Así vas a volver a comer en un restaurante: barbijos, distancia y hasta datos personales

Fuente: IProfesional ~ Algunas ciudades ya están preparando los protocolos de seguridad que permitirá que los locales puedan abrir sus puertas con atención restringida

En el marco de la flexibilización del aislamiento social y obligatorio, y mientras se pone en marcha la reactivación de más sectores para generar una movilidad gradual de la economía, se analizan los nuevos protocolos a seguir en cada una de las áreas, como sucede con los bares y restaurantes.

Algunas ciudades, como es el caso de Santa Fe y Rosario, están preparando las pautas de seguridad que permitirá que sus locales puedan abrir sus puertas con atención restringida. Estas mismas medidas son las que posteriormente podrían servir de ejemplo para el momento en que se pongan en marcha los locales en otras grandes ciudades del país.

“Esta semana es muy intensa de preparativos con los protocolos, para poder dar cumplimiento a lo que se exige para que todos podamos seguir cuidándonos”, expresó Alejandro Pastore, secretario de la Cámara de Hoteleros y Gastronómicos de Rosario.

Las medidas están pendientes de la autorización solicitada por el gobierno provincial a la Jefatura de Gabinete de la Nación.

Restaurantes, bares y deliverys

En la provincia ya confeccionaron un protocolo cuando abrieron los deliverys, que “tuvo correcciones”, y ahora están “en la definición de la atención al público en los salones, en las veredas, las terrazas, con distanciamiento social”. Te puede interesar

El protocolo permitirá que los bares y restaurantes puedan abrir sus puertas con atención restringida.

El dirigente dijo que esas restricciones obligan “a reducir la capacidad de cada negocio en un 50% para que haya una distancia de dos metros entre mesa y mesa, además de la obligación de la limpieza de las suelas de los calzados, y en las manos con alcohol en gel y las mesas y los cubiertos”.

“Lo que queremos es dar garantías y que la gente venga tranquila, el barbijo es obligatorio para el cliente al ingreso, y luego lo va a poder retirar, el personal tendrá máscaras faciales y tapabocas de manera constante”, añadió.

En Rosario se pedirá que cada cliente deje los datos con sus nombres y horarios de ingreso y salida, para identificar posibles contagios y así poder verificar la información para testear a quienes estuvieron cerca. “Se hace en el caso que haya alguna situación puntual”, apuntó.

Restaurantes porteños

En la Ciudad de Buenos Aires sólo tienen permitido operar a través de delivery o take away. Sin embargo, los empresarios del rubro esperan poder volver a operar en sus salones tal como ya lo están haciendo en provincias como Mendoza, Corrientes, Salta y Jujuy.

Por ejemplo, McDonald’s ya comenzó a modificar el diseño y funcionamiento de sus sucursales. Entre las medidas, está la identificación de las sillas donde estará permitido sentarse para mantener la distancia obligatoria entre los clientes.

En el sector de cajas se colocaron acrílicos para evitar el acercamiento del empleado, se anularon cajas y se marcaron líneas en los pisos para que haya espacios libres entre las colas para pagar.

Además, los posnet para pagar con tarjeta se colocaron del lado del cliente para evitar el intercambio con los empleados. En las puertas se agregó un tope para abrirlas con el pie sin tocar la manija con las manos. El comedor operará a un 50 % de su capacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *