local, ya preparado para cuando reciba la autorización para trabajar.

Un dispositivo que rocía un líquido sanitizante al cruzar la puerta, alcohol en gel y medición de la temperatura corporal , espacios de trabajo para los peluqueros separados por mamparas de nylon , tijeras y máquinas de corte rociadas con una solución de alcohol al 70% , entre otras medidas, fueron parte de las sugerencias expuestas en esas visitas. Los funcionarios tomaron nota para volcarlas en el protocolo final que deberá ser avalado por el Ministerio de Salud .

En el entorno del ministro de Salud, Fernán Quirós , afirman que los valores monitoreados a diario y que serán la clave para ablandar la cuarentena comienzan a responder , por ejemplo, el índice de contagiosidad o número R que se encuentra en 1,05 cuando al principio de la pandemia se ubicaba en 1,14 y en mayo llegó a 1,2. Colocarlo por debajo de 1 indicaría que la curva de contagios se está controlando y se podría habilitar las actividades que se están estudiando, como lo había adelantado LA NACION el viernes pasado.

Otro valor que alienta el optimismo en la ciudad es la cantidad de días de duplicación que en su mejor marca se ubicó en 25 días y, en el peor momento, en 15 días. Hoy esa cifra se ubicaría por encima de los 20 días y se espera que mejore en la recta final de las restricciones estrictas.

Cuidados preventivos

Sin perder de vista que si estos parámetros se disparan no será posible una apertura paulatina y, además, teniendo por delante al menos seis meses de cuidados preventivos con el uso del tapabocas y el distanciamiento social, en el Gobierno de la Ciudad sostienen que este será el último gran esfuerzo que se le pedirá a los porteños.

Después del 17 de julio se pretende habilitar actividades profesionales que no funcionan desde el 20 de marzo, cuando se inició la cuarentena, como las de abogados y contadores . También están en estudio protocolos que permitan ensayar obras teatrales para que, cuando se habilite la apertura de teatros, las compañías puedan debutar lo antes posible. En el rubro artístico, entraría en vigor la apertura de galerías de arte .

En un segundo plano, aunque con la misma importancia para lo que representa en la economía porteña, se encuentran las industrias , por ejemplo, del rubro textil . La apertura de la actividad, aseguran en la administración porteña, supondría una mayor circulación de personas entre la ciudad y la provincia ya que muchos de los trabajadores viven en el área metropolitana .

El aforo permitido en restaurantes, bares y cafés está en evaluación constante, pero la autorización para la actividad comercial no será parte de la próxima apertura. En el Gobierno consideran que para permitir el regreso de las salidas se deberían dar otras condiciones.

Barrionuevo: “La situación del sector gastronómico es de gran angustia”

Fuente: Telam ~ El titular del sindicato gastronómico, Luis Barrionuevo, dijo hoy que la situación de bares, restaurantes y hoteles “es de angustia y gran depresión” ante el aislamiento por la pandemia del coronavirus, al tiempo que reclamó la formación de un comité de crisis y que se declare la “emergencia turística”.

Por otro lado, opinó sobre la situación del expresidente Mauricio Macri, sobre quien dijo que puede “terminar preso”, pero no por el supuesto espionaje ilegal realizado durante su gobierno, sino por otras causas.

En relación a la situación del sector por el coronavirus, Barrionuevo dijo hoy que “la situación económica está difícil, peor que la del coronavirus, porque ya entramos en mucha desesperación en nuestro sector, en el turismo en general, en una gran depresión”.

En diálogo con radio Mitre, el dirigente sindical indicó que nota “la incapacidad de los funcionarios para tratar la situación, como que ya deberían haber hecho un comité de crisis, con un plan de trabajo para aquellos que bajan los brazos y cierran definitivamente”.

La situación económica está difícil, peor que la del coronavirus, porque ya entramos en mucha desesperación en nuestro sector”

Recordó que hace 45 días el presidente Alberto Fernández “recibió a las cinco cámaras empresarias del turismo y gastronomía, pero hasta ahora no hubo respuestas para ayudarlos, ni para los 500.000 trabajadores del sector”.

Barrionuevo sostuvo que “ya deberían haber declarado la emergencia turística”, con el fin liberar fondos para asistir al sector, “como un crédito del Banco Mundial, que sería de unos 4.000 millones de pesos”.

Por otra parte, adelantó que en la ciudad de Buenos Aires “tenemos programada una marcha con nuestro gremio y los empresarios para reclamar por nuestro sector”, que podría llevarse adelante el próximo 20 de julio.

“A Horacio Rodríguez Larreta queremos decirle que es hora de que empecemos a convivir, cuidándonos como corresponde, pero es necesario volver a trabajar”, enfatizó el líder gremial.

A Horacio Rodríguez Larreta queremos decirle que es hora de que empecemos a convivir, cuidándonos como corresponde, pero es necesario volver a trabajar”

Por otro lado, relativizó la causa por supuesto espionaje ilegal por parte de miembros de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri.

“Es una estupidez, estos son espías de décima, porque los mandás a espiar y tocan timbre”, dijo.

Finalmente, Barrionuevo consideró que Macri puede ir preso, “pero no por la causa de espionaje, sino por otros muchos temas, que ya tienen causas abiertas, y yo se lo dije a Mauricio cuando todavía era presidente”.

Juntos por el Cambio presentó un proyecto para asistir a los gastronómicos

Fuente: Clarín ~ Juntos por el Cambio presentó un proyecto en el Congreso para asistir a los gastronómicos, el sector donde la crisis por el coronavirus impactó fuertemente y obligó a cerrar definitivamente a una gran cantidad de locales

La iniciativa apunta a crear un “Régimen de asistencia integral para el rubro gastronómico”, para ayudar a los locales que realicen servicios de restaurante, bar, confitería o cafetería, de expendio de alimentos y/o bebidas para consumo dentro o fuera del mismo, “que no hayan podido desarrollar total o parcialmente sus actividades como consecuencia del Aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO)”.

Muchos establecimientos ya han cerrado y muchos otros lo harán si no reciben ayuda del Estado. A fin de evitar la quiebra y cuidar el trabajo de todos los argentinos y argentinas que dependen de este sector para que sus familias puedan vivir dignamente, solicitamos: subsidio de servicios públicos; subsidio al personal de trabajo o ayuda económica; y líneas de crédito”, sostiene la iniciativa en sus fundamentos.

Días atrás, Luis Barrionuevo advirtió por el impacto de la crisis en la actividad y por la enorme cantidad de perdidas de fuentes de trabajo, en la previa al anuncio de la vuelta a la cuarentena estricta para la región del AMBA y que se extenderá hasta el 17 de julio.

Ya veníamos a los tumbos en el aspecto económico en la gastronomía en general, perdiendo fuentes de trabajo, llegamos a marzo con este tema crucial y a esta altura es imprevisible hacer un cálculo, pero de 45.000 empresas podrían quedar en pie entre 20.000 o 25.000“, se quejó el jefe del gremio de los gastronómicos en diálogo con radio CNN.

La propuesta de JxC, que apunta a “evitar la quiebra y cuidar el trabajo de todos los argentinos que dependen del sector gastronómico”, apunta a otorgar líneas de créditos líneas de créditos blandos y prestaciones a tasa cero, a través de una normativa regulada por el Banco Central de la República Argentina.

“La iniciativa es parte de una serie de propuestas impulsadas para sostener y reactivar la economía que viene poniendo en agenda la oposición, apunta a paliar el fuerte impacto que sufre uno de los sectores más fuertemente golpeados por la pandemia y para que sus familias puedan vivir dignamente“, afirmaron los diputados Josefina Mendoza y Álvaro González.

El texto plantea subsidios por 70% del valor de las tarifas de agua, luz y gas, una ayuda económica para los trabajadores en relación en dependencia equivalente al valor de medio Salario Mínimo, Vital y Móvil, junto con una línea de créditos blandos a tasa cero, a través de una normativa del Banco Central.

Y lleva la firma de los diputados de Juntos por el Cambio Graciela Ocaña; Claudia Najul; Jose Nuñez; Pablo Torello; Hernan Berisso; Roxana Reyes; Dina Rezinovsky; Hector Stefani; Lorena Matzen; Ximena García; Victoria Morales Gorleri; Camila Crescimbeni; Albor Cantard; Omar De Marchi; Alejandro Cacace; Soledad Carrizo, Federico Frigerio; Natalia Villa; Alicia Terada; Luis Pastori; Estela Regidor; Soher El Sukaria; Lidia Ascárate; Aida Ayala; Alicia Fregonese; Virginia Cornejo; Diego Mestre; Jorge Enriquez.

La Ciudad exime del pago de ABL a comercios no esenciales

Fuente: Ámbito ~ Los comercios no esenciales de la Ciudad de Buenos Aires quedarán exceptuados de pagar el impuesto de Alumbrado Barrido y Limpieza ( ABL) durante junio y julio, y contarán con una línea de crédito a tasa fija del 12 por ciento y seis meses de gracia.

Así se anunció esta tarde tras una reunión mantenida entre las autoridades de la Ciudad y de la Federación de Comercio e Industria (FECOBA).

El Gobierno porteño destacó que las medidas tendrán un costo fiscal de unos 600 millones de pesos anuales, en un escenario en el que la recaudación viene cayendo 35 por ciento en términos reales como consecuencia de la cuarentena.

“Las medidas constituyen sólo un paliativo en medio de una catástrofe económica que provoca el cierre masivo de pymes”, dijo el presidente de FECOBA, Fabián Castillo, tras el encuentro con el ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad, José Luis Giusti, y el subsecretario Pyme, Christian Bauab.

Las herramientas dispuestas involucran a un total de 110 mil comercios, entre los que figuran, bares, restaurantes, librerías, peluquerías, jugueterías, hoteles, gimnasios y tiendas de indumentaria y calzado.

A la vez, durante junio y julio se condonará el impuesto al uso del espacio público para las actividades comerciales en la vía pública.

En lo que respecta a la asistencia crediticia, el Banco Ciudad se comprometió a aplicar un “acceso ágil” para el sector, con el fin de otorgar préstamos por un monto máximo de 500.000 pesos por comercio, a una tasa fija del 12% anual.

El préstamo contempla un período de gracia inicial de hasta seis meses para el pago del capital e intereses, y luego hasta 18 cuotas fijas (abonando la primera cuota en enero de 2021).

FECOBA indicó que las medidas forman parte de un esquema de ayuda solicitado por la entidad a las autoridades porteñas y nacionales en el marco de una “crisis sin precedentes, que ya provocó el cierre definitivo de 20 mil locales comerciales”.

Bares y restaurantes de provincias en fase 5 registran baja concurrencia y pocas ventas

Fuente: Ámbito ~ Las provincias de Catamarca, Santa Fe, Mendoza, San Luis, La Pampa, Tierra del Fuego y Río Negro se encuentran en la fase 5 de la cuarentena por el coronavirus y, gracias a ese estatus sanitario, autorizaron la reapertura de locales gastronómicos. Sin embargo, las expectativas del sector se vieron frustradas ante una baja concurrencia de clientes, por debajo de las expectativas.

Catamarca es la única provincia a la que nunca llegó el coronavirus y debido a su situación epidemiológica, el pasado 23 de mayo, el Comité Operativo de Emergencia provincial habilitó la apertura de bares y restaurantes de 7 a 23.

“Desde que nos permitieron reabrir, los clientes vienen menos que antes, pero la mayoría respeta las normas de higiene”, dijo a Télam Cristian González, mozo de un bar tradicional catamarqueño.

En Mendoza, los bares y restaurantes funcionan desde fines de mayo. Los dueños y empleados advirtieron a Télam la “poca afluencia de clientes por debajo de las expectativas”.

Las ventas del rubro se modifican según el horario de atención siendo más fuerte el nocturno que finaliza a las 23 como el caso de los patios cerveceros que tiene mayor afluencia.

A su vez, también volvieron a la actividad los locales que están dentro de centros comerciales con la modalidad de reserva previa, no más de 4 personas y firmando una declaración jurada. En Mendoza solo se puede asistir a comercios de cercanías.

La ciudad de Mendoza es una de las principales ciudades turísticas del país, en la que se visita algunos puntos como la montaña, las bodegas y la peatonal.

En este contexto Johana Bozo, moza de un bar de la peatonal del centro, dijo a Télam que “no significó mucho la apertura del local en la modalidad restringida porque no vendemos ni siquiera el 10% de lo que vendíamos antes que hacíamos $3.000 en una mesa y ahora eso es por día. Al no haber turismo, bajaron mucho las ventas, y encima la salida por DNI hizo que bajara más aún, hemos cambiado los menúes y ahora ofrecemos minutas y platos menos elaborados”.

Por último, en Tierra del Fuego tampoco se cumplieron las expectativas de los comerciantes, quienes sostienen que el nivel de facturación de sus negocios oscila, en promedio, entre el “15 y el 20%” de lo que era antes de la pandemia.

Oscar Rubinos, dueño del hotel Cap Polonio (que cuenta con un bar y restaurante propio en calle principal de la capital fueguina) contó que la actividad se reanuda “lentamente, en nuestro caso mejoramos un poco los ingresos con las ventas por delivery o la comida para llevar, pero la falta de turismo de todo tipo tiene una gran repercusión en nuestro rubro”.

El boom de las boxes con delivery propio

Fuente: Ámbito ~ Con la explosión de la gastronomía, traducido en el éxito de los programas televisivos de cocina, la avocación de la gente a cocinar, e influencers compartiendo recetas por redes sociales, es que la gente comenzó a darse “gustitos”. Hoy el contexto obligó a reinventar este rubro muy golpeado por la pandemia, dando lugar al nacimiento de las famosas boxes: en una caja, toda la experiencia.

La nueva estrella gastronómica

Las boxes son el modo que encontraron los locales de gastronomía de llegar a sus clientes. Así como eran importantes en un restaurante la presentación y la ambientación, hoy cambiaron el soporte y el modo de exponer los productos pero cuidando esos mismos valores. El aumento de ventas de cajas fue exponencial después del confinamiento, si bien ya existían, la pandemia las convirtió en protagonistas. Las boxes se imponen en el mercado local ganando terreno y dejando su tradicional estacionalidad festiva de fin de año.

“La gente encontró en regalar una caja con quesos, fiambres y vinos, una forma de acercarse a sus seres queridos. De alguna manera el no poder verse, encontrarse o juntarse, genera angustia y mandar una picada es un modo representativo de decir te quiero y conozco tus gustos. Las cajas que eran un regalo clásico y casi exclusivo de fin de año se trasladó a esta época”, aseguró Germán Valenti, Gerente Operativo de Salumeria Ragni que cuenta con vasta trayectoria en el rubro.

Las boxes son el modo que encontraron los locales de gastronomía de llegar a sus clientes.

Respecto a lo dulce, Juliana Herrera Dappe es dueña de Mada Patisserie, una pastelería gourmet en el barrio de Belgrano que factura más de 8 millones de pesos y que abrió sus puertas a finales de 2015. Ella nos cuenta: “Después de la pandemia, la gente cambió muchísimo sus hábitos y para fechas importantes piensa en regalar algo relacionado a la comida. Cuando es dulce me toca a mí, pero noto esa inclinación hacia este tipo de regalos.”

Toda buena comida debe ser acompañada por una bebida acorde. En ese rubro se destaca Juan Carlos Baradela, un sommelier que se dedica a la venta de cajas de vinos. “Mi propuesta principal es hacer la selección de vinos y armar combos. Los clientes me piden un servicio personalizado, porque todas las personas somos distintas así que no tenemos los mismos gustos. Al momento de recomendar, escucho a la persona, hago ciertas preguntas claves que me dan una idea de sus gustos y guío hasta el momento del descorche. Lancé combos para el día del padre pero insisto que detrás de cada botella hay sabores particulares, y la gente quiere una selección hecha a medida.”

El servicio personalizado, el asesoramiento, la presentación y el trato cercano son principios que estos comerciantes tomaron como bandera, para hacer la diferencia con la competencia y tallar en sus productos un sello propio indeleble.

Tanto los que venden salado como dulce coinciden en que el ticket promedio bajó, pero a pesar de ese mal panorama no todo es negativo. La tienda online les permitió ampliar su clientela. La venta por internet, que era algo secundario, tomó un protagonismo sin precedentes y permitió alcanzar un mercado al que antes no llegaban, logrando que gente sin conocimiento de la marca los descubra.

Delivery propio

Todos coinciden en que hacer la entrega de manera personal por un sistema de mensajería propia es indispensable, evitando recurrir a una red de logística masiva. El especial interés en el cuidado del packaging y que los productos lleguen en perfecto estado, hacen sentir al cliente cuidado y esto es un plus en momentos donde la susceptibilidad está a flor de piel por la propia lógica de la pandemia. Mimar al cliente en estos tiempos no está de más.

“Desde la pandemia sumé la opción de delivery pero no por medio de una aplicación. Yo tengo mi propio sistema. Tengo un producto que me esmero en que llegue con un detalle, con una presentación determinada, todo perfecto, y en una moto la torta o el desayuno no llega bien. Por eso elegí una logística que tiene un costo extra pero el cliente lo valora y está dispuesto a pagarlo. También al ser mi delivery propio doy tranquilidad a mis clientes, ya que al principio estaba el miedo de que los paquetes llegasen infectados y se desconfiaba de los sistemas multitudinarios de envío. Yo con mis productos no elijo las aplicaciones de mensajería”, aseguró Juliana Herrera Dappe.

Si bien la pandemia ha afectado los negocios, mientras que algunos rubros gastronómicos disminuyen su venta, otros la han acrecentado. Las caídas de venta de Mada Pattiserie estuvieron entre un 30% a 40%, mientras que para Juan Baradela la venta aumentó en porcentajes similares.

Por otro lado, los nuevos desafíos de la pandemia, llevó a todos los rubros a ampliar sus horizontes y llegar a lugares que antes no lo hacían. La exposición democratizada por internet dio la pauta a estos comerciantes de que sus marcas eran conocidas y deseadas más allá de los barrios o zonas de cercanía. Encontraron clientes donde antes no sabían que tenían.

Ofertas para todos los bolsillos

Los productos son de lo más variados y de diferentes precios. En Ragni podemos encontrar cajas de quesos, fiambres y vinos desde $1.000 hasta $30.000 pasando por una extensa variedad de calidad y origen de los productos. Si la tentación es más dulce, en Mada Patisserie las cajas de macarrones o desayunos van de $1.140 a $1.750. Por su parte Juan Carlos Baradela ofrece sus combos por una caja de 6 vinos que van de $2.000 a $4.000.

Restaurantes. El plan de subsistencia del sector más golpeado por la cuarentena

Fuente: La Nación ~ En la Ciudad de Buenos Aires podrían cerrar definitivamente entre un 30% y un 40% de las empresas gastronómicas; el sector diagramó un protocolo que establece distancia entre mesas y pide usar el espacio público para volver a operar Fuente: LA NACION – Crédito: Marcelo Aguilar

Sillas apiladas contra las paredes de salones vacíos. Repartidores que esperan con su bicicleta mirando el celular. Menúes escritos con tiza colgados en la vereda. Mostradores improvisados sobre la vereda. Silencio y persianas bajas. La actualidad de los locales gastronómicos es una de las más duras en la cuarentena .

A la caída en las ventas registrada desde fines de marzo, apenas amortiguada por el recurso del delivery, se suma la incertidumbre por el futuro, en un combo que llevó al cierre definitivo a varios locales históricos y amenaza con expandirse: solo en Capital Federal, podrían cerrar más de 3000 empresas gastronómicas, con un efecto cascada sobre el trabajo de cientos de familias.

Son datos de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés, que sostienen que el actual contexto podría llevar a la quiebra a entre el 30% y el 40% de los restaurantes, pizzerías y cafés porteños. El sector, dice Ariel Amoroso, presidente de la entidad, emplea a más de 60.000 personas, y enfrenta una situación dramática: “No sabemos cuándo vamos a poder volver”.

Su planteo no ilustra un reclamo, sino el diagnóstico de un rubro que funciona por y para las personas. “Somos un rubro personal intensivo, y para trabajar nuestra gente tiene que estar sana. Muchos viajan del Conurbano a Capital, y la evolución de los contagios no es algo que podamos manejar”, dice el empresario.

La Parolaccia, Rey del Vino, La Flor de Barracas. Son solo algunos de los nombres de restaurantes célebres que ya anunciaron el cierre definitivo. Otros intentan sobrevivir y muchos se rindieron, aunque el resultado se conocerá recién cuando, aun con el permiso, no vuelvan a recibir clientes.

Mientras tanto, los empresarios del sector piden el apoyo del Estado para sostener su actividad, y ya diagramaron protocolos para volver a funcionar. Al menos en la Ciudad de Buenos Aires, esta idea ya fue definida y, sin fechas para su aplicación, aguarda el visto bueno del Ministerio de Salud.

Fundamentalmente, el plan apunta a redefinir los espacios para los locales gastronómicos manteniendo el esquema de distanciamiento social, con un mínimo de dos metros entre las mesas. Como ese factor reducirá el espacio dentro de los salones, pidieron que se expandan los permisos para colocar mesas en espacios públicos como las veredas, siguiendo el modelo de lo que se aplicó en países de Europa, que ya flexibilizaron su cuarentena. A su vez, piden que se habilite, al menos temporalmente, el uso de espacios al aire libre en plazas y parques.

El factor económico es otro de los temas que proponen revisar. Con una caída de hasta el 80% en los ingresos, muchos locales enfrentan dificultades o dejaron de pagar impuestos nacionales y provinciales. Ahora, piden que el Gobierno porteño suspenda el cobro del ABL y de ingresos brutos desde que se habilite la reapertura. Las cámaras empresarias ya llevaron el reclamo al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

“Cuando volvamos a funcionar, el costo inicial va a ser enorme. Todo lo que era fresco de gastronomía se donó o se echó a perder, y vamos a tener gastos muy grandes para acondicionar los establecimientos a las normas que se hagan para evitar contagios de Covid-19″, dice Amoroso, quien apunta a que muchas empresas tendrán nulo capital de trabajo y acumularán deudas con proveedores y con el fisco.

El tema del empleo es otro de los puntos que preocupan. Solo en Capital, dice el empresario, el sector da trabajo a 60.000 personas, y si se confirman sus estimaciones, habría más de 20.000 que perderán su fuente de ingresos. Por eso, piden al Estado Nacional que, a través de la Anses, extienda el programa ATP para el sector incluso por unos meses cuando ya estén operando. “Fuimos los primeros en cerrar y vamos a ser el último en volver”, dice Amoroso.

Entre deudas, mayor gasto y la necesidad de adaptarse al nuevo escenario, la incertidumbre sobre ese regreso marca el día a día de empleados, empresarios y consumidores. ” Ni siquiera podemos hablar de fechas, porque dependemos de cuestiones que no manejamos ni los privados ni los funcionarios de la salud: depende de la cantidad de contagiados que haya. Hasta que no se aplane esa bendita curva vamos a estar complicados”, dice Amoroso, y concluye: “Si no hay gente en la calle, la gastronomía no tiene sentido”.