Con gusto a equidad: nace un colectivo de mujeres impulsoras de la gastronomía

Fuente: Clarín ~ Un colectivo de mujeres que se mueven alrededor de la gastronomía nació con el objetivo de “componer una red solidaria laboral”. “Nos reúne la idea de visibilizar el rol de las mujeres en este rubro; queremos generar un espacio de reflexión sobre cuestiones de género en nuestro ámbito, creando un canal de comunicación para analizar conflictos, o situaciones de desigualdad”, aseguran las fundadoras de MIGA (Mujeres Impulsoras de la Gastronomía Argentina) en su manifiesto.

La idea arrancó con periodistas y comunicadoras especializadas en ese sector pero la intención es incluir a cocineras, pasteleras, sommeliers, bartenders, baristas, antropólogas de la alimentación, food stylist, nutricionistas y enólogas.

“MIGA surgió de la iniciativa de un grupo de mujeres vinculadas al periodismo gastronómico que veníamos charlando sobre la necesidad de que hubiera un espacio que visibilizara el rol y la problemática de todas las mujeres involucradas en la gastronomía a lo largo de todo el proceso, desde las que ocupan un lugar más visible como cocineras, sommeliers o barmaids hasta las enólogas, productoras, camareras, bacheras, aquellas que nos dedicamos a la comunicación, prensa o periodismo”, dijo a Entremujeres Clarín la periodista Silvina Reusmann.

Si bien la idea les rondaba desde hace años, la coyuntura actual, “donde los colectivos femeninos empezaron a aparecer como parte de un movimiento global que intenta reescribir nuestro rol como mujeres en todos los ámbitos de la sociedad” les dio el empujón final, detalló Silvina.

Desde MIGA buscan que “todas sientan que aquí hay un espacio que las represente y donde puedan volcar inquietudes, problemáticas, ideas, donde buscar contactos, colegas, relaciones, que sirva para visibilizar su trabajo y sus proyectos”, sostuvo Reusmann.

Actualmente uno de los fines del colectivo es lograr su federalización. Según la periodista, lo que se busca es que “estén representadas todas las provincias argentinas con sus distintas problemáticas”. Esto, aclaró, “es un trabajo de hormiga porque si bien muchas tenemos contacto con chefs y productoras del interior, hay un montón de mujeres vinculadas a la gastronomía que no conocemos o a las que aún no hemos podido llegar, en especial pequeñas productoras o cocineras”.

Cocineras y periodistas, en la presentación de MIGA, el colectivo de Mujeres Impulsoras de la Gastronomía Argentina. (MIGA)

Florencia Barrientos Paz es psicóloga, cocinera y -según ella misma se define- “abanderada de los postres” en el Santa Evita, restaurante que dirige junto a su marido Gonzalo Alderete Pagés. También es una de las fundadoras de MIGA, ese espacio al que apuesta y que cree va a “abrir nuevas puertas y generar nuevas respuestas”.

La gastronomía es un espacio donde la inequidad de género se sigue expresando”, dijo Barrientos Paz al tiempo que aclaró que, comparativamente, esto se da “en menor escala” que en otros rubros.

“Filogenéticamente y a lo largo del tiempo las mujeres estuvieron adentro de la cocina, cuidando y nutriendo a la familia. Esto se traduce muy mal para afuera porque en las cocinas profesionales la mujer no tiene el mismo lugar que en los hogares”, sentenció la chef. Para ella, “las mujeres todavía son bastardeadas en las cocinas y en los proyectos gastronómicos”.

En ese sentido, Florencia detalló algunos de los factores erróneos por los cuales no hay igualdad de oportunidades en la gastronomía. “El tema de los fuegos y la fuerza todavía tienen que ver muy con lo masculino”, sentenció. Además, aseguró que algunos aún sostienen la falacia de que las mujeres tienen menos carácter que los hombres en las cocinas. “Un buen liderazgo tiene que ver con un líder que comparte la cocina y que con su trabajo se hace respetar”, apuntó la titular del Santa Evita.

Sin embargo, Barrientos Paz aclaró que no está de acuerdo “con los planteos sexistas”. En su opinión, “lo que hay que lograr es un equipo entre hombres y mujeres, donde todos nos enriquezcamos”.

Además de Reusmann y Barrientos Paz, algunas de las profesionales que conforman el colectivo son María de Michelis, Alejandra Mourin, Graciela Guiñazú, Vanessa Kroop, Alicia Sisteró, Cayetana Vidal, Cecilia Boullosa, Cristina Córdova, Silvina Beccar Varela, Eleonora Biaiñ, Adriana Santagati, Fernanda Pinto, Mariana Valle Riestra Padró, Mercedes Spinosa, Natalia Torres, Daniela Dini, María Josefina Cerutti y Paulina Maldonado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *