14 Oct, 2019
 

Abrió el primer “co-cooking”: tiene 8 marcas y 24 en espera

Fuente: La Voz ~ Se trata de un coworking o espacio de trabajo compartido especializado en gastronomía denominado co-cooking. El formato se apoyado en el uso de una plataforma digital propia que integra sistemas de gestión, manejo de grandes volúmenes de datos (big data) e inteligencia artificial.

Así, el espacio –ubicado en Duarte Quirós 77– ofrece a sus ocupantes (blimpers en la jerga del proyecto) la posibilidad de alquilar, por un lapso mínimo de seis meses, una cocina con todo lo necesario para montar un negocio de delivery de comida.

Sobre eso, Blimp les brinda un sistema de gestión de base digital que canaliza los pedidos que recibe y despacha el comercio, procesa y centraliza el uso de las aplicaciones de entrega como Rappi, PedidosYa y Uber Eats (con quienes ya tiene convenio) y permite administrar la facturación y todas las funciones que el comercio debe resolver en paralelo a la tarea de cocinar.

A la vez, el lugar tiene un mostrador central de recepción y entrega de pedidos, y provee la limpieza diaria de las cocinas.

En definitiva, la marca que ingresa como inquilina sólo debe preocuparse de comprar los insumos y cocinar.

“La idea nació porque nosotros mismos queremos entrar hace tiempo al negocio gastronómico, pero topábamos con barreras muy altas: inversión inicial fuerte y ardua gestión de habilitaciones y provisión de insumos, como el gas”, enumeró Franco Loson, socio del proyecto junto a Carlos Sartor, Federico Berruezo y los hermanos Francisco, Matías y Guillermo Quiñonero.

El formato que crearon derribó esas barreras: con alquileres mensuales que están entre 45 mil y 50 mil pesos, más una comisión del cinco por ciento sobre las ventas, una gran cadena o un pequeño emprendedor pueden hacer su negocio.

De hecho, ese abanico de perfiles incluye el lote de ocho marcas que ya ocuparon todas las cocinas del local, abierto al público hace 25 días.

“Con la inversión que requiere abrir un local individual de cero cubrís, aproximadamente, 26 meses de alquiler en Blimp. Y para arrancar es mínimo lo que demanda. Por eso y por lo novedoso y valioso del formato tenemos otros 24 interesados en lista de espera”, agregó Francisco Quiñonero.

Precisó que en el montaje del local invirtieron unos tres millones de pesos y una porción considerable fue al desarrollo del sistema de software propio de Blimp, a cargo de un pequeño equipo de tecnología informática (IT) que conformaron.

A futuro, desde esa plataforma los blimpers podrán monitorear inventario de insumos en tiempo real, disponer y coordinar compras en pool (ya establecieron algunas) y hasta disponer de una bolsa de trabajo para cubrir bajas en las cocinas. “Creemos que es un formato de alto potencial por la posibilidad de hacer economía de escala y bajar costos, y porque la tendencia gastronómica internacional va hacia el delivery”, coincidieron los socios y amigos.

Cadenas y emprendedores

La propuesta co-cooking de Blimp prendió rápido y abrió sin más disponibilidad: ocho marcas ocupan sus siete cocinas individuales. Bodegón del Sur (comida y sándwiches caseros), Fit & Fat (viandas saludables), Oliva (sándwiches y propuestas livianas), Lolo Burguer (hamburguesas gourmet), Pizza Pronta (Pizza y lomitos), Taipa Sushi (comida fusión peruana) y La Tucumana (empanadas) son sus ocupantes.

Detrás de cada uno hay distintos perfiles, pero predomina la figura del emprendedor: aquel que cocinaba y logró aquí abrir su primer local gastronómico con un socio o familiar, o el que consiguió convertirse allí en titular de una franquicia (Mariachi y Pizza Pronto son esos casos). Otros ya tenía comercios de alimentos, pero no lograban abrir una segunda sucursal por los altos costos; como Bodegón del Sur o Lolo Burguer.

En su espacio, cada marca, emplea de dos a cuatro cocineros. El staff se completa con cuatro empleados de Blimp.

A escalar: Plan de crecimiento

Blimp quiere llevar su formato fuera de Argentina.

El plan de negocios incluye la apertura de cinco nuevos espacios en Córdoba, Buenos Aires (2), y las capitales de México y Uruguay. Ya diseñan una ronda de inversión para captar capital de riesgo.

One thought on “Abrió el primer “co-cooking”: tiene 8 marcas y 24 en espera”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *