Una cervecería santafesina es la mejor de Argentina

Fuente: Sin Mordaza ~ Okcidenta fue condecorada como una de las mejores del país en un evento nacional.

La Cervecería Okcidenta fue elegida como la Mejor Cervecería de Argentina por Copa Cervezas de América, uno de los eventos de cervezas más importante de América Latina.

Así lo contaron los propios dueños a través de la cuenta oficial de Instagram de la Cervecería. @okcidenta

“Temple” El bar que anticipó al boom de la cerveza artesanal

Fuente: La Nación ~ Abrieron sus puertas años antes de que las papas con cheddar y la cerveza artesanal se pusieran de moda. Es más: para ese momento, por el 2015, ya tenían su marca bastante bien consolidada en el microcentro, Palermo y Recoleta.

En 2010, Facundo Imas Ananía y Juan Augusto Chereminiano eran licenciados en Administración de Empresas y trabajaban en relación de dependencia. A sus 25 años la idea de trabajar por su cuenta y no tener una oficina era una fantasía que venían teniendo hacía tiempo. Y por obra del destino o mera casualidad, la oportunidad se les apareció en forma de llamada.

Temple Bar nació en el microcentro como una cervecería irlandesa en 1999. Había tenido buenos momentos, pero ya su dueño estaba cansado del comercio y decidió que era tiempo de vender el fondo de comercio. “Lo conocíamos de otro trabajo, así que un jueves nos llama y nos dice que va a rematar el bar, que no quería saber más nada. Nos pedía 30.000 dólares en ese momento, cuando el año anterior nos había comentado y valía cuatro veces más. Nos daba tiempo hasta el domingo a decidirnos. Confirmamos, el lunes nos dio la llave y llegamos al lugar sin saber pinchar una cerveza”, relata Facundo Ananía.

El trabajo conllevaba doble esfuerzo: de día tenían que llamar a los proveedores, armar la carta y encargarse del personal, y por la noche era cuando el bar abría sus puertas al público y tenían que llenarlo de gente.

1.Escuchar al cliente

De entrada, Ananía y su socio se dieron cuenta que tenían una empresa de entretenimiento. Se enfocaron en los grandes grupos de amigos, en juntar a la gente en mesas compartidas, que suene un DJ y lograr que las personas quieran festejar sus cumpleaños ahí. Le pedían a sus clientes que contesten una encuesta y es así que, a sugerencia de los consumidores, agregaron la jarra de cerveza para economizar las salidas. También tenían cerveza artesanal, pero en ese momento solo representaba el 5% de lo que vendían.

“Cuando teníamos el primer local, a los meses ya lo habíamos hecho crecer muchísimo. Triplicamos su facturación, el lugar se llenaba. Creo que hubo algo ahí en el concepto de pensar el lugar y la ocasión de consumo”, cuentan los emprendedores. Con esas expectativas, decidieron que tendrían como objetivo abrir un bar por año y tener una rentabilidad de un 100% anual en pesos.

En 2012 decidieron agrandarse e instalar su segundo Temple en Recoleta. A más trabajo, sumaron a Bruno Ananía, primo de Facundo, como el tercer socio. Dos años después, con ya tres bares abiertos, incorporaron como cuarto socio a Juan Nielsen, quien había sido su proveedor.

La primera pequeña crisis que tuvo la empresa fue cuando las calles de Buenos Aires comenzaron a llenarse de cervecerías artesanales. “Empezamos a notar que la gente estaba cambiando la forma de consumir. Ya no reservaban para un cumpleaños. Las personas salía de su trabajo, pasaban por un bar y se quedaban en la vereda tomando una birra sentados en la calle” recuerda Ananía.

2. No quedarse quietos

La competencia comenzó a ser más fuerte y Temple no tardó en adaptar su modelo de negocio. En 2016 lanzaron una nueva propuesta: los Temple Craft. Con espacio reducido, poco personal y menos costos fijos, los meseros fueron reemplazados por el auto service y el foco fue el producto. “Probamos el modelo y explotó. Pasó a ser el uno de la cadena de bares”, recuerda su dueño.

Los Temple Craft ya estaban en su mira mucho antes del boom cervecero. Necesitaban expandirse y sus bares tradicionales no eran rentables. “Si teníamos que tener un Temple en cada ciudad, en cada barrio, los bares de 600 metros no eran viables, necesitábamos un modelo más chico. Lo armamos, lo diseñamos, lo pensamos y, cuando se dio la oportunidad, nos fue muy bien”, agrega.

3. Pensar nacional

Aunque los tres bares grandes y tradicionales de Temple permanecen, la empresa comenzó a crecer con el modelo Craft con casi 20 sucursales en todo el país. Con esa propuesta y la llegada también de las franquicias lograron llegar a Pilar, La Plata, Córdoba, Salta y Rosario.

La idea de franquiciar rondaba desde hacía tiempo. Pero aunque ya habían creado un manual de referencia, entrevistaron a los candidatos y era tema recurrente en las reuniones, sus socios daban marcha atrás. “Me di cuenta que estaba celoso de la marca. Decidí no intentarlo más, hasta que se sumó Juan como socio y comenzó a insistir con el tema”, cuenta Facundo Ananía.

Con viajes a Córdoba, algunos contratiempos y siendo ellos los que buscaban a los posibles candidatos, en 2016 lograron finalmente cerrar el primer contrato. “Fue un éxito, recuperó la inversión en el mes 10 y con una inversión alta. Hoy ya tiene dos locales. La experiencia comenzó a ser buena y nos dimos cuenta que íbamos a poder crecer realmente más rápido”.

4. Avanzar en todos los frentes

Con la cerveza artesanal en boga, una marca constituida y cada vez más locales esparcidos por la Argentina, decidieron ir por todo en 2016 y poner en funcionamiento su propia fábrica de cerveza. “Como todo emprendimiento, si no te embarras y no aprende todo vos también es muy difícil dar indicaciones. Me empapé con la locura de la fábrica y empecé a cocinar a las 5, 6 de la mañana. Yo no tenía idea, pero tenía que aprender a cocinar ahí”, relata Ananía.

Ya para 2017 fabricaban 70.000 litros de cerveza al mes y abrían ocho sucursales al año. Y, aunque ya lo venían implementando desde hacía años, decidieron darle una especial importancia a la sustentabilidad del negocio.

“En 2014 comenzamos a incorporar la sustentabilidad. Ya no era un bar por año, eran cuatro. Y no teníamos ganas de vernos en diez años mirando para atrás”, cuentan sus socios. Contrataron una ONG para que analice el reciclado de sus residuos y pasaron de clasificar un 99% de la basura mal, a un 90% bien. También eliminaron los sorbetes antes de que lo disponga el gobierno y empezaron a usar la malta sobrante de la elaboración de la cerveza para hacer la masa de las pizzas y panes que venden en el bar.

Nueve años después de haber emprendido con lo que fue una primera idea entre amigos, terminó convirtiéndose en una empresa que factura entre 130 y 150 millones de pesos al año. Para sus socios, la transformación fue la clave de su crecimiento, Y la perseverancia el valor más importante para cualquier emprendedor, sobre todo en países con gran inflación en donde pueden llegar momentos difíciles.

“Hace dos años no me pasaba, pero hoy quiero sentir que en Argentina todos nos conocen. Ya es parte de la vida de un montón de gente que pasó a tomar una cerveza nuestra. Y eso me hace sentir mucho más alegría o reconocimiento de lo que hicimos en estos años”, concluye.

Rabieta inauguró su planta y arribó a los supermercados

Fuente: Pulso Cervecero ~ la planta de Rabieta en Pilar demandó una inversión inicial de US$ 5 millones y está equipada para envasar hasta 120.000 litros mensuales. Las variedades que están embotellando y distribuyendo a los supermercados del país son Irish Red Ale, IPA, Golden, Red Honey y Wee Heavy.

os socios de Rabieta son: Gustavo Schickendantz, ex vicepresidente de Marketing e Innovación en Heineken Global, Miguel de Achával, Gerente Comercial y Marketing del Hipódromo de Palermo; Tomás Fellner, ex director de Trade Marketing en Quilmes; Rubén Diciero, maestro cervecero y ex gerente industrial en Quilmes; Guido Muhr, ex gerente de planta en Cervecería Boliviana Nacional; y Sebastián Mackinnon, Managing Director en Diageo Guinness para América Latina.

LEA TAMBIÉN  Hoy se anuncian los ganadores de la Copa de IPAs 2019

“Habiéndose puesto ya en marcha la producción en Pilar estaremos inaugurando para la primavera y en el mismo predio, un lugar para pasar el día con amigos y en familia, en un espacio cálido, relajado, rodeado de verde, con el espíritu Rabieta y también ofrecerles a los visitantes, la posibilidad de recorrer el polo cervecero y observar el proceso de fabricación. Apostamos desde el comienzo a desarrollar un producto y una marca que -aún en esta coyuntura y contra viento y marea- nos permita cumplir el sueño de producir cerveza craft de óptima calidad”, subraya Miguel de Achával.

“En línea con las pymes, Rabieta se plantea a sí misma como una pyme más: que quiere ser pujante, que le importa que el país salga adelante. Así es como, basados en una propuesta de calidad: importamos las mejores máquinas para producir y romper el molde, y que la cerveza craft pueda viajar, salir del país y representarnos. Ojalá alguna vez podamos compartir el container con otras craft para llevar cerveza argentina a todo el mundo”, agrega Schickendantz.

Las 23 mejores cervecerías de Buenos Aires

Fente: Infobae ~ El primer viernes de agosto se celebra el Día Internacional de la Cerveza. Infobae propone un recorrido para probar las mejores propuestas artesanales que ofrecen la Ciudad y el GBA

Hasta el día de hoy, siguen siendo un boom. Las cervecerías se coronaron como el mejor lugar para una juntada con amigos, una cita o hasta de after office con los compañeros de trabajo. Están de moda y en cada una de ellas abunda una gran cantidad de canillas que ofrecen diferentes estilos de cerveza para todos los gustos.

En el Día Internacional de la Cerveza, Infobae propone un circuito por 23 cervecerías.

Boca a Boca 

Con vistas al Cementerio de Recoleta, la cervecería Boca a Boca tiene rooftop

Con vistas al Cementerio de Recoleta, la cervecería Boca a Boca tiene rooftop

También conocida como BAB, es la única cervecería oculta de Buenos Aires donde hacen culto de la mejor vista para una cerveza. Con acceso trendy y trash, hacen de antesala para llegar a un beer rooftop, un concepto innovador, ambiente cosmopolita, con DJs musicalizando, y una selección de las mejores cervezas artesanales del país.

Dentro de sus elegidos como los mejores estilos destaca como la número uno una versión americana de la tradicional IPA inglesa, de intenso amargor y fragancia de lúpulos cítricos. Seguida en venta, el estilo HONEY, y continuando con el ranking se destacan la GOLDEN, SCOTISH y la APA.

¿Dónde? Junin 1763, Recoleta.

Rabieta

La WeeHeavy una de las cervezas con más graduación alcohólica

La WeeHeavy una de las cervezas con más graduación alcohólica

En octubre de 2016 un grupo de amigos del mundo de la cerveza se asoció con ganas de volver a las bases y hacer un buen producto, de calidad: crear una cerveza nacional, sin químicos y 100% artesanal. En octubre de 2017 abrió sus puerta en uno de los edificios más
hermosos y emblemáticos de la Ciudad, dentro del Hipódromo de Palermo, con cuatro estilos iniciales: Golden, American IPA, Dry Stout y Red Irish Ale.

En febrero de 2018 le sumaron al local un BrewHouse, con lo que los clientes podrían ver el proceso de fabricación dentro del bar. Y en septiembre del mismo año se inauguró la nueva barra, con 20 canillas y más de 15 estilos propios. Este año dieron otro paso clave al sumar Pilar Brewery, la planta de elaboración. Allí se perfeccionaron los procesos y comenzaron a embotellar y enlatar, lo que les permitió llegar a los supermercados. Los primeros cinco estilos en botella son Irish Red Ale, Ipa, Golden, Red Honey y Wee Heavy.

Los estilos que más piden en Rabieta son: la IPA, que es una cerveza que posee el balance ideal entre aroma, amargor y tomabilidad, lo cual la hace irresistible para los amantes de cervezas lupuladas; la RED IPA, una cerveza lupulada y amarga, moderadamente fuerte y parecida a la American IPA, pero con notas a caramelo y toffee; la RED IRISH, con un sabor ligeramente dulce, con aroma a caramelo y espuma cremosa; la WEE HEAVY, que se caracteriza por una mayor graduación alcohólica (7%), un sabor maltoso ligeramente dulce y aroma a caramelo; y, por último, la RED HONEY, que alcanza el balance óptimo entre aroma y sabor la hace una cerveza fácil de tomar, ligera de cuerpo con notas maltosas y suave dulzor aportado por la miel.

¿Dónde? Av. del Libertador 3949, Hipódromo de Palermo, Palermo.

Lagerhaus 

La cervecería cuenta con una selección de 38 canillas

La cervecería cuenta con una selección de 38 canillas

Anteriormente este galpón era un taller de una agencia de autos y luego se transformó en lo que es hoy: un galpón cervecero con variedad de cervezas, fernet y sidra tirados, en un salón con 38 canillas y muchísimas opciones de tragos en el barrio de Devoto.

Dentro de los estilos que más salen en Lagerhaus están la GOLDEN; cerveza dorada, suave y refrescante.; la HONEY, cerveza dorada, con presencia de aroma y gusto a miel moderado; la SCOTTISH, de altísima maltosidad, fácil de tomar, con cierta complejidad; la IPA, de típico estilo inglés, derivado de la clásica Pale Ale.; y la AMERICAN IPA, prominente e intenso aroma y sabor a lúpulo con un carácter cítrico, floral, a perfume, resinoso, a pino y/o frutal, derivado de los lúpulos americanos.

¿Dónde?  Av. Francisco Beiró 3834, Devoto.

PIBÄ

Pinchos y birras, Piba, el nuevo concpeto de cervecería artesanal

Pinchos y birras, Piba, el nuevo concpeto de cervecería artesanal

De juntadas con amigos para fabricar cerveza artesanal, llegaron a crear una propuesta de comida gourmet al paso con pinchos gourmet que incluye una variedad de sabores muy delicados y originales como langostinos, cuadril, alcaucil, mollejas, pollo, salmón, bondiola o atún rojo.

Dentro de su top 5están: la Grolsch con aroma intenso y afrutado; la Piba IPA, cerveza clara de color amarillento de cuerpo ligero, con sabores a malta y caramelo; la Schofferhoffer, color ámbar anaranjado turbio de abundante y duradera espuma blanca; la Piba Scottish, cerveza maltosa con notas acarameladas y algo de butterscotch; y la Blue moon, con un afrutado toque cítrico y un ligero y especiado aroma a trigo.

¿Dónde? Gurruchaga 1796, Palermo.

Bucaré Cervecería

Honey y una Irish Red, dos cervezas en Bucaré

Honey y una Irish Red, dos cervezas en Bucaré

Abrió su bar de fábrica en septiembre de 2016, unos meses después de que sus dueños empezaran a elaborar cerveza en lo que era el patio de una antigua casa de Olivos. Su nombre refiere al Ceibo, la flor nacional de Argentina, y, a cuatro años de su apertura, han desarrollado más de 30 estilos de cerveza.

En la cervecería hay 10 estilos con nombres de árboles autóctonos, según la característica que resalta en cada uno de ellos: Ambay (Blonde), Alnus (APA), Mistol (Honey), Luma (Irish Red), Tarumá (IPA) y Timbó (Nitro Porter). Los otros cuatro estilos rotan para acompañar las estaciones del año y la búsqueda de nuevos sabores. Desde el mes pasado, a las diez canillas se suman dos ediciones limitadas en botella de una Belgian Dark Strong Ale y una English Strong Ale con 13 y 14 meses de guarda, respectivamente.

¿Dónde? Av. Gral. José de San Martín 2800, Florida.

Cervecería Alvarez

Una de las más pedidas en álvarez

Una de las más pedidas en álvarez

Su dueño, Luciano Álvarez, fue el primero en abrir un bar cervecero en la zona, el mítico y amado 123. Muchas historias y mitos se construyeron en base al éxito de ese bar mínimo allá por el 2013, cuando nadie apostaba por los productores artesanales de birra. Y hoy ya es todo un éxito en la zona de Caballito.

Todas las semanas rotan exclusivamente en sus 20 canillas las cervezas más premiadas y elogiadas del mundo cervecero nacional, sin embargo, las mejores son: ITZEL, SANTINA, PRINSTON, SIR HOPPER.

¿Dónde? Av. Pedro Goyena 199, Caballito.

The Birra Lab 

Dark Stout, uno de los estilos que más salen en The Birra Lab

Dark Stout, uno de los estilos que más salen en The Birra Lab

Ubicada en pleno Microcentro porteño, hace más de un año y medio es una birrería que surgió por la pasión a la cerveza artesanal y querer incursionar el mundo craft, según cuenta Mathias Zaracho a Infobae. Dice que buscan la manera constantemente para que los clientes vayan ampliando su paladar y gustos, que experimenten cosas nuevas todo el tiempo.

En su top 5 de mejores estilos comparte: la Dark Stout – Brono, la  Juicy NEIPA – Suburbier, la English IPA – Grunge, la New Zeland DDH NEIPA – Capitan Lupulo & Tropel y la ULA ULA APA – GPS Birra + Quiquia + The Birra Lab, que fue una cerveza colaborativa donde fue cocinada junto a otra cervecerías.

¿Dónde?  Lavalle 721, Microcentro.

Sebar Bodegón Cervecero

La Sunset Ale  es una de las más pedidas en la cervecería

La Sunset Ale  es una de las más pedidas en la cervecería

Surgió como reforma de un antiguo restaurante de la zona de Monte Castro. Bajo la idea de mantener la estructura, con detalles de época, y un servicio personalizado, se abocaron a darle un estilo más moderno mediante la implementación de cervezas artesanales, como también una barra de tragos y cocktails, sin dejar de lado la abundante y excelente comida que ofrecían anteriormente.

Este bodegón cervecero ofrece 13 variedades de cervezas dentro de las cuales se pueden destacar Sunset Ale de Dos dingos, Doble ipa de Goyeneche, Coffee stout con chocolate de cuatro jokers, Red Honey de postanak y la IPA one de gress.

¿Dónde? Sanabria 2402, Monte Castro.  

Hölle Cervecería 

Una Honey y una Porter, dos de los estilos que más piden en la cervecería de Caballito

Una Honey y una Porter, dos de los estilos que más piden en la cervecería de Caballito

Holle Cervecería nació por una idea de dos amigos cerveceros allá por abril del 2017. Buscaban una casa antigua del barrio de Caballito y formaron su cervecería que fue inaugurada a fines de noviembre del 2017. Cuentan con una amplia carta de comidas y 20 canillas de cerveza artesanal de primer nivel.

Al contar con tantos estilos y variedad, los que más gustan entre los que visitan la cervecería son Scottish, Golden, IPA, Honey y Porter, estilos clásicos. Sin embargo, más allá de eso, hay estilos de cervezas con avellanas y frambuesa que llaman mucho la atención de los comensales más curiosos.

¿Dónde?   Doblas 608, Caballito.

Butan

Los tres estilos de cerveza, rubia, negra y roja para todos los paladares

Los tres estilos de cerveza, rubia, negra y roja para todos los paladares

Abrieron a mediados de 2017 en lo que era antiguamente una pizzería de barrio. Mantuvieron el horno a leña y todos los platos de la carta tienen algún proceso dentro del horno. Para diferenciarse de todas las cervecerías que estaban proliferando en la Ciudad en ese momento trataron de dar una carta distinta. Por ejemplo no tienen papas con cheddar para acompañar a sus ocho canillas que van rotando y trabajan con las mejores cervecerías como Minga, Darwin y Bierhaus.

Los estilos más pedidos son estos son Apa, New English Ipa, Honey, Altbier y Scotch.

¿Dónde?  Mendoza 5207, Villa Urquiza.

1516 Cervecería

IPA (Indian Sale Ale), Honey, Golden Ale y Red Ale son los estilos que más salen en la cervecería

IPA (Indian Sale Ale), Honey, Golden Ale y Red Ale son los estilos que más salen en la cervecería

1516 Cervecería nace en Cariló en diciembre de 2014 como un concepto descontracturado con una fina selección de cervezas artesanales, una buena y variada cocina, un servicio cálido y amable para ofrecer a los clientes una experiencia gastronómica completa. Reúnen un público de 25 a 45 años en su gran mayoría y abarcan un target muy amplio de clientes gracias a sus distintas locaciones.

Los estilos preferidos de sus clientes son: IPA (Indian Sale Ale), Honey, Golden Ale y Red Ale. 

¿Dónde?  José A. Cabrera 5225, Palermo.

Loot Cervecería

La Honey es uno de los estilo que más salen en la cervecería

La Honey es uno de los estilo que más salen en la cervecería

Abrió en el 2017 en Don Torcuato  con capacidad para 350 personas sentadas y con una rotación de 650 personas los fines de semana. Con 18 canillas de cerveza artesanal de diferentes marcas y estilos, como Bronx, La Paloma , Brewing, Cervecería Tacuara, BAUM, 7 colores, Quiquia. En esta cervecería también ofrecen cerveza artesanal y menú gastronómico Sin Tacc.

Dentro del top 5 están: la Honey de Bronx, la Ipa Mozart de quiquia, la Amber Ale de La Paloma Brewing, la Scottish de Baum y la Jim Morrison de cervecería Tacuara.

¿Dónde? M. Obarrio 1425, Don Torcuato.

Cervecería Charlone

Apa, la reina, una de las más pedidas en la cervecería Charlone de Colegiales

Apa, la reina, una de las más pedidas en la cervecería Charlone de Colegiales

Está en el pintoresco barrio de Colegiales, en una clásica casa chorizo de más de 100 años donde se buscó preservar los detalles constructivos más hermosos. Los pisos de mosaico, las aberturas de madera y el mágico patio interno con enredaderas son apenas un anticipo de una cervecería especial, con servicio a la carta y atención personalizada.

La cervecería ofrece 3 estilos artesanales elaborados de manera permanente (APA, Bitter y Witbier colaborativa con Filidoro) y otros en forma rotativa (Bohemian Pilsner, American Stout, American IPA, Pilsner, Saison, English Brown, Hoppy Lager, Munich Dunkel, Session IPA, Amber Lager); de manera que la oferta sea dinámica y siempre novedosa.

En el top 5 de estilos destacan: APA “La Reina”, Bitter “La Gordo”,  Witbier “Algo Contrigo” (colaborativa con Filidoro),  Session IPA “Impacienta” y la English Brown.

¿Dónde? Gral. Ramón Freire 745, Colegiales.

Cervecería Bunker

Una coqueta cervecería ubicada en Palermo con 12 canillas

Una coqueta cervecería ubicada en Palermo con 12 canillas

Su apertura fue el 3 de mayo de 2018. Es un bar con gran amplitud y una muy linda ambientación. Se caracteriza por sus techos altos y paredes de ladrillo a la vista. Tiene un salón principal de gran tamaño, una galería también techada y mesas y barriles ubicadas en la vereda del bar. Es ideal para grupos de amigos, cumpleaños u otros tipos de festejos. Los días jueves se lleva acabo el “live session”, una sesión musical en formato acústico, a la cual asisten constantemente distintos músicos instagramers

Cuenta con más de 12 estilos de cerveza donde las IPA, Honey, Amber Laguer, Golden, Weisse y Red Ale son algunas de las favoritas de los que visitan la cervecería.  Además hay una gran variedad de comida rápida como pizzas a la piedra, nachos con guacamole, papas fritas con cheddar y bacon, muzzarellitas y hamburguesas caseras.

¿Dónde? Mario Bravo 1233, Palermo.

Peñon del Águila 

Tienen más de 19 estilos propios

Tienen más de 19 estilos propios

Peñon del Águila es una reconocida cervecería artesanal de origen cordobés con planta en Malagueño y 15 bares propios, caracterizada por la calidad y variedad de sus estilos de la mano de su biermaster, Marcelo Roggio.

Los 5 estilos que más salen en esta cervecería son la Kölsch, cerveza rubia fermenta con levadura Ale pero a baja temperatura, lo que la hace sutil y elegante; la Oktoberfest, una lager que exhibe maltas especiales que aportan sutiles notas de caramelo y pan; la Indian Pale Lager, una IPA con levadura lager, con gran tomabilidad, ideal para levantar la temperatura; la Mexican Lager, dorada, refrescante, de cuerpo ligero por el agregado de maíz; la Honigbier, para los amantes de las sutilezas, con notas elegantes a miel y cuerpo dorado, esconde 6% de alcohol, lo que la hace ideal para los que buscan una cerveza rubia invernal.

¿Dónde? Honduras 5702, Palermo. 

Growlers

Tienen más de 40 estilos de cervezas artesanales que van rotando

Tienen más de 40 estilos de cervezas artesanales que van rotando

Growlers es el reconocido bar de cervezas artesanales que, bajo un espíritu craft, ha logrado combinar una inigualable variedad de cervezas con una sabrosa cocina casera en locales de estética muy cuidada y callejera, creando su propia mística. En el local en Recoleta cuenta con 40 canillas. En ellas, rotan las mejores cervezas artesanales del país seleccionadas por sommeliers.

Los estilos que más salen en sus cervecerías son: IPA y NEIPA -la característica que predomina en las IPA es su alto contenido de lúpulo y sabor amargo-; la Barley Wine, en la que predomina el sabor maltoso, muy bien balanceado con la graduación alcohólica que ésta tiene y el grado de amargor que le aporta el lúpulo; la Irish Red Ale, una cerveza fácil de tomar, de sabor a malta, con un dulzor inicial y un acabado seco; y la Honey Ale, que tiene un elemento, que es la miel, que le aporta aromas suaves y dulces.

¿Dónde? Av. Santa Fe 1430, Recoleta.

Buller 

Los diferentes estilos de cervezas que hay en Buller

Los diferentes estilos de cervezas que hay en Buller

En el año 1999 se reunieron tres generaciones de socios para crear un proyecto con la idea de producir y vender cerveza artesanal en un mismo lugar.  Con la ayuda de un Brewmaster de Estados Unidos, recibieron las primeras capacitaciones para formar sus propios maestros cerveceros, lo que dio como resultado Buller, una cervecería ubicada en Recoleta y ahora también en Villa Crespo que por 20 años ha sido el lugar de producción de sus propias variedades.

El orden en el que más salen las cervezas en Buller es: en primer lugar, la Honey, seguido de la IPA, la clásica Golden, la Amber, la Hefeweizen y, por último, la Stout. 

¿Dónde?  Aguirre 700, Villa Crespo.

Bierhof

Abrió sus puertas en marzo de 2017 tomando como base el concepto de BierGarten que se originó en Alemania y adaptándolo a las necesidades de Buenos Aires. La cervecería tiene 3 puntos destacables: su patio al aire libre y calefaccionado durante los meses fríos; la carta de la cocina con gran variedad de opciones para todos los gustos, como sándwiches (de osobuco braseado, de “salchipalta” y de vegetales grillados con panes artesanales de masa madre), patacones, chicken wings, pizzas y más; y las cervezas que se ofrecen de las reconocidas cervecerías Ströbel y Patagonia

Los estilos más pedidos son las Session IPA, Golden y Scottish de Cervecería Ströbel; y las Bohemian Pilsner y Amber Lager de Cervecería Patagonia.

¿Dónde? Nicaragua 4427, Palermo.

La Choppería 

Hay 14 canillas para elegir entre diferentes estilos

Hay 14 canillas para elegir entre diferentes estilos

La Choppería es un bar 100% cervecero y futbolero con locales en Palermo y Colegiales que ofrece un ambiente informal y relajado, semejante al espíritu de un pub de club de barrio porteño. Bajo un concepto que roza lo socialista, no se exhiben marca ni sponsors, simplemente los estilos de cerveza con una detallada descripción de ingredientes que pone a prueba al fanático cervecero y propone dejarse llevar por el sabor sin ningún tipo de influencia comercial. Las barras de ambos locales portan 14 canillas y la carta gastronómica está pensada para acompañar a la cerveza, la estrella de la propuesta. Sirven deliciosas hamburguesas caseras con recetas del chef Dante Franco, choripanes y salchichas parrilleras de embutido artesanal y variedad de sándwiches.

Santiago Olivera, de La Choppería, comenta que las más pedidas en la temporada invernal son: las cervezas más intensas y que tienen más cuerpo, como las Session IPA, Honey Ale y Scottish Ale, con especias y colores que tiran al ámbar y anaranjado; la Porter, que es cremosa, más densa al paladar y se sirve a temperaturas más altas; la Lager Argentina, bien liviana y fresca, ideal para todos los paladares.

¿Dónde?  Ciudad de la Paz 200, Colegiales.

Prinston

La Honey es uno de los estilos que más piden en la cervecería

La Honey es uno de los estilos que más piden en la cervecería

Desde el 2012, Prinston fue uno de los pioneros en producir cervezas artesanales. Muchos son los estilos que se pueden encontrar en sus bares: desde tiradas clásicas hasta las mayores novedades están a la orden del día, ya sea con ITZEL, que durante el 2018 presentó las cervezas más populares del norte de Estados Unidos, o las cada vez más pedidas NEIPA (New England IPA). También han añadido a su carta canillas propias, sumando novedosos estilos que prometen deleitar a los amantes de esta popular bebida.

Cuentan desde el bar que los estilos con mayor éxito en todos sus locales son las clásicas Blond, Honey y Scottish, y, por el lado de la famosas IPAs, la American IPA y la NEIPA, que se encuentra en su mejor momento de popularidad.

¿Dónde? Concordia 4726, Devoto.

Brew Republic

Una American Ipa, una de las más solicitadas por los cerveceros que van a Brew Republic

Una American Ipa, una de las más solicitadas por los cerveceros que van a Brew Republic

Ubicado en el barrio de Recoleta y con una propuesta original, Brew Republic rompe con la monotonía de las cervecerías, destacándose por la calidad y gran variedad de cervezas artesanales de producción propia y de reconocidos productores de Argentina. Además, su propuesta gastronómica ofrece platos elaborados y concebidos especialmente para maridar con los 30 estilos de cerveza que ofrecen cada día.

Los 5 estilos más pedidos en Brew Republic son: NEIPA: estilo que proviene de la zona del noreste de USA y que se caracteriza por su turbidez, producto del uso de avena y muchas adicciones de lúpulo, aromas y notas cítricas y a frutas tropicales, de cuerpo sedoso y amargor medio o bajo; la American IPA, que proviene de la costa de California y se caracteriza por sus notas a resina y a cítricos; la Pilsener, de estilo alemán, cuerpo ligero, alta carbonatación y final seco; la APA, de estilo intermedio entre una golden ale y una american IPA, con notas cítricas y frutales, de amargor suave.; y la Dry Stout, cerveza oscura, con notas tostadas, se pueden percibir dejes de cacao y café.

¿Dónde? Vicente López 2233, Recoleta.

The Barbeer

Es una fusión con un bar con más de 18 variedades de cerveza artesanal tirada y una original barbería estilo londinense. Con una típica arquitectura de barbería europea que rememora a los hípster, con dos plantas completamente abiertas a la calle que integran el interior con el exterior es el ambiente perfecto para tomar una buena cerveza y también renovar el look.

Dentro de sus top 5 cervezas son: las Ochoco Black IPA, Portlander, la American Pils, Darwin, la Poker, Ortuzar, la Hefe Weizen, Schäferhund. y la Neipa, Bretonia.

¿Dónde? Costa Rica 5560, Palermo. 

Desarmadero 

Negra, roja y rubia, para todos los gustos

Negra, roja y rubia, para todos los gustos

Nació en 2017 de la mano de la emprendedora Carolina Ochoa junto a sus socios Diego Ibargaray y Eduardo Pérez, quienes crearon este espacio donde ellos son amateurs de la cerveza artesanal, como destacados productores, especialistas, sommeliers y, por supuesto, grupos de amigos que buscan pasar un buen momento mientras disfrutan de cervezas artesanales y cocina casera de primer nivel.

Se destacan la “German Pils”, hecha sin aditivos ni conservantes, de manera 100% natural: “Como la IPA, también pertenece a la familia de las cervezas lupuladas, sólo que en la APA la intensidad del lúpulo es un poco menor y se siente más el sabor de la malta. Es una excelente puerta de entrada a cervezas con más carácter, porque tiene un poco más de amargor pero acompañado del aroma frutal y cítrico delicado que le da el lúpulo”, explicaron desde la cervecería.

¿Dónde? Gorriti 4295, Palermo.

Buena Birra Social Club

Surgió hace casi 9 años como una conjunción de ideas, recursos disponibles y habilidades de sus dueños. Comenzó como un lugar de encuentro entre amigos compartiendo las cervezas que hacía Ariel en la misma casa luego de años de experiencia y varios premios ganados como homebrewer. Actualmente, la casa se convirtió en un hermoso bar cervecería con tres patios, dos salones y una amplia barra con 16 canillas con cervezas propias. La elaboración de cerveza se mudó a pocas cuadras en donde poseen una fábrica para producción de 25000 litros de cerveza mensuales. Proveen su cerveza también a bares en Buenos Aires y varias provincias de Argentina.

En su top 5 de mejores estilos están: la IPA, Estilo Americano, la Neipa, De gran perfil a frutas tropicales, rojas y levemente cítrica. Con triple dryhop de lúpulos Citra, Mosaic y Ekuanot. 25g/L, gran cuerpo, plena y de agradable amargor; la Stout Nitro, cerveza negra nitrogenada lo que hace que su espuma sea cremosa. Posee una gran presencia de tostados como café y chocolate aportados; la Weizen de trigo, estilo Alemán de la zona de Baviera. De perfil frutal abananado y especiado (clavo de olor). Suave y resfrescante. Posee levadura en suspensión, característica del estilo. Amargor bajo y la Hellestauer Dorada Lager, cerveza Lager. De perfil rico a maltacon un increíble aroma que impacta al tomarla.Balanceada en su punto justo con lúpulo alemán Hallertauer. Suave, cristalina y refrescante. Alto drinkability.

¿Dónde? Zapiola 1353, Colegiales.

Premiarán a la mejor cerveza artesanal del país

Fuente: Ambito ~ Por cuarto año consecutivo se realizará la Copa Argentina de Cervezas. Los ganadores se elegirán por una cata a ciegas. Compiten cerca de 800 muestras.

La Copa Argentina de Cervezas, un certamen que se realiza con el objetivo de acompañar el crecimiento del mercado local e incentivar a las microcervecerías a alcanzar la excelencia en materia de calidad, se realizará por cuarto año consecutivo. La celebración en la que se difundirán los tres primeros puestos que se llevarán las medallas de oro, plata y bronce será el 29 de junio y los resultados se basarán en una “cata a ciegas” realizada el 26 y el 27 del mismo mes.

En el certamen organizado por el Centro de Cata de Cerveza contará con jueces locales e internacionales que evaluarán 80 estilos distintos de la bebida. Se prevé que en esta edición participarán más de 800 muestras, que deben ser exclusivamente artesanales y de microcervecerías que produzcan al menos mil litros. El primer premio en la edición anterior se lo llevó La Paloma, local emblema de Mar del Plata.

Ámbito.com dialogó con Martín Boan, el sommelier de cerveza mentor y organizador de este certamen que une a todo el país alrededor de una pinta. “Nuestra copa es 100% independiente, por eso tienen tanto prestigio. Hay muchas variedades para conocer en Argentina y buscamos difundir y premiar las mejores”, señaló.

Martín Boan.
Martín Boan.

Periodista: ¿Cómo surgió la iniciativa de la Copa Argentina de Cervezas?

Martín Boan: Desde 2004 realizamos competencias para homebrewers y en 2011 organizamos la primera Competencia de Sudamérica Profesional de Cerveza. Pasó el tiempo y para el 2016 el mercado argentino ya necesitaba su propio certamen al haber una buena cantidad de microcervecerías. Hay muchísimo en juego en esta copa porque somos el principal indicador de calidad del mercado. Acá las cervecerías miden sus fuerzas en cuestión de calidad.

Periodista: ¿Qué implica ser el ganador?

M.B.: Mucho prestigio. La difusión a nivel prensa y comunidad es enorme, porque todos hablan de la cervecería ganadora. Por ejemplo, si gana un local de San Luis, el lunes siguiente sale en todos los diarios de la provincia. Más de una vez sucedió que establecimientos no tan conocidos ganaran medallas y les cae de golpe muchísima gente que quiere probar la cerveza ganadora. Recuerdo una copa que realizamos en Sudamérica, en la que una cervecería grande salió la mejor del año. A la semana de haber sido premiada, les entraban tantos llamados, whatsapps y mails que no podían contestar la cantidad de pedidos. Esa cerveza se vendía en cuatro provincias y a la semana ya estaba disponible en 15.

Periodista: ¿Crece el número de muestras recibidas año a año?

M.B.: Sí, aunque este año creció levemente, algo que atribuimos a la situación del país. A excepción del año pasado, pertenecemos a un sector en el que veníamos con un crecimiento del 40% anual. En 2019 está estable, no cae pero dejó de crecer. Pero sí creció la cantidad de cervecerías participantes y creció levemente la cantidad de muestras.

Periodista: ¿Exísten muchos sommeliers de cerveza en el país?

M.B.: Ahora sí porque desde hace 6 años el Centro de Cata de Cerveza dicta dos cursos anuales, cada uno de ellos de cuatro meses. Y en ellos solo hablamos de esta bebida. Por estas iniciativas se calcula que en el país hay más de 200 sommeliers de cerveza. Lo que es excelente si se tiene en cuenta la cantidad de establecimientos.

La cerveza Quilmes apuesta al retail y ya tiene bares propios

Fuente: Cronsita ~  Inaugurará cinco locales este año con una inversión de $ 30 millones. El primero ya funciona en Esmeralda y Lavalle. Si tienen éxito se expandirán con el modelo de franquicias.

La marca Quilmes hace una nueva apuesta al negocio del retail con la marca Quilmes, un modelo que la empresa ya conoce a través de otra de sus etiquetas, Patagonia.

Así, la apuesta que dio su primer paso en abril, es abrir cinco bares propios a la calle este año con una inversión de $ 30 millones. “Todo surgió de la experiencia del Parque de la Cervecería inaugurado en 1922 en principio como lugar de recreación para los empleados de la empresa”, asegura Giannina Galanti Podesta, directora de la marca Quilmes.

Hace dos año la firma se hizo cargo del restaurante del parque, con capacidad para 500 personas, que había sido cerrado dos años antes luego de estar a cargo de concesionarios. “Le empezó a ir muy bien con 20.000 comensales por mes y quisimos abrir la experiencia a más consumidores”, detalla Galanti Podesta.

El primer bar El Clásico de Quilmes, como se llaman, se abrió en abril en Esmeralda y Lavalle y el segundo se inaugurará este mes en Arenales y Agüero. Los mismos, además de ofrecer cerveza Quilmes –no venderá otras etiquetas de su portafoliotambién en su variedad tirada, tendrá una oferta gastronómica y servirán de puntos de venta del merchandising de la marca.

“Queremos que al entrar se respire Quilmes”, expresa su directora. Y ya están en planes aunque sin locación aprobada tres locales más. “Queremos probar también un formato más chico”, adelanta la ejecutiva.

Si la experiencia cumple con las expectativas la idea es expandirse a todo el país y no se descarta que sea mediante el modelo de franquicias.

“Se pensó el modelo de cero exclusivamente para Quilmes, una marca popular y transversal. Comida argentina, rock nacional y fútbol”, asegura la encargada de la marca. Para ello, se formó un equipo especial de trabajo que se encarga de cada apertura en un negocio que no es el core de la empresa, el del retail. Encargados en encontrar locaciones de alto tránsito, responsables de operaciones que hagan posible que los bares tengan cerveza más fresca recién salida de la fábrica y sin pasteurizar, arquitectos y expertos en el negocio del retail, son sólo algunos de los perfiles que conforman el equipo.

Apuesta al consumo
“Con los bares no necesariamente aumentará el consumo. Por ahora son muy pocos”, asegura Galanti Podesta, quien señala que esperan que el negocio sea redituable pero, además, buscan que la propuesta ayude a acercar a los consumidores a la marca y al maridaje, concepto que ya hace un tiempo viene trabajando la firma.

En la Argentina el consumo per cápita de cerveza industrial en 2018 fue de 45 litros, cercano al pico histórico de 45,5 en 2011. Si bien significó un aumento versus años anteriores, el dato es algo menor que el promedio de la región de 58 litros percápita, según información de Cerveceros Argentinos, que complementa la información: a pesar de la crisis la categoría premium se lleva el 20% de la torta.

A pesar del auge de los bares de cerveza artesanal, la responsable de la marca asegura que “hay lugar para todos”. “Los Clásicos no se suben a esta moda, son complementarios y, por su estilo son bares que se podrían haber abierto hace 50 años”, explica.

Si bien hay lugar para todos, según la Cámara de Productores de Cerveza Artesanal hoy existen unos 1500 productores artesanales registrados y la actividad creció un 40% en los últimos cinco años. El rubro hoy representa el 2,5% del mercado cervecero una cifra baja si se compara con el sector en los Estados Unidos país donde la cerveza artesanal significa entre el 15% y 17% del consumo de cerveza.

Crean una red social y aplicación para fanáticos de la cerveza artesanal

Fuente: iProfesional ~ Ya tienen más 100 cervecerías suscriptas. Incluye una funcionalidad de realidad aumentada que se mostró en el Craft Beer Day de este año.

Un grupo de fanáticos argentinos de la cerveza artesanal crearon una red social y una aplicación gratuita, llamada CerveChat, en las cuales se puede buscar cervecerías en los barrios de Buenos Aires.

Según informó a iProfesional uno de sus fundadores, Rodrigo Domínguez, también se les puede dar “me gusta” a los locales, ver fotos, horarios, como llegar con el mapa y chatear dentro de las salas de las cervecerías.

Para cada cervecería la aplicación cuenta con una sala de chat, donde se pueden conocer personas y compartir fotos. Más de 100 cervecerías ya están suscriptas a esta iniciativa, que cuenta con una funcionalidad de realidad aumentada que se mostró en el Craft Beer Day de este año.

La aplicación esta disponible para Android pero planean este año lanzar la version para iOS.

Cuenta regresiva para el Primer Festival de Cervezas Extremas de América Latina

Fuente: Mundo Cerveza ~ Se realizará el 25 y 26 de mayo en el Estadio Ciudad de Caseros.

«El 25 y 26 de mayo se realizará en la ciudad de Caseros, partido de Tres de febrero, provincia de Buenos Aires, el primer festival de cervezas extremas del Latinoamérica organizado por la cervecería Juguetes Perdidos. Habrá más de 250 variedades de cervezas especiales presentadas por 58 cervecerías nacionales e internacionales». Así comienza la información sobre la primera edición del certamen.

Luego señala que «el Festival contará con la presencia de las mejores cervecerías artesanales nacionales y muchas de las cervecerías internacionales más relevantes del mundo». Y añade: «Es la primera vez que se realiza un evento de estas características en nuestra región, siendo usuales en Europa y Estados Unidos, lo que posiciona al movimiento Craft argentino en un nuevo nivel internacional».

Detallan que «las cervezas consideradas ´extremas´ son aquellas que poseen características únicas de sabor y aroma, usualmente Barrel Aged (añejadas en barricas), Sour (acidificadas con fermentación mixta) y Hop Bombs (cervezas lupuladas en extremo)».

Sobre el Festival

Los organizadores puntualizan que «el FCE Juguetes Perdidos tendrá lugar el 25 y 26 de Mayo de 2019 en el Estadio Ciudad de Caseros (Av. Justo José de Urquiza 4372, Caseros), sede del Club Estudiantes de Buenos Aires». Y comentan que «los Accesos VIP se encuentran agotados debido al éxito de la pre-venta. Aún quedan Ingresos Generales para ambos días».

También comentan que «los horarios varían según el tipo de ticket: los accesos VIP (grupo reducido) ingresan a las 13 hs. y la entrada general se habilita a partir de las 15 hs. El festival finaliza a las 21 hs, aunque el cierre de las canillas será a las 20.30 hs.».

Otro de los puntos destacados es que en «ambas jornadas abrirán con los mismos litros de las mismas variedades, para que todos los asistentes puedan disfrutar de las canillas nacionales e internacionales que se presentarán en exclusiva en el evento».

Las entradas incluyen acceso al evento, kit de bienvenida con copa exclusiva del evento, colgante para la copa, una guía de cervezas extremas (que cuenta con una búsqueda de doble entrada, por cervecería y estilo, para poder decidir previamente qué variedades degustar) y 15 tokens para consumiciones. Se podrán comprar tokens adicionales en el evento.

Las entradas pueden comprarse online a través de la plataforma Eventbrite (buscando el evento del FCE) o en los puntos de venta habilitados: Tap Room Juguetes Perdidos, Bélgica Caballito, Desarmadero Bar, 1870 Avellaneda y Banfield, Prinston y Burza.

El festival tendrá un espacio gastronómico con food trucks y otro de entretenimiento. También contará con un bottle-shop con cervezas para llevar, donde contaremos con las mejores etiquetas nacionales e internacionales. El evento no se suspende por lluvia.

La semana anterior y la semana posterior al fin de semana del evento, se llevarán a cabo actividades complementarias como cocciones colaborativas con invitados internacionales, tours cerveceros, cenas de armonización con cervezas exclusivas y Tap Take Overs. (los detalles serán comunicados muy pronto).

Cervecerías Participantes

Sobre las cervecerías participantes

Las cervecerías participantes representan a 16 países de 4 continentes. Muchas de las marcas internacionales llegan al país por primera vez en su historia, presentando cervezas premiadas y reconocidas mundialmente.

Las cervecerías internacionales invitadas fueron seleccionadas por su alto nivel de calidad y por su impronta dentro del mundo cervecero: algunas como Mikkeller (de Dinamarca) y Brewdog (de Reino Unido), 3 Fontainen (Bélgica) o The Rare Barrel (USA) son consideradas por muchos colegas como las mejores cervecerías del mundo.

Las cervecerías nacionales invitadas fueron seleccionadas por los organizadores por ser referentes del movimiento craft en el país, con una representación federal que incluye Mar del Plata, Bariloche, Mendoza, Córdoba, San Luis y Buenos Aires.

Cada cervecería presentará entre 2 y 6 variedades extremas, en las categorías Barrel Aged, Sour Beers y Hop Bombs.

Sobre los Organizadores

Este Festival es organizado por Juguetes Perdidos, pionera en la elaboración de estos estilos extremos en Argentina con los que logró numerosos premios internacionales.

En 2018 Juguetes Perdidos consiguió 37 reconocimientos en competencias, incluyendo 3 veces el título de Mejor Cervecería Americana en el Concurso Internacional Aro Rojo (Támpico, México), Copa Latinoamericana de Cervezas (Lima, Perú) y Copa POA (Porto Alegre, Brasil).

También fue reconocida como la Mejor Cervecería Argentina en los World Beer Awards de Londres, UK.

En 2019 se consagró en la Copa Pura Vida Indie en Costa Rica, la competencia más importante del mundo de cervecerías independientes, donde obtuvo 8 medallas quedando al tope del medallero con los títulos de Mejor Cervecería Argentina y Mejor Cervecería Independiente de la Copa.

Sobre el Apoyo Municipal

El Municipio de Tres de Febrero es uno de los únicos en el país que cuenta con una ordenanza específica para la regulación y promoción de la actividad cervecera artesanal. Mediante el apoyo a las actividades que realizan las cervecerías, estamos logrando posicionar en forma conjunta al distrito como un polo cervecero relevante a nivel nacional.

Los mejores bartenders del mundo están en Mendoza

Fuente: Uno ~ El reconocido barman Renato “Tato” Giovannoni, propietario del bar Florería Atlántico y distinguido entre los 15 mejores del mundo en The World´s 50 Best Bars (ranking que contempla las barras más prestigiosas del planeta) reunió a los grandes nombres de la coctelería para protagonizar Festival Atlántico, un encuentro internacional de coctelería, sustentabilidad e innovación que tiene a Mendoza como escenario de cierre.

Con la mirada puesta hacia el futuro de la industria, Tato reunió por primera vez en dos destinos (Buenos Aires y Mendoza) a sus colegas de The World’s 50 Best Bars y abrió el debate sobre la sustentabilidad en todos los procesos de trabajo ligados a la coctelería, la gastronomía y los productores asociados a este rubro.

“Festival Atlántico surge del compromiso, el desafío y la pasión con que siempre me predispongo a la hora de encarar nuevos proyectos, y con la inquietud de poder mostrar lo lindo de la Argentina, acercando el cariño, el buen trato hacia los productos y el esfuerzo de este trabajo a personas que uno admira”.

Tato Giovannoni

No sólo bartenders participan del encuentro que comenzó el domingo pasado en la ciudad de Buenos Aires y continuó este lunes y martes en Casa de Uco, al pie de la Cordillera de los Andes. También están presentes cocineros, comunicadores, influencers y productores locales.

Algunas de las figuras invitadas son Nikos Bakoulis (encargado de la barra The Clumsies, en Athenas. Bar que ha aparecido tres veces en el top 10, y en este momento ocupa el séptimo puesto de los 50 mejores del mundo); el mexicano José Luis León en representación de la licorería Limantour (un bar de culto ubicado en la ciudad del DF con creciente popularidad local e internacional); Vijay Mudaliar, quien instaló la sustentabilidad en bar Native utilizando energía solar, servilletas de lino, posavasos de hojas de loto reutilizables y pajitas de tallos de loto de un florista que sólo necesita los bulbos; entre otros.

La propuesta combina un cronograma de experiencias, charlas y seminarios, rescatando el producto y productor regional y recetas que valoricen nuestra tierra. Asimismo, se analizan casos de innovación en el uso de herramientas y productos, que reducen drásticamente la huella de carbono generada por bares y restaurantes.

“Mendoza es elegida como primer destino del festival. Creo que el Valle de Uco es un lugar que genera un fuerte impacto en la gente que llega de afuera”.

destaca Tato.

“Podríamos haber hecho este evento sólo en Buenos Aires, pero tenemos lugares tan imponentes en Argentina que valen la pena posicionarlos y mostrarlos a los ojos del mundo. La idea es que sea un festival itinerante y que año tras año se puedan mostrar distintos lugares íconos del país”, afirma el organizador .

Si bebe, no contamine. Una buena iniciativa

¿Se puede cuidar el medio ambiente desde la barra de un bar mientras se disfruta de un trago?. ¡Claro que sí!. Y afortunadamente hoy podemos pensar en un bar como escenario apropiado para el compost, el reciclaje y el consumo responsable.

“La sustentabilidad llega a instalarse en la coctelería de la mano de mucha gente que piensa y toma conciencia en el medio ambiente y en el futuro del planeta. Por suerte, cada vez somos más. No es necesario pensar en forma gigante para dar el primer paso, simplemente con un pequeño cambio que uno haga es suficiente”. resalta Tato.

En cuanto a los aspectos a tener en cuenta para crear una coctelería consciente, Giovannoni asegura que son los mismos que debería tener cualquier persona en su casa: separación de residuos, el uso de productos regionales, disminuir la huella de carbono, y algunos detalles como dejar de usar sorbetes, unificar el criterio en los vasos o la reutilización de ciertos productos.

Espacios acogedores y con estilo, así son los Wine bars, una tendencia que pisa fuerte

Fuente: Infobae ~ En Buenos Aires y en el resto del país crece la tendencia de los bares especializados para consumir vino de forma más cercana y variada. El diseño y la arquitectura de estos espacios acompañan la propuesta con un estilo que invita a descontracturar y disfrutar de la bebida nacional

El vino, ícono argentino. Bebida que reúne, reconforta, abriga y enamora. Por ella se nos conoce en el mundo, y en las últimas décadas, sobre todo, por haber crecido en cantidad, calidad y exportación. El Malbec, por ejemplo, es asociado directamente a la Argentina, aún siendo de origen francés.

De la mano del esplendor de esta bebida milenaria, en Buenos Aires y el resto del país crece la tendencia de los wine bars. Bares especializados en vinos donde todo -arquitectura, diseño del espacio, decoración y gastronomía- gira alrededor de poder disfrutar de una copa de vino de una manera más descontracturada a la que, anteriormente, estaba asociado este consumo.

“En Buenos Aires crece esta movida, sobre todo en Palermo Hollywood. De a poco el vino gana terreno en donde las cervecerías empezaban a saturar –dijo Marco Ovejero, uno de los dueños del wine bar Ser y Tiempo-. Al ser un producto de mayor valor de elaboración es difícil competir con la cerveza por precio, pero la modalidad ‘por copa’ hace que sea más accesible para quienes quieran darse el gusto sin tener que limitarse por los costos”. El bar, ubicado en Gorriti y Arévalo es una casa de los 70 refaccionada para local comercial.

Un ventanal principal de 7×4 metros es lo que más llama la atención desde el exterior. “Se aprovechó el ventanal y se agregó una gran cava para que se luciera desde afuera. El diseño interior está inspirado en un estilo industrial que mezcla la frialdad del cemento alisado, lámparas galponeras, el hierro y las paredes desgastadas con la calidez de la madera. Los sillones capitoné, muebles vintage y la luz tenue terminan de definir el estilo”. Ovejero explicó que todas las decisiones arquitectónicas y de diseño tuvieron que ver con crear un espacio acogedor: “El vino está relacionado a momentos íntimos y de diálogo, a tomarse el tiempo para poder disfrutarlo. Por eso, el ambiente tiene que invitar a relajarse, a quedarse lo que sea necesario para desenchufarse de la rutina”.

EL wine room Ser y Tiempo, en Palermo Hollywood, tiene un gran ventanal que deja ver la cava de su interior

EL wine room Ser y Tiempo, en Palermo Hollywood, tiene un gran ventanal que deja ver la cava de su interior

Para romper con el típico diseño de restaurante eligieron mesas altas y otras bajas. La propuesta de autoservicio del vino, también, genera un clima descontracturado. Así, los clientes, cuya franja de edad va de los 25 a 70 años y con una mayoría de mujeres, pueden pasearse por el lugar y elegir, por su propia cuenta, el vino que prefieran en varias medidas.

“Los dispensers, Newine, se manejan a través de una pantalla táctil que permiten tener una experiencia completamente intuitiva, dinámica y lúdica. Al seleccionar un vino, además de iluminarse la botella, en la pantalla se puede visualizar fácilmente sus propiedades básicas de ojos, nariz, boca y el tipo de vino que es”.

En Ser y Tiempo uno puede servirse su propia copa de vino de los dispensers Newine, manejados por una pantalla táctil

En Ser y Tiempo uno puede servirse su propia copa de vino de los dispensers Newine, manejados por una pantalla táctil

En un wine bar uno puede tomar una copa de vino sin necesidad de pedir una botella entera, y la bebida que reconforta el espíritu es la protagonista absoluta. “‘Bar’ viene originalmente de ‘barra’ en inglés y define una modalidad comercial de bebidas servidas en mostrador. Nuestra diferencia es la forma en que ofrecemos el servicio: los dispensers de vino por copa permiten que el cliente elija entre 56 etiquetas y se sirva el mismo la medida deseada. La idea es degustar distintos vinos que tal vez no se atrevería a probar si solo se ofrecieran por botella”, detalló Ovejero. Los vinos en este bar están categorizados por estilos enológicos y geográficos, lo cual permite probar y diferenciar distintos vinos regionales y del mundo. “Nuestro espacio es un lugar para vivir una experiencia de la mano del vino y de la música. La carta es intencionadamente acotada y está pensada para acompañar esta bebida, con una buena variedad de los mejores quesos, tapeos y carnes de exportación”, finalizó.

En Cafayate, región salteña donde la tierra sabe a uva y el viento suena a copla, a 40 metros de la plaza principal en una casa de más de 150 años se encuentra el primer wine bar de la ciudad: Bad Brothers, Wine Experience. Agustín Lanús, ingeniero agrónomo, enólogo, dueño del lugar lo describió: “Somos el primer bar especializado en vino. En Europa es algo que se usa mucho, salir del trabajo e ir a tomar una copa de vino. Acá, estaba más pensado para las cervezas; hoy los wine bars son tendencia. La idea es desmitificar el consumo de vino, hacerlo más fácil de tomar, acercarlo a la gente con una propuesta más relajada. Esta bebida te pasea por los distintos lugares, en Argentina tenemos una cantidad de zonas y variedades espectaculares”.

Para ello, se eligió una típica casa de los Valles Calchaquíes: “El corazón de la casa se mantiene intacto, con paredes de adobe de más de un metro de ancho. Lo que hicimos fue ampliar una serie de galerías y un quincho con las columnas tradicionales y el diseño típico de acá. Hay gente que lo relaciona con un estilo toscano otros, sevillano. Para mí es calchaquí y cafayateño con toques modernos y confortables, como un aire acondicionado de exterior que tira una especie de bruma que refresca el lugar en los días calurosos. La decoración es sencilla y minimalista”.

Bad Brothers es el primer wine bar de Cafayate, provincia de Salta. A metros de la plaza principal se puede consumir el vino por copa en una casa de más de 150 años

Bad Brothers es el primer wine bar de Cafayate, provincia de Salta. A metros de la plaza principal se puede consumir el vino por copa en una casa de más de 150 años

Lanús coincide en que en este tipo de bares todo está premeditado para ensalzar la bebida estrella: “La gastronomía está pensada en función de las distintas propuestas de vinos que hay para maridarlos y resaltarlos. No concibo un wine bar sin una gastronomía acorde a ellos. Creo que todo debe girar alrededor de un ambiente relajado, con buena música. Después del trabajo podés venir a tomar una copa de vino. Así pensamos nuestro wine bar, donde ofrecemos toda la línea de vinos de la bodega Agustín Lanús Wines, y donde tenemos una gastronomía estilo ‘platos bebés’ con productos regionales especialmente pensados para maridar los vinos”.

La gente puede consumir los diferentes vinos e incluso hacer su propio blend: “Tenemos unos tanques chiquititos para hacer tu propio Mataca (Malbec, Tannat, Cabernet). Hacés vos el corte, lo pones en una botella y lo encorchas. Diseñas tu propia etiqueta y te la llevas a tu casa”. Y finalizó: “El vino es cultura, es relajarse, pasarla bien, se trata de gente que le gusta probar distintos platos y sensaciones para el paladar. Un público ávido de nuevas experiencias, que le gusta viajar y conectarse con la gastronomía”.

Pablo Colina, sommelier y socio de VICO Wine Bar, coincidió con que se trata de una tendencia mundial que está instalándose en Argentina, principalmente en las grandes ciudades. “La respuesta del público es contundente, la idea encanta. Insistimos, siempre, en que no se necesita saber de vinos. La idea es que cada uno se sorprenda, que viva su experiencia como se sienta más cómodo, que disfruten del placer del vino sin presiones, de forma descontracturada”. Y explicó que la oferta de estos bares es amplia, con diferentes estilos y propuestas: “En todos se apuesta a dar a conocer el vino y dar la posibilidad de degustarlo por copa. Las zonas de mayor concentración en Buenos Aires son Palermo, Recoleta, Villa Crespo, San Telmo y el centro”.

Con respecto a su público, Colina explicó que en la sucursal de Villa Crespo la gente fue especialmente a ver de qué se trataba y, naturalmente, se acercó más gente del mundo del vino. “Después quisimos abrir el juego a otros perfiles para que fuera más inclusivo. En Palermo vimos una buena oportunidad para seguir creciendo. Recibimos diariamente grupos de amigos, parejas, gente que se junta a tomar una copa luego de su jornada laboral. Quisimos acercarnos al público en un polo gastronómico, con mucha presencia de turismo, también un público más joven y cercano a la movida de las cervecerías”.

El wine bar VICO, apostando a la movida, abrió sus puertas en Villa Crespo y luego desembarcó, también, en Palermo

El wine bar VICO, apostando a la movida, abrió sus puertas en Villa Crespo y luego desembarcó, también, en Palermo

Con respecto al equipamiento e interiorismo, se conectaron los materiales en bruto de la estructura del lugar haciéndolos jugar con materiales nobles y de carácter. “La idea fue crear un espacio de disfrute nocturno. Se utilizó madera teñida y tratada con fuego, metal en crudo, y colores como el azul oscuro para representar la noche y el dorado, la elegancia y calidad. La barra de terrazo negro moldeado tiene agregado de bronce y un frente de corcho lustrado. Y luces puntuales para lograr una escena más dramática”.

Y concluyó sobre el diseño: “En VICO se contrapone dos ideas, la de la brutalidad de los materiales en su estado natural con lo elaborado, pulido. Como si se tratara de una cava, se eligieron materiales en bruto como el ladrillo, la madera quemada y cubierta en aceite, el hierro y distintos tonos de cementos alisado. Todo en un espacio atemporal en donde al ingresar se pierde el sentido del tiempo y se despierta la vista, olfato, y tacto para convertirse, al menos por un momento, en pequeños catadores”.

La ciudad costera de Mar del Plata también se sumó a la movida. Desde allí, Juan Rodríguez, uno de los socios de Cava Federal, habló sobre la tendencia. “La categoría se está desarrollando muy bien. Si bien es una ciudad muy fuerte en la cerveza artesanal, el consumo de vinos por copa viene siendo otra alternativa. Nosotros hablamos de ‘bar de vino’. Lo decimos en castellano para revalidar esta industria nacional tan importante. Y, además, porque la gran mayoría de los productos que ofrecemos son nacionales”.

Mar del Plata, también, tiene su bar de vinos: Cava Federal. El lugar procura congregar gente de todas las edades y para ello tiene espacios para todos los gustos

Mar del Plata, también, tiene su bar de vinos: Cava Federal. El lugar procura congregar gente de todas las edades y para ello tiene espacios para todos los gustos

El lugar, que convoca tanto a jóvenes como adultos, tiene una arquitectura acorde. “Tenemos tres espacios bien definidos. El primer piso es más cómodo: con tu mesa y sillas bajas y un camarero que atiende de manera personal. El patio es la opción desestructurada, donde van principalmente los jóvenes. Cuenta con unas gradas con almohadones que están tomando mucho protagonismo. Los fines de semana, y a partir de los jueves, va mucha gente y es lindo ver como a la 1 am hay gente consumiendo vino. Y la planta interior, al entrar al local, es como una unión entre el primer piso y el patio. Hay mesas altas, banquetas”.

El objetivo fue crear un espacio relajado donde gente de todas las edades pueda disfrutar de un momento agradable y, principalmente, probar opciones de copas de distintas zonas vitivinícolas del país. “Tenemos 7 máquinas Newine, y cada dispenser tiene 8 picos. Por lo tanto, son 56 opciones de vino por copa y otras 140 opciones de vino por botella. Se trata de un lugar de encuentro para disfrutar el vino, de manera más personal, acompañado por una gastronomía acorde”, finalizó.