Buenos Aires: tras experiencia en Ciudad, Juntos por el Cambio ahora busca reapertura de locales gastronómicos

Fuente: Ambito ~ La diputada provincial de Juntos por el Cambio, María Eugenia Brizzi, presentó un proyecto de ley en la legislatura bonaerense con el fin de lograr la reapertura de los locales gastronómicos. La iniciativa, que busca reactivar uno de los sectores más golpeados por la pandemia, tomó estado parlamentario justo después de la experiencia en CABA durante el primer fin de semana en que las cervecerías, bares y restaurantes volvieron a atender.

Los locales vienen sobreviviendo a través del take away, pero esto solo les alcanzó para llegar sólo a un diez por ciento de su venta prepandemia”, sostiene Brizzi, oriunda de Morón pero representante de la cuarta sección. Y agrega que “la situación fue tolerable al principio porque el estado nacional pudo ayudar. Pero los gastronómicos sobreviven a pulmón y no sólo tiene la carga de mantener con vida a su comercio sino también en lograr que las familias que dependen de su local puedan mantenerse. Es así que muchos emplean lo recaudado por el delivery o el take away para poder pagar los sueldos de los trabajadores”.

El proyecto propone una atención a la problemática de propietarios y trabajadores de establecimientos gastronómicos y apela al resguardo de la salud y el bienestar del personal y la comunidad a través de un protocolo que, según explica Brizzi, “sigue las recomendaciones establecidas por el Ministerio de Salud de la nación y la OMS”.

Y agrega: “Tenemos que ayudar a las pymes. Es un rubro que emplea más de 350 mil personas en el país y emplea a muchos jóvenes que son los más complicados con el trabajo. Lamentablemente el estado provincial siempre estuvo ausente y los problemas cayeron en las intendencias que bajaron mucho su recaudación y no tienen recursos para dar la mano que se necesita”.

El protocolo consiste en un decálogo de acciones entre las que se debe garantizar el distanciamiento social entre mesas hasta un 50 por ciento de la máximo habilitado para cada establecimiento, uso obligatorio de tapabocas para personal y clientes cuando no estén comiendo, control de temperatura previo al ingreso, registro de clientes ante posibilidad de necesitar realizar una búsqueda de contacto estrecho posterior, reserva previa y la prohibición de espacios comunes como sala de juegos.

“El proyecto habla de salones a un 50 por ciento de ocupación, pero cada municipio debería poder adaptarlo a su situación sanitaria: si es solo al aire libre o puede incluir salones en el interior porque la provincia tiene diversas realidades”, sostiene Brizzi. Y agrega que “la Provincia no es homogénea como CABA. Hay muchos distritos que atraviesan otras situaciones y pueblos enteros que viven de la gastronomía”

Luego de lo que significó el primer fin de semana de apertura gastronómica en CABA y una gran cantidad de críticas que se sucedieron a través de la redes sociales, la diputada sostiene que “por eso hacemos foco en la reserva previa obligatoria para distritos de Conurbano para poder tener un control efectivo. También es cierto que hay que apelar a la conciencia individual y concientizar al de al lado”, dice.

Y con respecto a lo sucedido en CABA manifiesta que “la Ciudad ya dejó en claro que hay que seguir mejorando el control. Los doce bares fueron clausurados. Es el resultado de una cuarentena sin planificación de salida a nivel nacional. Y si no tenemos cuidado vamos a vivir algo similar en otras aperturas. El camino sigue siendo el de la reglamentación, fijando protocolos, cuidando la salud y reactivando la economía”.

Desde el ejecutivo bonaerense durante el fin de semana volvieron a apuntar contra la apertura en la Ciudad. El viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, dijo que “los que se cuidan menos y que salen a tomar la cervecita, se enferman mucho, después visitan a sus familiares y fallecen esos familiares que sí se cuidaban bastante”. Y afirmó que no está de acuerdo “con la apertura de bares, mi trabajo es intentar que la gente siga las reglas y yo quiero explicar por qué pensamos eso y es por la importancia de la solidaridad, hay gente que tiene mucho riesgo”.

Por su parte, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, aseguró que “no se puede jugar a la política, yo hablo desde el fondo de mi corazón. En la Capital Federal, creo que el jefe de Gobierno Rodríguez Larreta se equivoca con más aperturas. Cuando hay más circulación, hay más contagios. Cuando hay más contagios, hay más muertes“.

A seis meses del inicio de la pandemia a nivel local, los locales gastronómicos de la Provincia subsisten a través del delivery y el take away. Para Brizzi ya hay que plantear cómo vamos a salir. No podemos demorar el tratamiento en la legislatura. Hay que tratarlo y mejorarlo agregarle lo necesario porque la gente se muere de hambre y necesita salir. El sector privado es el primer motor. Hay que generar medidas más empáticas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *