“Baños sólo para empleados”, el cartel que sorprende en algunos restaurantes: qué dice el protocolo

Fuente: Clarin ~ Con la reapertura de locales gastronómicos en la Ciudad de Buenos Aires, la excusa “Baño sólo para clientes” mutó a “Baño sólo para empleados”. Eso le pasó a Mariana (36), embarazada de siete meses, cuando quiso entrar al de un bar frente a un parque en Saavedra, hace dos semanas. Una mentira apoyada en una inexistente cláusula del protocolo sanitario. Una estratagema más.

Importó poco su embarazo avanzado o el hecho de que había consumido en el lugar, aunque eso ni siquiera fuera necesario: la Resolución 46.798 de 1993 obliga a los locales gastronómicos a prestar sus sanitarios a cualquier persona, sea cliente o no.

Mariana no fue la única. En un bar de Villa Urquiza, Magdalena (35) vio un cartel con una disposición igualmente falsa: “Baño exclusivo para personal”. Pocos se animan a discutir, en una ciudad en la que muchos bares y restaurantes han reservado sus sanitarios para clientes durante años sin jamás ser sancionados. Y que en algunos casos ahora le dieron una nueva vuelta de tuerca a esa negativa.

A Magui (36) le pasó hace poco, y le dio tanta bronca que compartió su experiencia en Twitter. También habló con este diario. “Me pasó en una cafetería gigante de cadena en la avenida Las Heras. Estaban atendiendo con mesas en la vereda. Quise comprar un café y usar el baño. Me dijeron que el café me lo vendían pero que yo, por protocolo sanitario, no podía usar el baño”.

Necesito confirmar si es verdad que habilitaron cafeterías y bares pero NO el uso de su baño, o si eso es un chamuyo. De ser verdad me parece una cosa hermosa— MaGui LóPeZ 💚 (@Tia_MaGui) October 11, 2020

Su interés no era consumir sino usar el sanitario. Pero pensó en comprar el café igual porque, “si bien siempre tienen que dejarte usar el baño, si lo hacés sin consumir suele provocar descontento”. Una actitud que se potenció en cuarentena.

Desde la Agencia Gubernamental de Control (AGC) del Gobierno porteño son tajantes. “Los baños están para la gente. Se pasa de a uno, hay limpieza constante, no puede haber dos personas adentro al mismo tiempo. Pero cualquier persona puede usarlos”, respondió un vocero ante la consulta de este diario.

Basta leer el protocolo, que está online en el sitio oficial del Gobierno de la Ciudad. En ninguno de sus apartados prohíbe el uso de los sanitarios a ninguna persona. Por el contrario, fija las pautas para su uso seguro.

Además del empleo individual de los sanitarios, el protocolo establece que el camino hacia ellos esté señalizado y que estos espacios sean frecuentemente higienizados con agua y detergente, y desinfectados con una solución de lavandina al 10%.

Además, debe reforzarse la desinfección de picaportes, pasamanos, griferías, pulsadores o tiradores de inodoros y todo elemento de contacto. Y siempre tiene que haber agua, jabón y toallas descartables. En caso de que falten, el usuario debe avisar al personal. Sin un baño seguro y adecuado, ningún local gastronómico puede estar habilitado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *